Política

Cristina se reunió con el presidente chino en el cierre de un foro empresarial

La presidenta destacó la firma de convenios de cooperación y además bromeó por Twitter acerca de la presencia de empresarios de ese país en una actividad económica bilateral. 

Miércoles 04 de Febrero de 2015

La presidenta Cristina Fernández fue recibida hoy por su par chino Xi Jinping en el Gran Palacio del  Pueblo, en Beijing, y ante empresarios locales subrayó que  defenderá el “trabajo argentino” y que el país será “socio” y no “cliente” del gigante asiático.

Al cerrar el Foro Empresarial Argentino-Chino, ante más de cien empresarios argentinos y 400 chinos, en el hotel Shangri-La, la  mandataria les pidió que “se queden muy tranquilos” porque, desde  el Gobierno, se sigue “defendiendo el trabajo argentino” y no va a “resignar” el empleo nacional frente a “desarrollos conjuntos” que  puedan acordarse con la nación asiática.

Además bromeó por Twitter, desde China, acerca de la presencia de empresarios de ese país en una actividad económica bilateral, al  preguntarse si “¿serán todos de 'La Cámpola' y vinieron sólo por el  aloz y el petlóleo?”. El tuit de la jefa de Estado de inmediato provocó que la etiqueta (hashtag) “La Cámpola” se convierta en una de las principales  tendencias del país en la red social a media mañana.

En el siguiente tuit, Fernández aclaró: “Sorry. ¿Sabes qué? Es que es tanto el exceso del ridículo y el absurdo, que sólo se  digiere con humor. Sino son muy, pero muy tóxicos”.

Más tarde, alrededor de las 7 hora argentina (18 de Beijing), Fernández fue recibida por Xi Jinping, según se informó oficialmente. En la oportunidad, le agradeció “su deseo de pronta recuperación“ por su ”tobillo fracturado”, por el que tuvo que desarrollar la actividad en ese país con una bota ortopédica, luego de haber estado en silla de ruedas hasta la semana anterior.

“Cuando me dijeron que tal vez no podría viajar, producto del percance que había tenido, les aseguré que de cualquier manera iba  a venir a China, porque no iba a interponerse una cuestión de  salud a mi deseo de estar aquí junto a ustedes, para reafirmar lo que  jerarquizamos durante su visita a mi país como alianza  estratégica integral”, le dijo a Xi Jinping.

Al respecto, realzó que “en menos de un año nos hemos encontrado en dos oportunidades” en referencia a la visita del mandatario  asiático de julio de 2014, “lo cual revela también la importancia,  como usted me lo recordara en la primera oportunidad que nos  conocimos, del contacto personal de quienes tenemos la altísima  responsabilidad de conducir los destinos de nuestros países”.   Tras el diálogo entre ambos mandatarios, se sumaron las respectivas comitivas para iniciar la reunión de trabajo.

Allí, acompañaron a la presidenta el ministro de Planificación, Julio De Vido; de Economía, Axel Kicillof; de Agricultura,  Carlos Casamiquela; de Turismo, Enrique Meyer, y el canciller Héctor  Timerman; y el secretario de Comunicación Pública, Alfredo  Scoccimarro.

Cristina Fernández, previamente, encabezó la clausura del Foro Empresarial Económico Argentino-Chino, en el hotel Shangri-La, en  Beijing. Allí, aseguró que “solo con intencionalidad o desconocimiento se puede suponer que este Gobierno, que hizo de la reindustrialización una política de Estado, de la generación de empleo y el  consumo otro de los pilares del desarrollo y crecimiento, con la  repatriación de científicos, que creó el Ministerio de Ciencia y  Tecnología, puede resignar estas cosas”.

“Nadie nos está demandando de China que resignemos nuestras fuentes de trabajo”, aseguró la mandataria. “Los empresarios chinos saben que la asociación estratégica pasa, no en convertir a los otros en clientes, sino en socios, a  partir de la complementariedad de nuestras economías”, destacó.

Por ello, indicó que “los cientos de empresarios argentinos no vienen con la idea de resignar sus empresas” y que “venimos ante  la primera economía del mundo, por mercado, por consumo,  habitantes, producción”.

La presidenta instó a superar “la visión que se tenía de la Argentina como país proveedor únicamente de materias primas, y la  visión que teníamos (de China) de país productor de manufacturas,  (ya que) ha dado un salto cualitativo”. Mencionó, por otra parte, que se firmarían “15 convenios” y destacó el que será “en materia de cooperación nuclear, va a  permitir a que la Argentina construya la cuarta y la quinta centrales  nucleares”.

Además, exaltó la figura de Mao Zedong, líder de la revolución comunista china, al señalar a los empresarios que “no hemos tenido, como ustedes, la dirigencia que desde Mao en el ‘49 han pensado  en un crecimiento permanente del país a través de modelo propio  de desarrollo y que hoy se quiere presentar como milagro”.

“No hay milagro; lo que hay es perseverancia de política de crecimiento y desarrollo, sin sugerencias externas, confiando en sus  propias fuerzas, en su empresariado y en las posibilidad de  desarrollar un país con autonomía”, concluyó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario