Política

Cristina se mostró distendida en la previa a su duro discurso

Henn y Fein le entregaron sendos decretos que la declaran Huésped de Honor de la provincia y la ciudad. Se anunciaron créditos, resoluciones, convenios marco y fondos para obras de la ciudad.

Jueves 20 de Junio de 2013

La presidenta arribó al Monumento a la Bandera a las 13.12 y se dirigió a la Sala de las Banderas acompañada por el vicegobernador Jorge Henn y la intendenta rosarina Mónica Fein. Allí firmó el libro de visitas, homenajeó a la enseña nacional y luego fue hasta el palco, donde saludó y posteriormente se largó el Himno interpretado por la Fanfarria Alto Perú y el grupo Choque Urbano.

Henn y Fein le entregaron sendos decretos que la declaran Huésped de Honor de la provincia y la ciudad.

Luego se anunciaron créditos, resoluciones, convenios marco y fondos para obras de la ciudad, entre ellas para la remodelación de la avenida Belgrano con motivo del rally Dakar el año que viene.

Después, el actor Matías Martínez, que personifica a Manuel Belgrano, encabezó la representación de la jura a la enseña nacional con un libreto en el que memoró las circuntanscias en las que el prócer creó la bandera en estas costas hace 201 años.

Antes de hablar, Cristina agitó durante unos momentos la bandera que usó el actor en su alocución.

Y luego del duro discurso, en el que disparó munición gruesa contra la acordada de la Corte Suprema que declaró inconstitucional las reformas al Consejo de la Magistratura, bajó y se metió entre la gente.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario