Política

Cristina reivindicó el modelo, denunció que sufrió corridas bancarias y subas injustificadas de precios

La presidenta pronunció un discurso de dos horas cuarenta y cinco minutos al dejar inaugurado el 132º período de sesiones ordinarias del Congreso. Dedicó párrafos a los empresarios, docentes y jueces.

Sábado 01 de Marzo de 2014

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner centró hoy su discurso sobre el Estado de la Nación en la inauguración de las sesiones del Congreso en el crecimiento sostenido del país desde la llegada del kirchnerismo en 2003, pero denunció que enfrentó ocho ataques especulativos.

“Inauguramos este mensaje ratificando una vez más que la economía ha vuelto a crecer y que completamos el período de crecimiento con inclusión social más virtuoso de nuestros 200 años como nación”, destacó la jefa de Estado en su discurso anual ante la Asamblea Legislativa. En esta oportunidad, Cristina empleó dos horas cuarenta y cinco minutos para hacer un balance de su gestión y reivindicar su programa económico..

Escoltada por el vicepresidente y presidente del Senado Amado Boudou y por el presidente de la Cámara de Diputados Julián Domínguez, la presidenta remarcó por otra parte la caída del desempleo y el reconocimiento de parte del Banco Mundial de la reducción de la pobreza en Argentina.

“Cuando él (Néstor Kirchner) comenzó como presidente (en 2003) yo le decía que tenía más desocupados que votos. Hoy podemos decir que en el último trimestre de 2013 marcó el trimestre 37 de descenso de desocupación batiendo récords y llegando a 6,4 por ciento, el índice más bajo de que tengamos memoria”, subrayó la mandataria.

Fernández de Kirchner alertó sin embargo de los desafíos que tuvo que enfrentar desde que asumió la presidencia en 2007. “Hemos soportado ocho corridas cambiarias por 60.000 millones de dólares”, denunció.

“Esos son los obstáculos que hemos tenido que superar. Esto ha sido muy difícil. La primera corrida cambiaria comenzó conmigo. Recuerdo que él me decía que cuando llegó todo pendía de un hilo”, señaló.

La presidenta destacó en tanto la mejora del indicador de deuda pública neta per cápita, medida según propuso en salarios mínimos, vitales y móviles. “En 1999, cada argentino debía 10,6 salarios mínimos. En 2003, 25,6 salarios. En junio 2013 sólo 1,9 salarios mínimos luego de la reestructuración de deuda externa más exitosa de la que se tenga memoria y por la cual algunos todavía no nos perdonan”, subrayó.

Por otra parte, aseguró que “la cosecha de granos se triplicó con 105 millones de toneladas de granos”, al buscar zanjar el malestar con el sector agropecuario. “Este año la producción de soja va a ser absolutamente récord, creo que va a ser de más de 55 millones de toneladas”, pronosticó Fernández de Kirchner, quien remarcó que “Argentina está produciendo en su sector agroalimentario alimento para 400 millones de personas”.

La jefa de Estado se refirió asimismo al “desarrollo imperfecto del proceso de sustitución de importaciones” y desestimó las críticas por supuestas trabas al comercio. Para ello señaló que, de acuerdo al último informe de la Organización Mundial de Comercio (OMC), entre los países acusados de mayor proteccionismo Argentina figura recién en el cuarto puesto, detrás de Brasil, India y Estados Unidos.

Fernández de Kirchner instó en tanto a los empresarios argentinos a que “valoren el inmenso esfuerzo que se ha hecho en estos años” y no suban los precios internos. “No hay ningún justificativo para aumentos de precios que no se condicen con la realidad y que solamente saquean los bolsillos de los argentinos”, advirtió, en el marco de los esfuerzos del gobierno por frenar la inflación, que en enero alcanzó un 3,7 por ciento.

“En la agenda legislativa vamos a tener que abocarnos este año a sancionar instrumentos que defiendan de una buena vez a los consumidores de los sectores concentrados, monopólicos y oligopólicos”, solicitó.

En tanto, Fernández de Kirchner destacó la inversión realizada en infraestructura que permitió el desarrollo económico. “Con la recuperación de YPF vamos al autoabastecimiento energético de la República Argentina”, subrayó. Este jueves se firmó el acuerdo con Repsol por el que el gobierno argentino le pagará 5.000 millones de dólares en bonos soberanos como indemnización por la expropiación en 2012 del 51 por ciento de las acciones de YPF que estaban en poder del grupo español.

La presidenta destacó en tanto que se “ha superado con creces” el 6 por ciento del PIB que se propuso destinar a inversión educativa, pero lamentó las protestas de los maestros en reclamo de aumento salarial. “No puede ser que cada año sea un parto el inicio de clases”, señaló.

Remarcó por otra parte que Argentina es “el país con mayor cobertura previsional, con 93,8 por ciento de hombres y mujeres que están cobrando una jubilación o pensión”, y la nación que “más gasta en salud pública en la región”. “Tenemos uno de los mejores sistemas de salud de América Latina”, aseguró.

La llegada de la presidenta al Congreso nacional estuvo acompañada por miles de manifestantes con banderas argentinas y partidarias. Una gigantesca bandera con el rostro de Néstor Kirchner cubrió en tanto la fachada del Parlamento en el momento del ingreso de la jefa de Estado.

Por primera vez desde la muerte en 2010 de su esposo y antecesor, Fernández de Kirchner dejó de lado el luto y lució un vestido blanco con transparencias para la inauguración de las sesiones del Congreso.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario