Política

Cristina pidió a los empresarios que inviertan al mismo ritmo que el Estado

Celebración por el Día de la Industria. Insistió con el fortalecimiento del mercado interno y destacó el rol de las políticas públicas para sostener la actividad.

Jueves 03 de Septiembre de 2015

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner reclamó anoche al sector empresario argentino que “siga invirtiendo más” para alcanzar los mismos niveles del Estado, al hablar en el acto que se realizó en Tecnópolis por la celebración del Día de la Industria.
  La Jefa de Estado destacó que desde 2003 el Estado consiguió sustituir importaciones por 71 mil millones de dólares y sostuvo que “eso significa más trabajo para los argentinos y más ingresos”. Pero además, subrayó que la crisis munidal, con caída de precios y demanda, “ “obliga a seguir sustituyendo importaciones pero también exportaciones”, alentando el mercado interno.
  “Vamos a tener que hacer un esfuerzo doble pero es un desafío maravilloso, no es para asustarse”, dijo y aseguró: “Sin industria, no país, no hay Nación y no hay futuro”.
  Ante empresarios, sindicalistas y el gabinete a pleno, Cristina —en una suerte de despedida— hizo una cerrada defensa del modelo económico a través de un repaso de su gestión y de la de Néstor Kirchner, y del respaldo que ambos gobiernos le dieron al sector industrial. “El proyecto político es el que está sosteniendo la economía, porque en momentos de crisis es cuando el Estado tiene que estar más”, dijo y llamó a los presentes a “no volver hacia atrás como el cangrejo, sino a seguir hacia adelante en el camino de la industrialización”.
  Cristina recordó que entre 2003 y 2014 el crecimiento de la inversión social del Estado promedió el 9,1% y señaló que desde 2003 se puso en marcha “el plan de infraestructura más importante del que se tenga memoria” en la Argentina.
  “Lo logrado es la garantía de que este proyecto político va a seguir, que no hay marcha atrás en las cosas que hemos alcanzado, sino que seguiremos para mejorarlas, correjirlas, agrandarlas y darle más a los argentinos a quienes aún les faltan cosas”, arengó la presidenta.
  De ese modo, buscó diferenciarse de las propuestas que avalan una apertura de la economía en forma indiscriminada y se inclinó por reforzar las estrategias de la administración de comercio exterior que llevó adelante su gobierno para enfrentar las diferentes crisis. De todos modos, cuestionó a los críticos y aseguró que el vínculo con el mundo creció.
  Mientras agradeció el acompañamiento por lo hecho a los empresarios argentinos, elevó su copa y brindó por las pymes “verdaderas artífices del verdadero crecimiento de la Argentina”, dijo.
  Cristina dijo que habrá que “sustituir exportaciones con mercado interno” porque “no solamente se ha caído el mundo sino también nuestros socios comerciales”. Lo hizo luego de que horas antes la cúpula de la Unión Industrial Argentina (UIA) le expusiera al ministro de Economía, Axel Kicillof, su preocupación por la compleja situación económica a nivel global y, particularmente, de Brasil, el principal socio comercial en Latinoamérica.
  La presidenta repasó detalladamente la evolución de los datos económicos y variables sociales desde 2003 hasta la actualidad y subrayó que “ésta generación, mí generación, la del Bicentenario desendeudó a todos los argentinos como antes nunca nadie lo había hecho y al mismo tiempo reindustrializamos el país, sin recurrir al mercado de capitales y con palos en la rueda desde afuera y desde adentro”.
  Finalmente, solicitó a la dirigencia industrial el apoyo a la fórmula del  Frente para la Victoria compuesta por Daniel Scioli y Carlos  Zannini por considerar que tienen “el ADN de la industria”.

Vasalli reduce a la mitad la jornada laboral

La fábrica de cosechadoras Vasalli, de Firmat, anunció ayer una reducción a la mitad de las horas de trabajo de sus casi 600 trabajadores a partir del primer día de este mes, a raíz de la fuerte caída en las ventas registrada durante este año. Según informaron desde la empresa, una de las más importantes del rubro, el nuevo régimen significará pasar de una jornada de 8,45 horas a otra de 4. De todos modos los empleados cobrarán el 100% de sus salarios. La decisión fue acordada entre el gremio, la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) y la empresa.   
    De todos modos, las partes aún no llegaron a un acuerdo para saldar las deudas que la firma arrastra con sus empleados desde principios de año, y que incluye tanto el medio aguinaldo como varios retroactivos, e incluso una parte del sueldo del mes de julio.
  Así lo aseguró Oscar Schab, secretario gremial de la Unión Obrera Metalúrgica de Firmat, a la emisora LT3, donde confirmó que la situación en Vasalli es “complicada” ya que los empleados “hace tiempo no perciben haberes debido a una importante caída en las ventas”. “Son unas 600 personas que están trabajando y se les está adeudando el retroactivo de abril, mayo de las paritarias, y el medio aguinaldo que correspondía a junio”.

El oficialismo copó la parada en el encuentro industrial

Con Daniel Scioli en el escenario y dirigentes de la oposición mirando de lejos, los empresarios de la Unión Industrial Argentina (UIA) celebraron ayer el Día de la Industria rodeados de funcionarios y dirigentes kirchneristas, mientras el candidato oficialista a presidente los convocó a encarar una “nueva etapa de la industrialización”.
  El postulante del PRO a la presidencia, Mauricio Macri, no fue parte del encuentro mientras que otro de los competidores, Sergio Massa, se había reunido con los industriales en la noche previa.
  Scioli fue recibido por el jefe saliente de la central fabril, Héctor Méndez, tras arribar con los ministros de Economía, Axel Kicillof, e Industria, Débora Giorgi; el secretario de la Presidencia, Wado de Pedro; el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández; y el presidente del Banco Central, Alejandro Vanoli.
  “Convoco a todos los empresarios de la Argentina a que me acompañen a encarar una nueva etapa en la industrialización de la Argentina; se viene la etapa del desarrollo, sobre la base de todo lo que conseguimos en estos años”, fueron las únicas palabras de Scioli al ingresar.

Los reclamos. Méndez fue el único orador y repasó una lista de reclamos para la próxima gestión. Con tono de despedida, pidió a quien asuma el nuevo gobierno que se ocupe de mejorar la “competitividad sistémica” del país, trabajando sobre aspectos tales como “revisar la estructura impositiva” para orientarla hacia la producción.
  También, mejorar sustancialmente la infraestructura para bajar costos logísticos y asegurar el abastecimiento de energía, con suficiencia y costos competitivos; y apuntalar la exportación de valor agregado con políticas que las sustenten en el tiempo.
  El industrial dijo que hay que “administrar inteligentemente el comercio exterior con previsibilidad y eficacia” e “intensificar el federalismo”.

Perotti, con Scioli

El candidato a senador nacional, Omar Perotti, destacó el proceso de crecimiento industrial de los últimos años y dijo que “con Scioli presidente el país pasará de “la granja a la fábrica del mundo”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS