Cuadernos de las coimas

Cristina pasó la noche con su hija y no volvería a su casa de Recoleta

Desde el entorno de la expresidenta sugieren que después del procedimiento no está garantizada su seguridad.

Viernes 24 de Agosto de 2018

La expresidenta Cristina Fernández de Kirchner saludó con besos y repartió sonrisas al dejar anoche al Instituto Patria, en la zona del Congreso. Pasadas las 20 se dirigió a la casa de su hija Florencia, en Constitución, mientras seguía el allanamiento de más de diez horas en su departamento de Recoleta en el marco de la causa de los cuadernos de las coimas escritos por Oscar Centeno, chofer de Roberto Baratta.


Cristina no durmió las últimas dos noches en su casa e incluso tras el allanamiento dejó trascender que no sabe si regresará a ese departamento, en el que vive cuando está en Buenos Aires. "Estamos muy preocupados por su seguridad", advierten en su entorno.
Sumado al impedimento de que su abogado defensor Carlos Beraldi presencie el procedimiento, desde su entorno entienden que no está garantizado el resguardo de su intimidad y de su privacidad. "¿Cómo sabemos si no le escondieron un micrófono?", se preguntan.
Cristina sale Instituto Patria

Anoche la senadora mantuvo una reunión en la sede del Instituto Patria, con dirigentes de organismos de derechos humanos que fueron a transmitirle su apoyo ante lo que consideran una "persecución judicial". La visitaron Taty Almeyda, de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, y Carlos Pisnoni, de Hijos, entre otros. "Ella está muy tranquila, muy entera", dijo uno de los dirigentes que la vio.
Cristina pasó la noche en la casa de su hija Florencia. Fue a dormir ahí el jueves a la madrugada, después de la sesión del Senado en la que se autorizó el allanamiento de sus domicilios. No quería estar en su casa cuando llegara la policía. Aprovechó, además, para celebrar ayer el cumpleaños de 3 de Helena, su nieta.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario