Política

Cristina llamó a "defender las fuentes de trabajo" y pidió "no boicotear a la Argentina"

La presidenta instó a defender los puestos laborales "inteligentemente, que no significa no hablar o debatir", y agregó: "No me gustan las sociedades de mudos, pero  tampoco las de tontos, que repiten los procesos viciosos”. Cristina cerró su discurso en Tierra del Fuego, en la  reapertura de la planta de la ex Aurora Grundig.

Lunes 14 de Noviembre de 2011

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner pidió hoy desde Tierra del Fuego que “los argentinos no nos boicoteemos”. Fue en el acto de reapertura de la planta de la ex Aurora Grunding, donde basó su discurso en los enfrentamientos del gobierno con algunos gremios, que hicieron eclosión ante el paro de técnicos que obligó a reprogramar vuelos de Aerolíneas Argentina el fin de semana.

La mandataria dirigió su pedido “a todos los argentinos, pero fundamentalmente a los que tienen mayores responsabilidades institucionales, a los empresarios”, y les exigió “que ejerzan esa responsabilidad social que debe tener el empresariado nacional en todos los sectores para asegurar el desarrolo de toda la Argentina”.

“También nuestras clases medias muchas veces fueron conducidas a un país que negaba el empleo, la educación, el  progreso; por eso pido a todos los argentinos que tengamos la responsabilidad de defender lo que hemos logrado”, dijo y afirmó que llamaba “a defenderlo inteligentemente, que no significa no hablar o debatir, no me gustan las sociedades de mudos, pero  tampoco las de tontos que repiten los procesos viciosos”. Cristina cerró su discurso con un llamado “a pelear y a seguir contribuyendo a que la Argentina crezca y  asegurar su futuro”.

Cristina Fernández de Kirchner dirigió también  sus palabras “a la otra gran parte que debe asegurar el bienestar  de los trabajadores, a sus dirigentes sindicales, que deben comprender que no hay mejor manera de defender a los trabajadores que defender las fuentes de trabajo y asegurar más fuentes de  trabajo para los hijos de los trabajadores”.

La presidenta convocó además a “seguir construyendo la  Argentina” y a que no se tomen decisiones “que terminan  perjudicando a los sectores más vulnerables, los que perciben la  Asignación Universal por Hijo y a los propios trabajadores”.

Por otra parte, instó a “identificar en qué parte de los eslabones (productivos) podemos tornarnos buenos y competitivos, para  integrarnos” ya que, advirtió, “las medidas de defensa del trabajo nacional no pueden ser eternas; las excesivas medidas de protección tornan no competitivas a las empresas”.

Por ello, “necesitamos empresarios con responsabilidad social, que se hagan cargo de tener rentabilidad, pero también de que los beneficios deben llegar a toda la sociedad”, e insistió en que seguirá adelante “con una de las políticas más fuertes de este gobierno, que es sostener la demanda agregada”.

“De nada sirve producir productos si no hay argentinos que  tengan pesos en sus bolsillos para comprarlos”, concluyó la  mandataria.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario