Política

Cristina les tomó juramento a los nuevos funcionarios del gabinete

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner tomó ayer juramento a los nuevos miembros del gabinete nacional durante un acto en el que puso también en funciones a los flamantes titulares de la Ansés y Aerolíneas Argentinas.

Jueves 09 de Julio de 2009

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner tomó ayer juramento a los nuevos miembros del gabinete nacional durante un acto en el que puso también en funciones a los flamantes titulares de la Ansés y Aerolíneas Argentinas.

La ceremonia concretó la renovación en la primera línea del gobierno dispuesta a raíz de la derrota electoral en los comicios legislativos. Aunque a cargo de Aerolíneas quedó Mariano Recalde, hijo del diputado y abogado de la CGT Héctor Recalde, llamó la atención que no participara el secretario general de la central obrera, Hugo Moyano, ni ningún miembro del consejo directivo de la central sindical.

Tampoco estuvo presente en el acto el polémico secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, quien aparecía como el funcionario con mayores posibilidades de dejar su cargo cuando las designaciones sorprendieron con otros nombres.

Sin embargo, fue muy notoria la presencia del gobernador socialista de Santa Fe, Hermes Binner, quien ocupó un lugar en el estrado junto a sus colegas de Buenos Aires, Chaco, Entre Ríos, Formosa, Jujuy, La Rioja, Misiones, Río Negro y San Juan.

Por su parte, en sus primeras declaraciones, el flamante jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, declinó precisar si habrá reunión con los gobernadores, pero garantizó "mucha relación".

En tanto, el mandatario de Jujuy, Walter Barrionuevo, tomó distancia de sus colegas provinciales que reclaman un urgente encuentro con el Poder Ejecutivo y advirtió que "no vamos a tener necesidad de pedirle, sino que el mismo la va a generar".

El nuevo ministro de Justicia y Seguridad, Julio Alak, prometió "luchar mucho y trabajar para garantizar seguridad al ciudadano", al tiempo que remarcó su objetivo de "tener diálogo con todos los sectores de la Justicia".

"Vamos a profundizar todas las líneas de acción que viene llevando adelante el gobierno nacional, vamos a seguir con los planes de inversión que ha llevado adelante el ministro (Aníbal) Fernández y en el espíritu de la Constitución nacional y de la ley de seguridad interior", enfatizó.

A su turno, el secretario de Cultura, Jorge Coscia, afirmó que en su gestión habrá "oídos para la diferencia" y defendió la política del gobierno nacional en el área al decir que "no se le puede reprochar haber tenido sectarismo alguno".

Durante la ceremonia, que se realizó en el Salón Blanco con gran cantidad de público pero sin la asistencia de representantes del empresariado ni del sector del trabajo, quedaron formalmente en sus cargos el jefe de Gabinete, y los ministros de Economía, Amado Boudou, y de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos, y el secretario de Cultura.

Como la titularidad de Aerolíneas quedó vacante con la asunción de Alak, el cargo será ocupado Recalde, en tanto que la llegada de Boudou al Palacio de Hacienda determinó que su lugar en la Ansés sea ocupado por Diego Bossio.

Antes de la jura, la presidenta se reunió por separado con Fernández, Boudou y Alak para analizar la nueva etapa de la gestión que se abre con la renovación del equipo gubernamental.

También visitaron a la jefa del Estado el confirmado ministro de Planificación, Julio De Vido, y los secretarios Legal y Técnico y general de la Presidencia, Carlos Zannini y Oscar Parrilli.

Alto perfil. El jefe de bloque de diputados oficialistas, Agustín Rossi, consideró que los nuevos funcionarios conforman "un gabinete con perfiles muy altos" que le darán "un volumen importante a la gestión" del Ejecutivo nacional.

"Es un gabinete de perfiles muy altos, tanto de Amado Boudou como de Aníbal Fernández o Julio Alak, con alta experiencia de gestión y creo que ese perfil contribuirá a darle un volumen importante a la gestión", enfatizó Rossi tras la ceremonia de jura de los nuevos funcionarios.

Respecto de la permanencia de Moreno, Rossi consideró que "es una decisión de la presidenta, y yo apoyo las decisiones de la presidenta".

En tanto, acerca de la comunicación del gobierno nacional, Rossi admitió que "quizás muchas de las cosas que pasaron tendríamos que haberlas explicado mejor", aunque destacó que "tener como jefe de gabinete a alguien (Aníbal Fernández) que desde su lugar fue vocero de las políticas del gobierno, es importante".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS