Política

Cristina: las retenciones siguen pero ahora serán discutidas en el Congreso

"Quiero darle a esta decisión que tomé más sentido democrático, en el día de la fecha voy a enviar un proyecto de ley para que la medida sea tratada en el Parlamento", sostuvo la presidenta. Fernández de Kirchner aseguró que el gobierno "siempre" está dispuesto al diálogo y afirmó que en su gestión no se firmaron decretos de necesidad y urgencia.

Martes 17 de Junio de 2008

Buenos Aires.- "Quiero darle a esta decisión que tomé más sentido democrático, en el día de la fecha voy a enviar un proyecto de ley para que la medida sea tratada en el Parlamento", sostuvo la presidenta. Fernández de Kirchner aseguró que el gobierno "siempre" está dispuesto al diálogo y afirmó que en su gestión no se firmaron decretos de necesidad y urgencia.“Quiero anunciarles hoy que esta medida de las retenciones, que tanto revuelo ha causado a un sector que hace noventa días corta rutas. Quiero darle a esa decisión más contenido democrático y, por eso, en el día de la fecha voy a enviar al Parlamento un proyecto de ley para que sea tratada esta medida, porque no les basta con esta presidenta que hace seis meses logró el 40% de los votos, en uso de sus facultades y por la redistribución y el precio de los alimentos, porque creo que las instituciones se defienden con más instituciones”, dijo Cristina con énfasis aunque dejó en claro que la ley de retenciones móviles sigue vigente.

“Siempre estaremos dispuestos al diálogo”, dijo la primera mandataria. Y tras recordar que muchas medidas ya habían sido revisadas fustigó con que “el diálogo debe partir de que no se corten más rutas y no se entorpezca la vida de los argentinos”.

“Este proceso, este modelo económico que ha logrado reposicionarnos, necesita de todos. Con todo respeto vamos a darle más democracia a la democracia y más instituciones a las instituciones”, sostuvo.

La presidenta también señaló que los golpes de Estado no sólo han tenido de protagonistas a los militares. “Es tal vez encontrar un fantástico chivo expiatorio. Las fuerzas armadas han sido usadas como mascarón de proa para interrumpir procesos democráticos”, sostuvo.

Por eso dijo que el mejor homenaje es que se pueda reconstruir en Argentina un sistema político donde todos puedan sentirse representados. “Si el voto no fue favorable, se debe mejorar la propuesta y esperar la próxima votación”, sostuvo.

Después hizo un poco de historia, habló de peronismo y dijo que a ella le gusta llamarlo así. “Toda la vida he militado en este partido, siempre creí en la justicia social, en la redistribución del ingreso. Siempre fuimos respetuosos de la voluntad popular”.

Con un fuerte contenido democrático, la primera mandataria dijo: “Siempre fueron los jóvenes los que pusieron la sangre en este país. En el 55, en el 76, en Malvinas y también en diciembre del 2001. No sólo mueren por una bala, sino también por la miseria, por la droga, porque no han tenido las oportunidades. Yo soy del 53, nací en un país donde había trabajo, donde muchos tuvieron vacaciones por primera vez, por ellos les pido a todos, pertenezcan a sectores sociales o políticos, que en nombre de esa democracia la respetemos cada día más”.

“Cuando empezamos en política, por los años 70, teníamos una visión light de la democracia. La historia nos enseñó a valorar la democracia, por todas las cosas que nos pasaron y por todas las vidas de argentinos que se perdieron. Ese aprendizaje fue fuerte, empezamos perdiendo. Para aprender a ganar primero hay que saber perder”, señaló Crisitina entre aplausos de los presentes en el Salón Blanco.

Luego llegó el turno de hablar de calidad institucional: “En seis meses no he firmado ni un solo decreto de necesidad y urgencia. Eso lo digo porque a usted ex presidente le dedicaron páginas enteras y hablaban calidad institucional. Yo tengo calidad institucional y como una contribución muy fuerte yo he querido no hacer uso de eso. A algunos lo que les molesta son las políticas públicas y populares. Lo importante es este compromiso que yo asumí en serio de mejorar la calidad institucional de los argentinos. Y los ciudadanos que están en desacuerdo con esas políticas deben armar un partido político, presentarse a elecciones y ganarlas”, señaló la presidenta.

También hizo referencia a un logro de la administración de su marido, “cambiar la Corte Suprema de Justicia, que era una vergüenza para los argentinos”. Desde allí cargó con los mismos argumentos que utilizó poco antes su marido sobre la diferencia en la vasloración de los cortes de ruta según quién los hiciera. Recordó a vendedores ambulantes y travestis, quienes sufrieron hasta un año presos. “Me gustaría que la misma Justicia actúe igaual cuando un estanciero corta una ruta o desabastece o no deja pasar combustible. Quiero vivir en un país donde pueda transitar libremente, que haya un juez que me garantice el derecho que tengo como argentina a transitar libremente”.

“Allí lo veo a Agustín Rossi, diputado de la Nación, siendo agredido en su casa de Rosario. No quiero una democracia corporativa. ¿Cuál es la imagen de los argentinos cuando las decisiones de un gobierno pretenden ser cambiadas por la Sociedad Rural con un cacerolazo y con un bocinazo?”, bramó Cristina.

Por último también invitó al acto de mañana en plaza de Mayo. “Quizá todo podamos reflexionar un poco sobre el país que queremos. Quiero invitar mañana a la plaza de Mayo a compartir, no importa qué partido ni qué sector. No importa de dónde se viene si no hacia dónde se va. Lo importante es tener el hilo conductor de respeto a la democracia y a la voluntad popular”.

Con todo el gabinete de ministros, gobernadores, jefes comunales, el ex presidente Néstor Kirchner y Madres y Abuelas de Plaza de Mayo en el salón, el acto comenzó con palabras de Liliana Bacalja, de la comisión de homenaje a las víctimas del bombardeo del 55.

Antes del acto, en la plaza España se descubrió una placa de homenaje a las víctimas. La presidenta estuvo ac ompañada por el vicepresidente Julio Cobos; el  presidente provisional del Senado, José Pampuro; y el presidente del PJ, Néstor Kirchner. A la ceremonia también asistieron la presidenta de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini; la titular de Abuelas de Plaza de  Mayo, Estela de Carlotto; y el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Eduardo Luis Duhalde, además de familiares de víctimas.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario