Política

Cristina evaluó el resultado electoral y habló de voluntad popular y errores

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner destacó la transparencia de las elecciones legislativas, repasó datos favorables al oficialismo a nivel nacional, dijo que el oficialismo siempre pierde en el segundo turno electoral y apuntó a la gobernabilidad del país. También atribuyó la derrota a la voluntad de la gente y "seguramente a errores que serán analizados".

Lunes 29 de Junio de 2009

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner destacó la transparencia de las elecciones legislativas, repasó datos favorables al oficialismo a nivel nacional, dijo que el oficialismo siempre pierde en el segundo turno electoral y apuntó a la gobernabilidad del país. También atribuyó la derrota a la voluntad de la gente y "seguramente a errores que serán analizados".

En una conferencia de prensa en la Casa Rosada, en la que se pactaron sólo 9 preguntas sorteadas previamente, la presidenta habló el día después del revés kirchnerista en las elecciones legislativas.

"La primera reflexión que quiero compartir es el marco de tranquilidad y transparencia total. Antes del acto había problemas, posibilidades de fraude, lo cierto es que como hace muchos años las elecciones se dieron en un marco de transparencia absoluta. Repartiendo documentos hasta las 18. A las 21, como lo prescribe la ley, el colegio electoral comenzó a dar los primeros datos", dijo Cristina.

Luego de hacer hincapié en la provincia de Buenos Aires, donde "el oficialismo perdió por dos puntos y allí el ex presidente y el gobernador reconocieron la derrota", la presidenta repasó con números a nivel nacional y minimizó el traspié del oficialismo..
"Los votos oficialistas en cada una de las 14 provincias frepresentan el 31,03% del total de votos emitidos. Si separarámos a los aliados, estaríamos 29,56% en toda la Argentina. La segunda fuerza sería la Coalición Cívica (UCR, cobismo, Binner, socialismo), con el 29 %. El Pro sacó el 18,50%, lo que sería el peronismo disidente, el de Santa Fe, un 6,9 %, en tanto la fuerza de Sabatella logró 2,17%", sostuvo la primera mandataria.

Y agregó: "Me pareció importante el escrutinio para saber cómo había votado todo el país. De la lectura todo parece indicar que habría una suerte de tripartidismo, como en cualquier modelo europeo. En Capital hay que reconocer la excelente elección que hizo Pino Solanas. Es importante como surgimiento en la Capital cuando hace tiempo parecería haberse marcado un giro hacia la derecha del electorado. La jefatura del gobierno porteño antes obtuvo el 60% y ahora poco más del 30%. La segunda fuerza (Pino) logró el 24% cómodamente", remarcó.

Luego llegó el turno de hablar de la segunda elección legislativa del kirchnerismo, y allí sostuvo que en "los procesospolíticos que aparecieron en los últimos 25 años, en realidad siempre en el segundo turno electoral, en legislativas, se producía una derrota del gobierno. El alfosinismo perdió 41% a 37%. En los 90 el peronismo perdió 36,60 contra 36,33 en todo el país. Esto es interesante reflejarlo y no intenta ignorar la derrota en Buenos Aires", señaló.

Luego de felicitar a todos los vencedores en todo el país, Cristina usó el golpe de Estado en Honduras para reafirmar la democracia y otra vez ocuparse de los medios de prensa.
Por último se refirió a la composición del Congreso, "que tiene que ver con la gobernabilidad del país". La presidenta repasó: "En el Senado de los 37 senadores que teníamos ahora son 35 y 4 posibles aliados. En Diputados, nunca tuvimos mayoría, teniamos 115 propios y 22 aliados, ahora tenemos107 con 27 posibles aliados. Lo importante es que esto exigirá para todos acuerdos, consensos, para lograr gobernabilidad, Como en todo en Parlamento se deberá negociar. El gobierno que me toca presidir debe haber sido uno de los que más ha discutido proyectos en el Parlamento", sostuvo.

Tras la primera pregunta de uno de los periodistas presentes, sobre si el resultado lo tomaba como un rechazo a su gestión o a la figura del ex presidente, la presidenta señaló: "Es cierto yo llegué con el 46 y ahora el porcentaje es menor,  pero esto se lo podría preguntar a otro candidato. El jefe porteño sacó el 60% y ahora su candidata sacó casi la mitad. A esto no lo leí en ningún medio. Llevamos 6 años de gestión y es lógico el desgaste. Lo atribuyo a la voluntad popular y seguramente a errores que serán analizados", dijo.

La presidenta desestimó que se produzcan nuevos cambios en el gabinete nacional a partir de la derrota en los comicios de ayer, excepto la salida de la ministra de Salud, Graciela Ocaña.

“No veo que por el resultado de las elecciones deba hacer algún cambio de gabinete”, afirmó la presidenta, durante la conferencia de prensa que ofreció en la Casa Rosada.
En este sentido, aclaró no creer que “ni actitud ni política de ministro” alguno “haya sido causante de que hayamos perdido en la provincia de Buenos Aires”.

Sobre Santa Cruz, atribuyó la derrota a la "ausencia nuestra en el territorio", aunque remarcó que en "Calafate ganamos con el 60%".

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario