Política

Cristina dijo que "los saqueos se hicieron para desestabilizar"

La presidenta afirmó que se trató de una "copia decadente" del 2001. Además, cuestionó a los gobernadores que pidieron apoyo de Gendarmería Nacional.

Viernes 28 de Diciembre de 2012

La presidenta Cristina Kirchner denunció que los saqueos que se registraron en varios puntos del país fueron "provocados" para "desestabilizar" a su gobierno y le apuntó a sectores "políticos y sindicales".

"Lo que se intentó hacer es una versión decadente, una mala copia de lo que sucedió en otros momentos históricos del país. Este es un manual de instrucciones: saqueo, violencia y desestabilización del gobierno que tiene su historia", apuntó la mandataria.

En este sentido, Cristina Kirchner denunció que "hay sectores que al no poder conciliar con los votos recurren a esto" y aseguró que "se quiso parodiar lo que había sido el 19 y 20 de diciembre cuando el país realmente se incendiaba".

"Se intentó hacer lo mismo en este escenario político que no tiene absolutamente nada que ver. Pero supongamos que no hubiéramos creado puestos de trabajo, que no tengamos AUH, si no tuviéramos las netbooks... ¿Ustedes vieron en algún otro lugar del mundo esto? No. La gente protesta porque es legítima (la protesta) , pero los saqueos y la articulación de sectores políticos y sindicales con sectores de marginalidad no tiene nada que ver con la política ni con el peronismo", apuntó.

Y les pidió "a quienes no están de acuerdo" con su gobierno que lo hagan "en paz, sin violar los derechos de los ciudadanos, sin robarle a los comerciantes, que formen un partido político y que vayan a elecciones" pero que "no utilicen la marginalidad".

Finalmente, la mandataria cuestionó a gobernadores e intendentes que "tanto se preocupan por 2015 pero no se preocupan por lo que esta pasando en 2012" y advirtió que "eso de llevar a la Gendarmería de uno a otro lado al otro cuando cada provincia tiene su policía es algo que tiene que empezar a cambiar". Ese tópico pareció una respuesta directa al gobernador santafesino, Antonio Bonfatti, quien públicamente reclamó que "al menos manden 100 gendarmes a la ciudad de Rosario". También la intendenta Mónica Fein solicitó el envío de efectivos para calmar la situación.

El acto de la mandataria, el primero tras el receso de Navidad y los saqueos de la semana pasada, debió interrumpirse por algunos segundos luego de que uno de los invitados sufriera una "lipotimia", por lo que debió ser atendido por médicos de la Casa Rosada.

También volvió a cuestionar a la Justicia, al destacar los "magníficos sueldos que cobran" los magistrados, a quienes pidió "que se encarguen de defender a los ciudadanos de aquellos que roban y saquean. Lo único que les pido es que se encarguen de defender a los ciudadanos de la República Argentina de aquellos que roban y saquean. No les pido nada sobre las corporaciones porque sería milagroso. No pido milagros, pido simplemente que cumplan con el mínimo rol de igualdad ante la ley", apuntó la mandataria en un acto en la Casa Rosada.

En este marco, destacó "los magníficos sueldos que tienen los jueces de este país", los que —subrayó— "tampoco pagan ganancias" y "se dan aumentos a sí mismos. Lo único que le pido a la Justicia que por favor intervenga y condene a las personas que han atentado contra el patrimonio. Es muy injusto que las personas que delinquen no tengan el concebido castigo, por eso siguen pasando las cosas"..

Se trató de la primera aparición pública de Cristina tras los gravísimos episodios de violencia y saqueos.

Un abanico de duras críticas

"Tal vez pensaron que iban a ganar las elecciones.  Yo les pido que si salen a la calle lo hagan en paz, sin violar derechos y robar. En todo caso que formen un partido político, pero no  utilicen la marginalidad", reclamó Cristina Fernández de Kirchner, quien sin embargo, se ocupó de no hacer alusiones personales. Cominó críticas a gobernadores, intendentes y jueces, al tiempo que hizo una defensa de su gestión.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario