Política

Cristina cuestionó la designación de candidatos a la Corte Suprema

Reacomodamientos en el PJ. La ex presidenta mantuvo una reunión con una parte de los integrantes del bloque de senadores del Frente para la Victoria(FPV).

Viernes 22 de Abril de 2016

Como desde hace ocho días, con la multitud reunida en la mañana lluviosa en Comodoro Py frente a los Tribunales Federales, Cristina Kirchner sigue irrumpiendo en la política nacional luego cuatro meses de silencio. Ayer se metió de lleno con el bloque de senadores del FpV, un cuerpo clave por su presencia mayoritaria en la Cámara alta, a la vez que atravesado por un conflicto político interno que lo llevó a una posición divida en la definitoria votación por el acuerdo con los fondos buitre.

De los 39 integrantes del bloque, 22 concurrieron al Instituto Patria, el nuevo centro operativo que la ex presidente puso a funcionar en Buenos Aires. Hubo entre tres y cinco miembros de la bancada, insospechados de anticristinistas, que se excusaron por razones personales presuntamente atendibles. Del resto, entre 12 y 14, podría leerse sus ausencias por motivaciones políticas.

La ponderación numérica, en este caso, hace a la dimensión política del encuentro: en la reciente votación por el acuerdo con los holdouts sólo 16 miembros del bloque votaron contra el acuerdo, la posición de CFK (quien anoche regresaba al sur). "Ella nunca salió a militar antes de la sesión. Nunca llamó a ningún senador ni diputado para que tome determinada actitud", recapituló, sin embargo, ante La Capital el misionero Juan Manuel Irrazábal.

La ausencia más notoria fue la del jefe del bloque, Miguel Pichetto. Tampoco concurrió el santafesino Omar Perotti (de viaje fuera del país). Sí estuvo presente María de los Angeles Sacnun, quien lleva la expresión kirchnerista provincial en el Senado.

En una mesa rectangular, amplia, la ex presidenta habló de la necesidad de la unidad, de su sentido y contenido político y de su alcance. "No sirve si no se complementa con los bloques legislativos, si no da respuesta al pueblo que padece las políticas del actual gobierno", definió.

Cristina habló de su preocupación por los despidos que se están produciendo en el país y le asignó al Senado el rol de "último dique de contención contra esas políticas". Aunque subrayó que son los propios legisladores los que tienen en sus manos las decisiones.

En el Instituto Patria también se habló de un tema sensible que está al caer en el Senado, la votación por los pliegos de los dos candidatos que propuso el Ejecutivo para ocupar vacantes en la Corte Suprema. Cristina, como novedad, propuso directamente promover la ampliación del cuerpo a nueve miembros. Divididos por salas temáticas, una iniciativa similar a la que viene proponiendo el ex juez Eugenio Zaffaroni.

Luego les bajó el pulgar a los candidatos propuestos por el gobierno, Horacio Rosatti y de Carlos Rosenkrantz, "porque traen la ilegitimidad de origen por haber aceptado, en un principio, sus nominaciones a través de un DNU", situación que luego fue modificada.

"Como bloque es un tema que tendremos que discutir," comentó la senadora mendocina Anabel Fernández Sagasti. Sin el aval total de la bancada, hace algunas semanas Perotti acompañó con su firma el dictamen oficialista que habilitó el tratamiento en el recinto de los pliegos de los candidatos a la Corte.

Ayer quedó el interrogante flotando: si unos 25 senadores del FpV (entre presentes y ausentes justificados) tomaran la posición que dejó ver la ex presidenta, Cambiemos no estaría consiguiendo los dos tercios necesarios para aprobar los pliegos.

En el ida y vuelta surgió también el tema inevitable que aflige todavía al FpV: "¿Por qué perdimos las elecciones?, le preguntaron algunos senadores a la presidenta.

"Debimos profundizar nuestro discurso en la primera vuelta, repetir con más énfasis los logros de los doce años. En la segunda vuelta, cuando jugamos más fuerte y muchos militantes salieron a militar, quedamos muy cerca del triunfo", evaluó Cristina. En tanto, Pichetto, quien ayer decidió no poner el cuerpo, ¿acertó? ¿O permitió que le caminaran el bloque? El tiempo dirá.

El impacto de la reaparición en el PJ

El gobernador de La Pampa, Carlos Verna, consideró ayer que la ex presidenta Cristina Fernández "tiene representación política" pero le negó participación en la interna del PJ nacional al señalar que los kirchneristas "están afuera".

"La vuelta de Cristina no modifica en nada el acuerdo en el partido porque el kirchnerismo, de hecho, no tenía representantes. Pero, en el impacto político, es una dirigente importante", finalizó.

A su vez, el diputado nacional del Frente Renovador (FR) Facundo Moyano advirtió que la reaparición de Cristina "es totalmente perjudicial" y "no le sirve para nada al peronismo" sino a ella para "negociar su inmunidad" frente a la Justicia.

"A Cristina le sirve para, de alguna manera, negociar su inmunidad pero al peronismo lo fragmenta, lo divide, porque tiene un liderazgo muy acotado hacia un sector del PJ", indicó el legislador massista.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario