Política

Cristina cree que Nisman no se suicidó y fue usado en un complot

Planteó que la denuncia del fiscal era endeble y que el verdadero impacto pretendía lograrse con su muerte. 

Viernes 23 de Enero de 2015

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner dijo ayer estar "convencida" de que la muerte de Alberto Nisman "no fue suicidio", al plantear una serie de interrogantes sobre su deceso, y afirmó que la denuncia que presentó contra su persona el fallecido fiscal "se derrumba y constituye un verdadero escándalo político y jurídico".

En una carta que lleva el título "Amia y la denuncia del fiscal Nisman" publicada en Facebook, la mandataria sostuvo que "el suicidio (que estoy convencida) no fue suicidio".

A medida que corren las horas y se conoció públicamente la denuncia presentada por el fiscal y se conocen nuevos elementos de su violenta muerte, Cristina señaló que "la denuncia del fiscal Nisman nunca fue en sí misma la verdadera operación contra el gobierno" ya que "se derrumbaba a poco de andar", y aventuró que "Nisman no lo sabía y probablemente no lo supo nunca".

La "verdadera" maniobra —según la presidenta— "contra el gobierno era la muerte del fiscal después de acusar a la presidenta, a su canciller y al secretario general de La Cámpora de ser encubridores de los iraníes acusados por el atentado terrorista de la Amia".

En esa línea, planteó "nuevos interrogantes" y aludió a su carta abierta del 19 de enero, cuando aún no se conocía el texto completo de la denuncia, donde había escrito: "¿Suicidio?".

"¿Por qué se iba a suicidar alguien que en su chat explica que la tenía pensada (presentar la denuncia) hace tiempo pero que la había tenido que adelantar? ¿Tal vez lo hicieron venir por lo ocurrido en Francia? ¿O estaba pensada para la campaña presidencial? ¿O tal vez se adelantó por los cambios efectuados en la Secretaría de Inteligencia?", pregunta en la extensa carta de ayer.

"¿Por qué se iba a suicidar alguien que el sábado a las 18.27 le envió una foto a (Waldo) Wolff, miembro de la Daia, de una imagen de su escritorio donde se ven papeles y resaltadores y le aseguraba que se estaba preparando para la reunión del lunes en Diputados?", continúa.

También cuestionó que Nisman haya pedido un arma prestada a su colaborador Daniel Lagomarsino cuando "tiene registradas dos armas a su nombre en el Renar", y sugirió que se le otorgue "mucha protección" al asesor informático, a la vez que criticó "el ingreso al lugar donde estaba el cuerpo de Nisman a un médico privado de una obra social antes de dar cuenta al juez".

En otro párrafo se refirió a la jueza interviniente, Fabiana Emma Palmaghini, cuyas publicaciones de vieja data en las redes sociales —dijo— "son de neto corte opositor hacia el gobierno y hasta ofensivas hacia la figura presidencial", y subrayó que "lo que más me inquieta es que es la misma jueza que trató la causa del «suicidio» de Lourdes Di Natale, ex secretaria de Emir Yoma, a quien denunció por pago de coimas y fue una figura clave en la venta ilegal de armas. La causa se cerró y Lourdes sigue «suicidada»", advirtió.

Volviendo a Nisman, Cristina afirmó: "Hoy no tengo pruebas pero tampoco tengo dudas. Había que traerlo urgente al país para aprovechar el estrépito internacional provocado por los actos terroristas ocurridos en Francia", aseguró Cristina, quien agregó que "el estrépito de la denuncia, sumado al marco internacional por lo sucedido en Francia, que aún sin pruebas ni sustento, plagada de información «plantada» quedaba sepultada por la muerte del fiscal. Eso sí, bajo la forma de aparente suicidio".

En la carta, la jefa del Estado reiteró su postura al señalar que "al fiscal Nisman no lo hacen volver sólo para denunciar algo que sabían no tenía sustento y que no podía perdurar. Lo usaron vivo y después lo necesitaban muerto. Así de triste y terrible".

Para la fiscal Fein sigue siendo “muerte dudosa”

La fiscal Viviana Fein reiteró ayer que la carátula de la causa sobre el fallecimiento del fiscal Alberto Nisman sigue siendo “muerte dudosa”, luego de los dichos de la presidenta Cristina Kirchner, que se inclinó por la teoría del asesinato.
  La funcionaria afirmó que la jefa el Estado “es libre de pensar” que no fue un suicidio, pero remarcó que ella se ajustará a los resultados de la investigación que lidera junto a la jueza Fabiana Palmaghini.
  En cuanto a la carta donde la mandataria dice estar “convencida” de que Nisman no se suicidó, la fiscal sostuvo: “Ella es libre de pensar como cualquier ciudadano. Puede pensar que fue un suicidio, puede variar su postura, pensar que puede haber sido una inducción o un homicidio”.
  “Yo me atengo a mi investigación, a lo que voy a lograr y descubrir junto a la juez que me acompaña”, sostuvo la fiscal. “Muerte dudosa”, insistió escuetamente Fein en una improvisada rueda de prensa.
  La fiscal dijo, además, que no iba a “hacer pública” la situación de Diego Lagomarsino, el colaborador de Nisman que le prestó la pistola calibre 22 con la que el domingo supuestamente se pegó un balazo en la sien. Fein también afirmó que no iba a “llamar a declarar” al histórico agente de Inteligencia Antonio Stiuso, alias Jaime, quien a mediados de diciembre fue echado del cargo de jefe de Contrainteligencia.

Daia: “Las dudas se agrandan”

El titular de la Daia, Julio Schlosser, se manifestó ayer “sorprendido” por la nueva carta de la presidenta Cristina Fernández en la que dijo estar “convencida” de que el fiscal Alberto Nisman no se suicidó. El dirigente comunitario advirtió que “con estas declaraciones las dudas se agrandan más”.
  “A cualquiera de los más aventurados o los más agoreros (no) se le hubiera ocurrido hablar de que la presidenta nos dijera que no fue suicidio; tal vez tenga una información que nosotros no tenemos”, deslizó en declaraciones radiales.
  El dirigente alertó que “estamos cansados de no tener respuesta, lo que nosotros queremos es la verdad y la verdad parece más lejos, las dudas se van agrandando. Con estas declaraciones las dudas se agrandan más”.
  Schlosser, quien el miércoles encabezó un acto con representantes de la comunidad judía para pedir el esclarecimiento de la muerte de Nisman y del atentado a la mutual judía, se mostró “sorprendido” por la nueva carta en la que la mandataria afirmó que “la verdadera operación contra el gobierno” fue la desaparición del fiscal “bajo la aparente forma de suicidio”.
  “Lo que más me preocupa es la muerte de un fiscal de la Nación y eso debería preocuparnos a todos los argentinos”, sentenció.
  El titular de la Daia no ocultó su desazón: “Me asusta que cuando salga al exterior me pregunten por qué mataron a un fiscal y por qué no sabíamos la verdad. Y esto no es bueno para la República ni para ninguno de nosotros”, aseveró.
  Para Schlosser, “si no sabemos la verdad” sobre los responsables del ataque a la Amia y la desaparición de Nisman, quien había denunciado a la presidenta por encubrimiento a Irán en el atentado terrorista, “estamos en un grave problema”.
  “Ojalá sepamos lo que pasó; como pueblo, republicanos y demócratas necesitamos que se sepa la verdad”, finalizó.
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS