Política

Cristina advirtió que buscan "avanzar sobre las conquistas" de su gobierno

La presidenta habló por segundo día consecutivo desde El Calafate. Evitó referirse a la imputación de Pollicita y dijo que en la Patagonia aprendió "a aguantar todo lo que tengo que aguantar".

Lunes 16 de Febrero de 2015

La presidenta Cristina Fernández volvió ayer a hablar en público, esta vez por cadena nacional, para subrayar que hay sectores que quieren "avanzar sobre las conquistas" de sus gobiernos, recordar a su esposo, el fallecido ex presidente Néstor Kirchner, y asegurar que aprendió a "aguantar todo lo que tengo que aguantar acá en la Patagonia".

En su segundo discurso en días corridos la mandataria no se refirió a la imputación que le hizo el fiscal Gerardo Pollicita en el marco de la denuncia que había presentado el fallecido fiscal Alberto Nisman por un supuesto encubrimiento en la causa Amia.

La jefa de Estado, que inauguró el remodelado hospital de El Calafate y anunció que en cinco años deberán habilitarse en la provincia las represas Néstor Kirchner y Jorge Cepernic, sostuvo que "lo importante es dar respuesta a cada uno de los problemas concretos que tiene nuestra sociedad y nuestra gente, que eso es lo que nos están demandado".

"La vivienda, la salud, las necesidades del ser humano, de estas cosas nos tenemos que hacer responsables los políticos, más allá de las ideas, de las orientaciones, de las posiciones", destacó luego.

En ese sentido, dijo que estaba "cumpliendo muchos sueños" al manifestar que firmó el acta formal para la construcción de las represas Néstor Kirchner y Jorge Cepernic. "Hoy empieza a marcarse el reloj, el segundero, el minutero, de los cinco años que tiene que llevar la construcción y puesta en marcha de las represas", expresó.

En otro tramo de su discurso, manifestó que "cuando se asombraban de todo lo que aguanto, lo que tengo que aguantar, les digo que aprendí acá en la Patagonia".

"Para venir a vivir acá hay que estar duro y preparado. Por eso, cuando se asombraban y aún se siguen asombrando de lo que hizo ese hombre desgarbado y flaco, y aún se siguen asombrando de cómo aguanto todo lo que tengo que aguantar, les digo que aprendí acá, en la Patagonia, con el viento, el frío, la nieve, el olvido", aseveró.

Sobre el final de su alocución, Cristina exhibió un pedazo de vela y dijo que le regaló el sacerdote Carlos Alvarez, "mi querido padre Lito, esta vela que estuvo encendida no sé por quién el día que él (Kirchner) partió para acompañarnos siempre".

Con el trozo de vela en la mano y de pie, expresó: "Nosotros somos más importantes que los reflectores, somos más importantes que las cámaras, que lo que pueda decir un diario". "Estas velas van a estar siempre encendidas en el corazón del pueblo y siempre va a haber un argentino, siempre habrá un patriota que cuando quieran avanzar sobre nuestras conquistas, sobre nuestros derechos, vuelva a encender la vela para que nunca más se apague la llama de la patria", concluyó.

Además de inaugurar un hospital de alta tecnología, la presidenta anunció la construcción de 100 viviendas y la remodelación de un tramo de la costanera, además de la firma de convenio para iniciar las mencionadas represas. Previamente a la cadena nacional mantuvo una conversación por videoconferencia con el gobernador de Misiones, Maurice Closs, con quien inauguraron las ampliaciones de un hospital en Puerto Iguazú.

Lágrimas. La presidenta recordó entre lágrimas a Kirchner, quien dijo "predicó con su gestión, no con sus discursos", y destacó que cuando asumió como Presidente, el 25 de mayo de 2003, dejó a Santa Cruz con "una red de hospitales públicos que eran un símbolo y por arriba de las prestaciones del sector privado".

Cristina estuvo acompañada por el gobernador de Santa Cruz, Carlos Peralta y el intendente de El Calafate, Héctor Belloni, además de funcionarios nacionales.

Anteayer había inaugurado un importante anfiteatro en la localidad turística, ocasión en que brindó un discurso en el que tampoco se refirió a la acusación en su contra en la causa Amia.

Néstor Iván

La presidenta presentó ayer en público a su nieto Néstor Iván, hijo de Máximo, en la previa de un acto por la inauguración del hospital. El niño de un año y medio se robó la atención de las cámaras de televisión y los flashes de los fotógrafos al quedar en medio de la prensa y ser alentado por su abuela para que saludara a la gente.

De Vido resaltó la fortaleza de la presidenta

El ministro de Planificación Federal, Julio de Vido, afirmó ayer en El Calafate que la presidenta "nunca estuvo tan fuerte como ahora", y avisó que los funcionarios del gobierno nacional "estamos todos trabajando en equipo y respaldándola como corresponde, pero siempre de la misma manera, demostrando su fortaleza".

En declaraciones a la prensa luego de que la jefa del Estado inaugurase un hospital de alta complejidad en la villa turística, El Calafate, entre otros emprendimientos, De Vido evaluó que lo que está sucediendo en los últimos días (en referencia a la imputación fiscal a la presidenta) es que hay en gestación un "golpe institucional generado por un sector minoritario del Poder Judicial y sumado a representantes de sectores de la política".

De Vido analizó que esos sectores buscan la "desestabilización" del país y contrapuso que "la mejor estabilidad es la fortaleza de la presidenta, y más que la fortaleza de la presidenta, su capacidad y su control sobre la gestión para poder lograr las metas y las conquistas que el pueblo argentino ya ha recibido durante estos doce años, más cuatro años más que tenemos en carpeta".

"Creemos evidentemente —reflexionó De Vido— que esta etapa es importante, pero no tengan duda de que nuestra presidenta tiene todo como para llevarlo adelante".

Sobre los sectores críticos del gobierno, insistió en que "lo que buscan es debilitar los valores republicanos" y puntualizó que la conducción de la embestida contra el Ejecutivo la llevan adelante "parte de grupos concentrados minoritarios".

A su vez, reafirmó que "fundamentalmente a lo que atacan es a los valores de la República teniendo en cuenta la clara división de los poderes".

"Esto tiene que ver fundamentalmente con una gran cantidad de medidas que la presidenta ha tomado, los acuerdos y los países con los que la Argentina tiene relaciones; el acuerdo con China, el trabajo que se ha hecho con Rusia", explicó el ministro.

"Pretenden —agregó De Vido— que Argentina mantenga sus aliados tradicionales, las viejas relaciones carnales de los 90, y nosotros estamos dispuestos a hacer de la Argentina un país soberano, un país en el que los proyectos sean las necesidades de la gente".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS