Política

Confirman prisión para un espía en el caso D'Alessio

La Sala II de la Cámara de Casación Penal confirmó ayer la prisión preventiva del ex agente de inteligencia Hugo Rolo Barreiro. La resolución por unanimidad es tomada como un respaldo al juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, quien ordenó la prisión preventiva, en el marco de la causa donde investiga una presunta red de espionaje y extorsión.

Jueves 27 de Junio de 2019

La Sala II de la Cámara de Casación Penal confirmó ayer la prisión preventiva del ex agente de inteligencia Hugo Rolo Barreiro. La resolución por unanimidad es tomada como un respaldo al juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, quien ordenó la prisión preventiva, en el marco de la causa donde investiga una presunta red de espionaje y extorsión.

Los integrantes de la Casación sostuvieron que Barreiro está imputado por integrar una organización de espionaje e inteligencia, lo que significa que tiene conocimientos y habilidades para obstaculizar la investigación. Pero, en sus fundamentos, el camarista Alejandro Slokar profundizó aún más el significado del expediente al señalar que se indaga en hechos que afectan y afectaron el orden democrático, publicó Página 12.

La Sala II de Casación tiene pendiente dos resoluciones de importancia sobre la competencia de Ramos Padilla en la causa y la rebeldía del fiscal Carlos Stornelli, por lo que esta resolución fue seguida de cerca en el juzgado de Dolores.

La resolución llegó en un momento en que la Sala II y en especial el juez Slokar están bajo fuego justamente por el expediente de Dolores. En los últimos días hubo una ofensiva desatada por Elisa Carrió, el propio D'Alessio y Stornelli para alejar a Slokar —lo recusaron— y así conseguir los votos en Casación para quitarle el expediente a Ramos Padilla.

En ese clima, tiene su significado que Slokar, Angela Ledesma y Guillermo Jacobucci hayan votado en conjunto, con fundamentos muy parecidos, la confirmación de lo resuelto por Ramos Padilla.

Barreiro estuvo en la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) hasta 2016. Uno de sus últimos trabajos fue colaborar con el fiscal Juan Bidone en la búsqueda de Ibar Pérez Corradi, prófugo por el tráfico de efedrina y por el triple crimen de General Rodríguez. Cuando (supuestamente) dejó la AFI empezó a realizar trabajos de seguridad con D'Alessio y en ese marco fue quien llevo al falso abogado hasta la fiscalía de Bidone, donde lo presentó como un agente importante de la DEA.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario