Política

Con escaso apoyo, los vecinalistas siguen protestando en Entre Ríos

Hoy al mediodía se retiran de la vera de las rutas. Críticas al gobierno y a la Gendarmería La Casa Rosada insistió en que los cortes se deben terminar. Asamblea hacia el futuro

Domingo 18 de Enero de 2009

El gobierno reiteró su rechazo a los cortes de ruta en Entre Ríos porque "no contribuyen en nada al objetivo" de los asambleístas de la provincia, que se mantienen firmes en su postura y ya anunciaron que extenderán su protesta en la ciudad de Colón.

El ministro del Interior, Florencio Randazzo, insistió en que desde el oficialismo "creemos que argentinos y uruguayos tenemos que avanzar, para transitar libremente esos puentes",en referencia a los pasos Gualeguaychú-Fray Bentos, Colón-Paysandú y Concordia-Salto, que unen ambos países.

Los ambientalistas entrerrianos llevaron sus reclamos el viernes a la ruta 135, pero no impidieron el paso hacia el Uruguay ante la presencia de unos 200 efectivos de Gendarmería que reforzaron la seguridad en la zona. No obstante, se mantendrán a la vera de la ruta hasta hoy al mediodía, y anoche noche realizaron una nueva asamblea para decidir los próximos pasos de la protesta.

Los ambientalistas también analizaron durante esta semana la posibilidad de llevar los bloqueos fronterizos a la ciudad de Concordia, pero no hubo consenso debido a la fuerte oposición que expresaron los comerciantes y se decidió hacer solamente una volanteada para concientizar sobre el asunto.

Así lo confirmó el asambleísta de Gualeguaychú Jorge Fritzler, que destacó que "cumplimos con varios objetivos que nos habíamos propuesto" y aclaró que "nosotros no estamos encapsulados como decía el gobernador (Sergio) Urribarri".

"La gente tiene que estar tranquila, esto es una manifestación totalmente pacífica y además el animo de Gendarmería no es de reprimir", agregó Fritzler, en relación a la presencia de seguridad en la zona para impedir los bloqueos fronterizos. El oficialismo, a través de referentes como Urribarri, Scioli y el propio ex presidente Néstor Kirchner, comenzó a ejercer presión sobre los asambleístas para que depongan su actitud, que ya generó un conflicto diplomático con el Uruguay.

Randazzo se sumó ayer a la ofensiva del kirchnerismo y ratificó el convencimiento del gobierno de que "los cortes de ruta en nada contribuyen al objetivo que se han propuesto los entrerrianos y todos aquellos que creen que la planta de Botnia contamina". El ministro manifestó que "ese es el camino, mientras tanto se discuta en la Corte de La Haya el planteo que ha hecho la Argentina" por la pastera de la empresa finlandesa, que los asambleístas denuncian que contamina el río Uruguay.

Mientras, sonaba fuerte la música típica del cancionero antipastero (incluyendo a la Bersuit Vergarabat) y sobrevolaba la zona un helicóptero de Gendarmería, los efectivos escudados se trasladaron a la banquina norte a paso redoblado. Paralelamente, los asambleístas se subieron a la ruta con numerosos carteles y cortaron el tránsito por aproximadamente 10 minutos. En los pasacalles podía leerse "Señor gobernador, únase a la lucha de Gualeguaychú. ¡Por la vida! Dígale no a las pasteras. Fuera Botnia", "Tabaré violó el tratado del Río Uruguay, traba justicia argentina, permite puertos ilegales".

DyN

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS