Política

Con amplio respaldo,Monzó seguirá al frente de Diputados

Recibió el aval de todos los bloques (menos el Frente de Izquierda). Seguirá secundado por Gioja. La vicepresidencia segunda, para Luis Petri

Jueves 07 de Diciembre de 2017

El diputado del PRO Emilio Monzó fue ratificado ayer por sus pares como presidente de la Cámara baja, en el marco de una sesión preparatoria en la que juraron los legisladores electos en los comicios de octubre.

Al término de la jura de los 126 diputados —en realidad deberían ser 127, pero una jura quedó en suspenso (ver aparte)—, todos los bloques, con excepción del Frente de Izquierda (FI), manifestaron su acuerdo para renovar el cargo por los próximos dos años a Monzó, que seguirá secundado por José Luis Gioja (FpV-PJ).

Luis Petri, quien era mencionado para ocupar la vicepresidencia primera, fue designado al frente de la vicepresidencia segunda, mientras que la tercera quedó en manos del cordobés Martín Llaryora, quien integra el flamante interbloque Argentina Federal, que tras el recambio legislativo superó en cantidad de diputados a la bancada massista.

Monzó fue revalidado en el cargo a propuesta del jefe del interbloque Cambiemos, Mario Negri, quien destacó "la maestría" con que logró capitanear "un cuerpo colegiado, amplio y diverso".

El nuevo jefe de bloque del FpV-PJ, Agustín Rossi, acompañó el nombramiento de Monzó, pero le pidió que en las sesiones ordinarias se puedan incorporar no solamente el tratamiento de iniciativas impulsadas por el gobierno u oficialismo sino también las que se debaten en comisiones por otros bloques.

"Confiamos en que el equilibrio del señor presidente también se vea referenciado en acciones de este tipo", apuntó. Además, valoró el "aporte" de Monzó como presidente de la Cámara, y acotó: "Apostamos a que el diálogo se siga profundizando y que el gobierno lo escuche un poco más".

La diputada Graciela Camaño (Frente Renovador-UNA) destacó que Monzó "ha logrado un ambiente de trabajo" que se "extrañaba", aunque resaltó que fueron pocas las convocatorias a sesión.

Solamente los representantes del FI, Nicolás del Caño y Romina del Plá, plantearon la abstención, pero aclararon que no era una impugnación "a título personal" sino para no convalidar "los acuerdos políticos" y el "Estado capitalista".

Luego de escuchar a sus pares, Monzó agradeció el "voto de confianza" y afirmó su "compromiso irrenunciable con los valores del diálogo, el pluralismo y el respeto a todas las fuerzas políticas", y dijo que haber sido confirmado en el cargo lo "obliga a rendir cuenta" ante sus pares y ante la ciudadanía.

Luego hizo un balance de su gestión, en la que ponderó la cantidad de leyes sancionadas desde diciembre de 2015 a la fecha (163 normativas) a lo largo de 45 sesiones, y también mencionó la realización de "más de 2.000 reuniones de comisiones".

"Logramos, en un recinto sin mayorías absolutas, enhebrar consensos fundamentales para actualizar, transformar y mejorar la arquitectura legislativa de la Nación. Sancionamos leyes que permitieron reinsertar la Argentina en el mundo; saldar deudas históricas con los jubilados; reforzar la política de derechos humanos, brindar protección a las víctimas; mejorar las coberturas de salud; hacer más equitativo el sistema tributario, y avanzar en temas sensibles del andamiaje institucional", resaltó.

Por otra parte, se hizo eco del reclamo opositor para incrementar la cantidad de sesiones ordinarias durante los próximos dos años y prometió trabajar en ese sentido.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario