Paso 2019

"Como en 2017, Cambiemos volverá a ganar las elecciones en la provincia"

José Corral sostuvo que al Frente Progresista "se le fue de las manos" la violencia de la provincia.

Domingo 21 de Abril de 2019

José Corral | Bio | Nació el 28 de octubre de 1968. Abogado. Ex concejal. Desde 2011 es el Intendente de la ciudad de Santa Fe. Fue presidente del comité nacional de la UCR. Es precandidato a gobernador por Cambiemos.


José Corral tiene un trazo grueso en su discurso de campaña y no se sale un ápice de ese libreto: la seguridad. Critica al gobierno del Frente Progresista (mucho más que al peronismo), y sostiene que "se le fue de las manos" la cuestión de la violencia de la provincia. En cambio, reivindica a Patricia Bullrich y revela que lo primero que hará, si es que gana, es levantar el teléfono y pedirle a Mauricio Macri el envío de 4.500 federales: "Le diré que se lo cobre de la deuda que la Nación mantiene con la provincia".

El precandidato a gobernador de Cambiemos asegura que el macrismo volverá a ganar la provincia, se muestra a favor de un postulante radical a la vicepresidencia de la Nación niega que Macri sea "un collar de piedras" a la hora de pedir el voto.

—¿Qué se juega en estas elecciones?

—El futuro de la provincia. Cambiemos tiene una propuesta que se hace cargo del futuro. En las recorridas el primer tema que aparece es la inseguridad.

—Bonfatti dice que eso no es verdad, que la inseguridad no es el principal problema, sino la mala política económica y sus efectos.

—Debería hablar más con la gente, escuchar más. Lo peor que uno puede hacer es no reconocer los problemas. Y tenemos un problema serio con las mafias, los arrebatos, con el orden va a ser muy difícil resolverlo. Todas las estadísticas lo demuestran. Y es en todas las ciudades, grandes, medianas y pequeñas. Hasta en María Susana. Al socialismo se le fue de las manos la seguridad, especialmente en la gestión de Bonfattti. Santa Fe está puntera, sola, en homicidios. Llevamos cuatro años por arriba de lo que la OMS refiere como epidemia, que son diez homicidios cada cien mil habitantes.

—¿Y qué es lo que no pudo hacer el gobierno y usted propone hacer?

—No asumió el combate a las mafias y lo que eso significa. Que es una decisión política que tiene que ir acompañada de una serie de acciones de liderazgo.

—Pero si algo resalta el gobierno es que están presos los líderes de las organizaciones mafiosas.

—Algunos, otros no. Y las bandas siguen actuando, por algo no bajan los números de la violencia. Hay barrios completos de Rosario que están gobernados por el narcotráfico. Hay un problema de orden en el espacio público. Nosotros podemos modificarlo, tenemos el caso de Barrios Seguros, que Patricia Bullrich siempre dice que no pudo implementar en Rosario porque no hubo coordinación. Pero sí en Santa Fe, y tenemos en Alto Verde los índices por la mitad de lo que eran. A esas decisiones las tomó María Eugenia Vidal en provincia de Buenos Aires.

—Pero Vidal vive adentro de una base militar, y eso escandaliza. Dicen desde el oficialismo: "imagínense a Fein y a Lifschitz viviendo en una base militar".

—Y bueno, cuando uno toma decisiones tiene que afrontar las consecuencias. No se puede descuidar a la familia. Yo lo conversé con Mariana, mi mujer, porque es una decisión la de ir a fondo. En Santa Fe se niega el problema. Los hechos de violencia son ajustes de cuentas, quiere decir que hay una economía detrás, crimen organizado, y sólo se puede combatir con el Estado organizado. El Estado nacional sí enfrenta el narcotráfico y Bullrich tomó decisiones valientes. Nosotros proponemos traer agentes federales a cambio de la deuda, modernizar la policía provincial y sacarles el uniforme a los que no cumplen con la ley. No hay control de la policía. Y se usan las ideas garantistas que nos dejó el kirchnerismo. Bullrich cuida a los que nos cuidan y hace una defensa de la propia fuerza federal.

—En 2017, Cambiemos ganó la provincia de Santa Fe por el valor en alza y consolidado de la marca, y ahora esa marca está en problemas por la economía. ¿Ahora es un problema hacer campaña como Cambiemos?

—Son elecciones distintas. Ahora se discuten otras cosas. La inseguridad, la falta de infraestructura, los problemas hídricos, la falta de oportunidades para los jóvenes. Cambiemos va a ganar de nuevos las elecciones en la provincia. Somos la propuesta de futuro, el ciclo del socialismo está agotado. Y el peronismo ya gobernó. Cristina acordó con Perotti y tiene un vínculo muy estrecho con Bielsa. Esa no es la opción que los santafesinos tienen que elegir.

—Al margen del tema seguridad, ¿qué cosas instrumentaría en el inicio de una eventual gestión a gobernador?

—Lo primero sería un plan de obras. Santa Fe no tiene un plan director de obras hídricas. Evitaríamos perder muchos millones. Pasamos de la emergencia agropecuaria a repartir colchones. Nosotros demostramos en la ciudad de Santa Fe que ese ámbito de la inundación podía quedar atrás. Quiero un Estado que elimine cargos políticos y baje el costo de la EPE y Aguas, son empresas que se pueden administrar mucho mejor. Hay que bajar impuestos en Santa Fe, especialmente para los que generan oportunidades. Tenemos que estar cerca de las pymes, de la agroindustria. Hoy el campo le da al país las divisas que necesita. En nuestra región eso dará empleo y permitirá restituir la cadena de pagos.

—¿Está a favor de que el radicalismo integre la fórmula presidencial?

—Sí. Yo creo que está muy bien que la fórmula refleje la coalición, como lo hicimos en Santa Fe. Macri tiene que ser el candidato a presidente, porque tiene que completar el difícil tránsito hacia una economía más sana, con más República y mejores instituciones. Macri representa el liderazgo de Cambiemos.

—¿Macri es un collar de piedras?

—Yo me siento muy identificado con el conjunto de valores que representa cambiemos y que Mauricio (Macri) referencia. Pero estaría muy bien que esté acompañado por un radical. La fórmula debe ser federal. Aunque Mauricio, que es de la ciudad de Buenos Aires ha sido el presidente más federal de los últimos años. El equilibró el peso de los subsidios.

—En Rosario se dice que no. Fein reveló que el gobierno benefició a los porteños.

—Vamos al boleto de colectivos. Cuando asumió Macri, en Rosario y ciudad de Santa Fe el boleto salía más del doble que en Caba y el conurbano. Ahora, los tres valen cerca de 20 pesos. Y en Rosario es un poco más caro porque es ineficiente el servicio de transporte, podría ser más barato. Es evidente que se puso equilibrio en el costo del gas, de la energía y del agua.

—¿Se van muchos radicales con Lavagna?

—De ninguna manera. El radicalismo tomó la decisión de constituir Cambiemos y lo ratificará en 2019. Hay radicales que piensan distinto, pero la UCR tiene reglas. La convención va a mantener la pertenencia en Cambiemos.

—¿Se mantienen los tres tercios?

—Sí. Será una elección de tercios. Las Paso serán una prueba de clasificación.

—Tienen que demostrar competitividad ustedes, porque de lo contrario serán víctimas del voto útil en la general.

—Se va a consolidar como tercios también en una elección general. Mi primera medida de gobierno será traer 4.500 agentes federales. Levantaré el teléfono y se lo pediré a Macri. El me va a preguntar quién paga eso, y yo le diré que lo descuente de la deuda que Nación tiene con provincia.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario