Política

Clara García, ante un desafío político mayor en el peor momento personal

La diputada provincial asume la presidencia del bloque del Frente Progresista once días después de la muerte de su esposo, Miguel Lifschitz

Jueves 20 de Mayo de 2021

La diputada provincial Clara García asumirá este jueves uno de los mayores desafíos de su trayectoria política en el, acaso, peor momento personal: a 11 días de la muerte de su pareja, el ex gobernador Miguel Lifschitz, se convertirá en presidenta del bloque del Frente Progresista en la Cámara baja santafesina.

Contadora y licenciada en Administración por la UNR, García empezó su militancia socialista a mediados de los 80 y se formó con Guillermo Estévez Boero y Hermes Binner. Participó desde el comienzo del ciclo de intendencias de Rosario hegemonizadas por el PS, iniciado en 1989 con Héctor Tigre Cavallero. Desde entonces ocupó varios cargos: fue subsecretaria de Economía, directora del Banco Municipal de Rosario, secretaria de Servicios Públicos, secretaria de Producción y Desarrollo Local. En todos los casos, fue la primera mujer en ocupar esos roles.

image.png

García participó del primer gabinete municipal de Lifschitz como secretaria de Servicios Públicos

También encabezó la lista de concejales del Frente Progresista que se impuso en 2009 y actualmente es presidenta de la comisión de Obras y Servicios Públicos y participa de las comisiones de Presupuesto, Transporte y Juicio Político de la Cámara de Diputados.

Además, tras el triunfo de Omar Perotti y el regreso del peronismo al poder tras doce años en el llano, García y el ex ministro de Economía Gonzalo Saglione asumieron la defensa pública de las gestiones frentistas ante la queja del justicialismo por la herencia recibida. No solo eso: ambos mantenían reuniones periódicas con periodistas donde aportaban datos que contrastaban con los de la Casa Gris.

Pero el Covid cambió todo. La internación y el fallecimiento de Lifschitz, con quien se había casado en 2015, reconfiguraron el escenario político santafesino en varios niveles: desapareció físicamente el principal dirigente opositor, el presidente de la Cámara baja, el líder del PS y su principal candidato para las elecciones de este año y, sobre todo, para intentar el regreso al poder en 2023.

Todavía golpeada por la muerte del ex intendente, la dirigencia socialista movió primero sus fichas en el campo donde todavía conserva una mayoría: impulsó la designación de quien era el jefe del bloque del FPCyS, Pablo Farías, como reemplazante de Lifschitz y ahora será García quien coordine la bancada frentista. Joaquín Blanco, también del riñón del ex intendente de Rosario, continuará como presidente del subbloque del partido de la rosa.

https://twitter.com/CamaraDipSF/status/1393214135874244614

Es un acto de justicia —dijo a La Capital la diputada socialista Lionella Cattalini—. Clara tiene un recorrido en el socialismo y la política muy extenso, se ha ganado el respeto no solo de nosotros sino también de todo el arco político. Estoy segura de que con el buen temple y la mesura que la caracteriza va a poder llevar adelante la tarea muy bien”.

García no la tendrá fácil: en el nuevo escenario político el radicalismo —que tiene 11 bancas en la Cámara baja, tres menos que el PS— muestra señales de autonomía y busca recuperar protagonismo en el campo no peronista. La puja por la vicepresidencia primera de la Cámara y la insistencia por armar un frente de frentes con el PRO y el socialismo van en ese sentido.

>>Leer más: La Cámara de Diputados, cocina del nuevo escenario político en Santa Fe

Toda una señal, García estará secundada en al conducción del bloque del Frente Progresista por el radical Fabián Palo Oliver, todavía en recuperación posCovid y que representa a los sectores de la UCR que junto al javkinismo tratan de mantener a flote a la alianza con el socialismo, ante la presión de otros sectores que impulsan un acuerdo con Cambiemos.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario