Política

Citaron a indagatoria a la madre y la hermana de Nisman por lavado de dinero

Todos están bajo sospecha de haber cometido el delito de lavado de dinero a raíz de que la fiscalía advirtió inconsistencias en el patrimonio del fiscal y de su entorno familiar.

Sábado 29 de Agosto de 2015

El juez federal Rodolfo Canicoba Corral citó a indagatoria a la madre del fallecido fiscal Alberto Nisman, Sara Garfunkel; a su hermana Sandra y a su ex empleado informático Diego Lagomarsino, en una causa por presunto lavado de dinero.

El juez citó a Sandra Nisman para el 8 de septiembre, a Lagomarsino para el 9, a Garfunkel para el 11 y al empresario Claudio Picón (quien le prestaba un automóvil de lujo al fiscal) para el 15 de ese mismo mes.

Todos están bajo sospecha de haber cometido el delito de lavado de dinero a raíz de que la fiscalía advirtió inconsistencias en el patrimonio del fiscal y de su entorno familiar. Como prueba, presentó una cuenta en el banco Merryl Lynch de Nueva York en la que Nisman figura como apoderado y como abogado, omitiendo su rol de funcionario público, en tanto que su familia y Lagomarsino aparecen como titulares.

Canicoba Corral tomó la decisión de citar al entorno del fiscal al día siguiente de que las indagatorias fuesen pedidas por el fiscal federal Juan Pedro Zoni y previo a una licencia que se tomará desde el próximo lunes por varios días.

La información de la cuenta en el Merryl Lynch fue aportada por la jueza federal de San Isidro Sandra Arroyo Salgado, ex pareja de Nisman, y el propio Lagomarsino reconoció que fue el fallecido fiscal quien le pidió permiso para ponerlo como titular a fin de resguardar su condición de figura pública.

Sobre esa cuenta Canicoba Corral ya libró exhortos con solicitudes de información a los Estados Unidos, aunque ya la Unidad Antilavado de ese país remitió al juez un informe secreto en el que aportó los depósitos que se realizaron en la misma.

Según ese informe, ya fueron identificadas al menos nueve personas depositantes por un monto total superior a los 600 mil dólares, entre ellos el financista Damián Stefanini, quien está desaparecido desde octubre del año pasado.

El monto depositado en esa cuenta es de 666.690 dólares, aunque la suma bajo sospecha es de un total de 542.775 dólares. No es el único bien puesto bajo sospecha de lavado sino que hay otros que alcanzan una suma total de 10.428.483 pesos.

En la investigación también hay una supuesta cuenta bancaria atribuida a Nisman en Uruguay y tres lotes exclusivos: el 58, 59 y 71 de Chacras de Manantiales,ubicado en Ruta 104 kilómetro 5 en Punta del Este, de los que sería titular Sara Garfunkel y por los cuales el fiscal pagaba expensas en dólares. Esos lotes fueron adquiridos por Garfunkel el 4 de noviembre de 2013 y por un total de 288.035 dólares.

Un dato llamativo fue el aporte hecho por la Afip respecto de que en 2013 Garfunkel percibió ingresos por 57.946 pesos. Otro de los bienes investigados es el fideicomiso de Dorrego 1771, del que también es titular la madre de Nisman y que, además, implica al empresario Picón.

Picón, de la firma Palermopack, empezó a ser investigado al descubrirse que el Audi Q5 que usaba Nisman era propiedad suya. Ante la Justicia, el empresario aseguró que se lo prestó porque ambos se conocían a través de sus hijas, que iban al mismo colegio.

No obstante, en algunos operativos ordenados en el marco de la investigación por la muerte de Nisman se descubrió también un cheque de 250 mil dólares que Picón había firmado a nombre del fallecido funcionario judicial fechado el 16 de julio de 2012.

Recientemente, el juez recibió un pedido de los Estados Unidos para que brinde mayores detalles en el exhorto con el cual solicitó información de la cuenta bancaria que Nisman tiene en ese país. En el marco de esta causa, el magistrado ya trabó embargos para todos los implicados hasta cubrir la suma de 80 millones de pesos y dispuso la prohibición de salida del país.

La Justicia embargó bienes de la madre y la hermana de Nisman así como de Lagomarsino hasta cubrir los 80 millones referidos, que involucran varios bienes.

La suma del embargo había sido solicitada por el fiscal Juan Pedro Zoni a raíz de que el monto que sería producto de lavado supera los 10 millones de pesos y todo delito de este tipo prevé, junto con la condena, una multa económica.

Junto con los bienes embargados por el juez también se fijó una prohibición de salida del país de la madre de Nisman, de la hermana, de Lagomarsino y de Picón.

El juez detalló los bienes de cada uno de los imputados que fueron embargados por la Justicia.

Presión para que Fein se aparte de la causa

El fiscal ante la Cámara del Crimen, Ricardo Sáenz, y la querella de la causa por la muerte del exfiscal de la Unidad Amia Alberto Nisman reclamaron sacarle la investigación a la fiscal Viviana Fein y que la misma pase a manos de la jueza Fabiana Palmaghini.

Así lo confirmaron fuentes judiciales, que precisaron que en la audiencia Sáenz justificó su pedido al señalar que la investigación ya tenía una persona sospechosa, en referencia al empleado informático Diego Lagomarsino. Por su parte, la ex esposa de Nisman y querellante en la causa, Sandra Arroyo Salgado, fundó su pedido con varias críticas a la forma en la que Fein viene llevando adelante la pesquisa por la muerte del ex fiscal.

En la audiencia también estuvo la defensa de Lagomarsino, que insistió en que la investigación siga en manos de Fein. Ahora la Cámara, integrada por los jueces Marcelo Lucini, Mario Filozof y Luis Bunge Campos, tiene cinco días para resolver, y se prevé que lo hará la próxima semana.

Los jueces definirán a mediados de la semana próxima si sigue la causa en manos de Fein o pasa a Palmaghini. No obstante, la jueza tiene la posibilidad de dictar una resolución para disponer que la investigación siga delegada en la fiscalía.

Esta semana Fein estuvo de licencia a raíz del fallecimiento de su madre, por lo que fue reemplazada por su par Mariana García. La funcionaria retomaría su tarea la semana venidera.

El fiscal Sáenz reclamó que la causa pase a manos de la jueza al considerar que ya había un sospechoso —Lagomarsino—, y que de esa manera el supuesto crimen dejaba de tener autor desconocido. Ocurre que toda investigación que se inicia como N/N (con un autor desconocido del delito) automáticamente es investigada por la fiscalía. "Se requiere una resolución expresa" por parte de Palmaghini para que la causa siga estando en manos de la jueza, dijo Sáenz en la audiencia.

En el mismo sentido que el fiscal, pero con críticas a Fein por cómo lleva la causa, la querella que encabeza pidió que la investigación quede en poder de Palmaghini.

En la audiencia de ayer llamó la atención que entre el público estuviera la propia jueza Palmaghini.

La investigación está en curso para saber si fue un homicidio o un suicidio.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario