Política

Cita secreta de gobernadores del Partido Justicialista, preocupados por la economía

Un encuentro estrictamente reservado se llevó a cabo en las últimas horas en la residencia de la Gobernación bonaerense entre cinco mandatarios de provincia y el armador político K.

Domingo 07 de Septiembre de 2014

Un encuentro estrictamente reservado se llevó a cabo en las últimas horas en la residencia de la Gobernación bonaerense entre cinco mandatarios de provincia y el armador político del kirchnerismo, quienes analizaron el panorama político y económico actual y el crecimiento de los números del jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, en la carrera por la Casa Rosada.

"Preocupación y unidad" fueron los dos puntos centrales del cónclave secreto que se llevó a cabo el pasado jueves entre los mandatarios de Buenos Aires, Daniel Scioli; Córdoba, José Manuel de la Sota; Jujuy, Eduardo Fellner; San Juan, José Luis Gioja; Formosa, Gildo Insfrán, y el coordinador general de Asuntos Políticos Institucionales de la Presidencia de la Nación, Juan Carlos Mazzón.

El hermetismo fue una de las claves de aquella reunión, en la que se charló sobre la situación actual de la economía y sus consecuencias sociales, además de tocarse la preocupante escalada del líder del PRO en las últimas encuestas.

A pesar del trascendido periodístico, ninguno de los participantes se refirió al encuentro, e incluso bajaron línea a sus colaboradores más cercanos para que evitaran pronunciarse al respecto.

La confirmación. "Dejate de joder, no me rompas las pelotas", fue la respuesta de uno de los gobernadores a alguien de su círculo que lo consultó sobre los pormenores de la charla que se dio en La Plata. Sin embargo, la confirmación pública de la reunión llegó de la mano del integrante más interesado en que se difundiera el cónclave, en el que se mostraron las preocupaciones por los efectos de la "crisis" en la economía del país: De la Sota.

"Soy hombre de diálogo. Me reuní invitado por colegas preocupados por la crisis. Pero aclaro: no fui, no soy, ni seré del PJ kirchnerista", explicó escuetamente el cordobés ayer a través de su cuenta de Twitter. En un tuit al que le sobraron dos caracteres, el gobernador y también precandidato presidencial ratificó los rumores: preocupación por el 2014 y unidad para el 2015.

Las últimas palabras del gobernador hacen referencia al pedido de cerrar filas que le hicieron los otros participantes, pesos pesados dentro del justicialismo: Scioli es el principal precandidato del Frente para la Victoria para la sucesión presidencial; Gioja es estimado entre sus pares como "el líder de la Liga de los Gobernadores"; Fellner es presidente del PJ nacional; Mazzón es el histórico operador y, además, tiene su despacho en el primer piso de la Casa Rosada; e Insfrán preside el congreso nacional del PJ.

La presencia de De la Sota se explica por su rol como uno de los referentes del peronismo, así como por su buena relación con el gobernador bonaerense. Sin embargo, el cordobés no oculta su acercamiento al líder del Frente Renovador, Sergio Massa, con quien podría competir en una interna en agosto del año próximo.

De esta manera, los dirigentes históricos del peronismo se sinceraron entre ellos y mostraron su malestar para con ciertas decisiones de la presidenta Cristina Kirchner en materia económica. El gran interrogante recae sobre la actitud que tomará la jefa del Estado ante los caudillos que, entre bambalinas, osan cuestionar el rumbo que está llevando el gobierno.

Espaldarazo. Ayer Scioli brindó un nuevo espaldarazo a la precandidatura del intendente de La Matanza, Fernando Espinoza, para su sucesión en la provincia.

Lo hizo al encabezar una cumbre del PJ bonaerense en la localidad de Punta Alta, en la que el diputado Martín Insaurralde volvió a ser el gran ausente.

"El tiempo que se viene no es para cualquiera ni en la provincia ni en el gobierno nacional: es para dirigentes que se la banquen, que tengan garra, la voluntad de seguir transformando, den confianza, que hayan mostrando coherencia, como lo viene demostrando Espinoza, no sólo desde La Matanza, sino también ahora conduciendo en el Partido Justicialista", sostuvo el precandidato presidencial.

El apoyo de Scioli, similar al que había ofrecido una semana antes en un acto en el Teatro Argentino de La Plata, se produjo esta vez en el Cuarto Encuentro de Reflexión y Debate del justicialismo provincial, que se llevó a cabo en Punta Alta.

Con el salto del Insaurralde al Frente Renovador cada vez menos puesto en duda, el gobernador hizo un nuevo guiño a Espinoza para que lo suceda en La Plata.

Para cualquier candidato peronista que aspire a ganar la Presidencia de la Nación, la provincia de Buenos Aires se transforma en el bastión clave. Sin eso, no hay triunfo nacional posible.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario