Política

Caso López: harán careo entre testigos de un rastrillaje

El juez federal de La Plata, Arnaldo Corazza, anunció este mediodía que el próximo martes habrá  un careo entre los testigos del rastrillaje realizado en septiembre de 2006  en la localidad de Magdalena en el cual se intentó hallar a Jorge Julio López...

Jueves 17 de Enero de 2008

La Plata- El juez federal de La Plata,  Arnaldo Corazza, anunció este mediodía que el próximo martes habrá  un careo entre los testigos del rastrillaje realizado en septiembre de 2006  en la localidad de Magdalena en el cual se intentó hallar a Jorge Julio López, el testigo del juicio al represor Miguel Etchecolatz  y que aún sigue desaparecido.

“El martes vamos a tener un careo”, dijo Corazza en una finca  de Atalaya, localidad de Magdalena, donde hoy encabezó la  reconstrucción del recorrido que los perros siguieron el 23 de  septiembre de 2006 cuando ladraron como señalando la presunta  presencia de López sobre un colchón.

La medida había sido solicitada en junio último por Corazza a  pedido de la agrupación de derechos humanos Justicia Ya, a raíz de  las irregularidades detectadas durante el procedimiento policial.

La abogada de la querella, Guadalupe Godoy, explicó a Télam  que la reconstrucción “busca demostrar las irregularidades  cometidas durante el rastrillaje anterior”.

Aquel día, la comisión policial que buscaba a López llegó  guiada por perros hasta una finca en la localidad de Atalaya.

Los perros ladraron como señalando la presunta presencia de  López sobre un colchón y por unas prendas que estaban en una  casilla rodante ubicada en un predio del poblado.

Una fuente de Justicia Ya precisó que “la finca era del  delegado municipal de Atalaya, Rubén Darío Durso”.

“Hay dudas sobre qué prendas reconocieron los perros, los  testimonios de los policías que participaron en el hecho difieren  sobre eso, y se hizo que los perros olfatearan las prendas 40 días  después con un resultado negativo”, agregó la fuente de Justicia.

López permanece desaparecido desde el 18 de septiembre de  2006, después de brindar testimonio en el juicio que se le siguió  a Etchecolatz por crímenes de lesa humanidad.

De acuerdo con Justicia Ya, varios policías que participaron  el rastrillaje habían estado en la casa revisada y hasta habrían  hablado con el morador, un hombre de apellido Buseta, que ya está  muerto.

Los nombres de los policías que tomaron parte en el operativo se conocieron diez meses más tarde. (Télam)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario