Política

Caso López: en el juzgado afirman que "la pista está en Mar del Plata"

Ordenarían rastrillajes y excavaciones en la zona en busca del albañil desaparecido Comenzaron los peritajes al auto en el que habrían trasladado al testigo del juicio a Etchecolatz

Viernes 16 de Enero de 2009

A dos años y casi cuatro meses de la desaparición de Jorge Julio López, los investigadores de la causa planeaban rastrillajes y excavaciones en Mar del Plata para saber si el albañil que sobrevivió a la dictadura pudo haber pasado por allí después del 18 de septiembre de 2006, cuando se lo vio por última vez.

Fue por eso que allegados al caso llegaron a especular con la idea de que López pudo haber sido asesinado y enterrado en las afueras de esa ciudad.

Por el momento, la única voz oficial que pudo ser consultada, el secretario del juzgado Juan Martín Nogueira, habló con la prensa cuando llegó a Mar del Plata para encabezar las diligencias ordenadas en el expediente y se mostró cauteloso y reservado a la hora de confirmar o desmentir esos rumores.

"La línea investigativa está en Mar del Plata", dijo. Consultado sobre la posibilidad de que López haya sido enterrado en esa ciudad, respondió con la misma y escueta frase.

Con el secreto de sumario reimplantado en el expediente, Nogueira llegó a Mar del Plata para encabezar las diligencias ordenadas por el juez platense Humberto Blanco, reemplazante durante la feria veraniega del magistrado que conduce la pesquisa, Arnaldo Corazza.

En tanto, desde la querella aclararon que es falso el rumor que circuló sobre las posibles excavaciones en Mar del Plata, buscando restos de López, ya que "nada en la causa las amerita", indicaron.

La nueva pista. En el marco de una recompensa de 400 mil pesos ofrecida por el gobierno bonaerense a quien aporte datos para esclarecer la suerte del albañil, la nueva pista se abrió a partir de que un testigo de identidad reservada aseguró que López fue trasladado desde su casa en el barrio platense de Los Hornos, cuando desapareció en la mañana del 18 de septiembre de 2006, hasta la zona marplatense de La Serena. Según el testigo, allí habría sido asesinado, y su cadáver, inhumado clandestinamente.

Incluso, señaló el Volkswagen Gol, en el que habrían trasladado a López, que fue encontrado en una casa del barrio San Jacinto, junto a La Serena, propiedad del médico policial Osvaldo Falcone, amigo del represor Miguel Etchecolatz, condenado a perpetua y preso en la cárcel de Marcos Paz. Fuentes judiciales indicaron que hasta ahora no hay ningún pedido de captura contra Falcone.

El auto secuestrado fue llevado ayer a la Asesoría Pericial de La Plata para ser analizado por los expertos (ver aparte).

López, víctima y querellante de Etchecolatz, fue visto por última vez el día en que iban a leerse los alegatos pidiendo la condena para el ex policía. En su testimonio, López aseguró que como militante de la Juventud Peronista había sido secuestrado en octubre de 1976, y llevado al centro clandestino de detención que funcionó en la Comisaría 8ª donde sufrió torturas de manos de Etchecolatz. También recordó que pudo ver cómo ejecutaban con disparos en la cabeza a otras dos víctimas: Patricia Dell Orto y su esposo Ambrosio De Marco, en el centro clandestino que funcionó en el destacamento policial de Arana.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS