Política

Carrió no descarta una alianza a nivel nacional con el PR0 para 2009

Lilita rechazó un acuerdo en la Capital Federal pero dejó abierta la puerta para otros distritos Volvió a negar cualquier tipo de pacto con Duhalde. y elogió a dirigentes del macrismo

Domingo 28 de Diciembre de 2008

La líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, rechazó ayer de plano la alternativa de tejer un acuerdo electoral con el macrismo en la Capital Federal, pero no descartó la posibilidad "construir algo" con Pro nivel nacional para enfrentar electoralmente al kirchnerismo.

Asimismo, pese a la flexibilidad que viene demostrando en los últimos tiempos respecto de sus acercamientos políticos, Carrió volvió a excluir al ex presidente Eduardo Duhalde de cualquier armado electoral.

"Por supuesto", resaltó cuando se le preguntó si el ex líder del PJ bonaerense sigue siendo un límite para la convergencia electoral que la chaqueña impulsa con distintas fuerzas políticas.

En rigor, Duhalde no oculta el mismo sentimiento hacia la chaqueña, ya que en un reciente reportaje, el ex mandatario afirmó que en la Argentina se podría "construir liderazgo en torno a Julio Cobos, Mauricio Macri o Hermes Binner", pero "no con Elisa Carrió, porque tiene la misma forma de construir que los Kirchner".

Por otra parte, Carrió rechazó cualquier acuerdo electoral con Pro porteño, pese a que el macrismo capitalino logró aprobar, en la madrugada de la Nochebuena, el presupuesto de la ciudad con el apoyo clave de la Coalición Cívica.

El aval del espacio que encabeza la ex diputada nacional se produjo luego de que el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, le reclamara públicamente a Carrió el apoyo de sus referentes en la Legislatura metropolitana. "En lo local seguro que no, seguro que no hay acuerdo posible", sostuvo Carrió ante una pregunta en ese sentido, y argumentó que "hay enormes diferencias en la concepción del gobierno de Mauricio Macri".

Añadió: "Somos dos partidos diferentes y no estamos dispuestos ni a obstruir, ni a construir decisivamente juntos". Sin embargo, la ex candidata presidencial no descartó la posibilidad de un acercamiento con Pro a nivel nacional, al subrayar la buena sintonía que existe entre los titulares del bloque de diputados de la Coalición Cívica, Adrián Pérez, y del macrismo, Federico Pinedo.

"En lo nacional, sacando lo local, la verdad es que junto con Federico Pinedo y Adrián Pérez hemos tenido posturas conjuntas en la mayoría de los temas y creo que hay gente valiosa en Pro, que en algún momento se podrá construir algo", aseveró.

La dirigente insistió en este punto: "Nosotros tenemos muy buenas relaciones con gente muy valiosa en Pro". Carrió reiteró que "como es necesario un frente opositor muy amplio en el país para el año que viene, yo hoy no podría decir: «No absolutamente» a un acuerdo electoral" con Pro a nivel nacional.

Al señalársele cómo fue variando su anterior renuencia a aceptar convergencias con distintas fuerzas políticas a su postura de hoy, Carrió recordó que ese cambio se viene produciendo desde hace unos meses.

"El 13 de setiembre de este año, cuando se renovaron todas las autoridades de ARI, dije: «hoy celebramos el fin de intransigencia y resistencia». Y es el principio —prosiguió— de una Coalición Cívica cada vez más amplia que incorpore prácticamente a toda la pluralidad, pero una pluralidad en la unidad de nuestros tres principios: el contrato moral, republicano y el contrato de distribución del ingreso".

En otro orden, la líder de la Coalición Cívica se manifestó a favor de despenalizar la tenencia de estupefacientes para el consumo personal, pero advirtió que como "el negocio de la droga está muy vinculado al poder" en la Argentina, del ministro de Justicia, Aníbal Fernández, "siempre hay que sospechar".

La dirigente apoyó la decisión de despenalizar la tenencia en pequeñas cantidades que adoptaría próximamente la Corte, pero alertó que "hay que tener cuidado con la legalización porque supone prácticamente la habilitación y el blanqueo de todo el negocio de la droga". Y volvió a la carga contra uno de sus enemigos preferidos: el ministro Fernández.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario