Política

Carrió: "La de Camaño fue una bofetada perfecta y divina a un provocador"

La jefa del bloque de diputados de la Coalición Cívica defendió a la  presidenta de la  Comisión de Asuntos Constitucionales, quien días atrás le pegó al diputado kirchnerista Carlos Kunkel. "No puedo dejar de reírme: nunca he  visto una mujer con tanta capacidad", dijo Carrió. 

Viernes 19 de Noviembre de 2010

La titular del bloque de  diputados de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, aseguró hoy que el golpe  de la peronista Graciela Camaño al kirchnerista Carlos Kunkel “fue  una bofetada perfecta” y “divina” a “un provocador”, producto de  un “estado de emoción violenta”.

Carrió resaltó que perdona “de corazón” a la ex ministra de  Trabajo y la respalda “en la presidencia de la Comisión” de Asuntos  Constitucionales, y evaluó que removerla sería “una injusticia”.

“La verdad a veces es contradictoria. No se puede pegar una  trompada, pero a veces alguien se la merece. Yo no lo puedo avalar  políticamente, pero a veces te descontrolan. Esa reacción en el  código penal se llama 'estado de emoción violenta', llega un momento  que no te podés controlar”, consideró la legisladora.

En declaraciones a las radios Mitre y La Red y al diario  porteño Clarín, Carrió aseveró que fue “una trompada perfecta. Que la  bofetada fue divina, fue divina. No puedo dejar de reírme: nunca he  visto una mujer con tanta capacidad. Yo erraría, fue perfecto  cómo la acomodó”.

“Durante todos estos años el presidente de la Cámara de  Diputados (Eduardo) Fellner jamás corrigió al diputado Kunkel que se  pasaba banca por banca injuriando a los diputados. Esta señora fue  víctima de una violencia verbal permanente”, agregó.

Según Carrió, Camaño “es correctísima como presidenta de la  Comisión de Asuntos Constitucionales. Hay tantos corruptos en tantos  lugares y ¿vamos a sacar a una persona exclusivamente porque se  descontroló por la violencia verbal de otra? Me parece una  injusticia”.

“Nadie le pide la renuncia a (la kirchnerista Patricia) Fadel,  que es una corruptora, nadie le pide la renuncia a (el jefe de la  bancada oficialista Agustín) Rossi, que me trató de madama de  burdel”, se quejó.

Opinó que “en este escándalo (por el tratamiento del  Presupuesto) se la tomaron con el que puso la linterna, la luz, y no miran  la mugre. Es normal. Hemos mostrado la corrupción del sistema y la  necesidad de cambiarlo”.

“Por eso me parece muy bien todo lo que está sucediendo. Esto  es por capítulos. Estamos empezando a caminar sobre las  madrigueras de la corporación política. Vienen muchos problemas pero también  muchas soluciones”, vaticinó.

Carrió aseguró que “estaba claro que el socialismo y el GEN  iban a votar con el oficialismo. También hubo problemas en el  radicalismo”.

Consultada sobre si “estuvo bien Camaño”, respondió: “No, y se  disculpó. Voy a ser políticamente incorrecta: me impresionó la  bofetada que le dio. El único problema que tenemos es (su esposo  Luis) Barrionuevo. Pero fue una bofetada perfecta a un provocador. La  perdono de corazón y la sostengo en la presidencia de la  Comisión”.  (DyN)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS