Política

Carrió: "Hay gente en el gobierno con vínculos con el terrorismo"

La diputada afirmó que “hay gente en el gobierno que tiene vinculación con el terrorismo árabe”. Dijo que estos funcionarios, a los que no identificó, pertenecían a la organización Montoneros.

Lunes 26 de Enero de 2015

La diputada Elisa Carrió (CC) afirmó ayer que “hay gente en el gobierno que tiene vinculación con el terrorismo árabe” y sostuvo que el fiscal Alberto Nisman se quedó “solo” una vez que echaron de la Secretaría de Inteligencia (SI) al agente Antonio Jaime Stiuso.

"Hay gente en el gobierno que tiene vinculación con el terrorismo árabe”, remarcó la líder de la Coalición Cívica, y agregó que hay funcionarios formados en Beirut (capital de El Líbano), además de los dirigentes Luis D’Elía (Miles) y Fernando Esteche (Quebracho), acusados por Nisman en su denuncia de haber participado de un supuesto plan para fabricar la inocencia de ciudadanos iraníes en el atentado a la sede de la Amia.

Dijo que estos funcionarios, a los que no identificó, pertenecían a la organización Montoneros.

En relación con el caso Nisman, subrayó que el fiscal perdió protección cuando el gobierno echó de la SI al agente Stiuso, uno de los principales colaboradores del fiscal en la investigación del atentado a la Amia.

“El estaba solo, él estaba muerto, porque cuando lo sacan a Stiuso, cuando Cristina le retira el apoyo, alguien que acusa de esa manera sabe que está muerto”, aseveró Carrió, y afirmó que Nisman “tenía una sola forma de vivir”, que era “hablar para salvar su vida y la de sus hijas”.

La diputada opositora aseveró que el gobierno representa “el Estado mafioso” y que la Argentina se debate entre “la República y la mafia”.

“Lo que viene es la operación sucia del caso. La va a hacer (el jefe del Ejército, César) Milani, acusado de delitos de lesa humanidad. El es el ganador de esto. Pierde (el secretario de Seguridad, Sergio) Berni, porque hizo un papelón. Gana Milani, gana (Fernando) Pocino (rival interno de Stiuso en la SI). Milani está haciendo inteligencia interna”, evaluó Carrió.

“Estamos al borde de un Estado policial”. El diputado nacional Adrián Pérez, quien abandonó al Coalición Cívica para sumarse al Frente Renovador, afirmó ayer que la Argentina se encuentra “al borde” de “un Estado policial”, por lo que le pidió al Ejecutivo que “recupere la cordura”.

“Estamos al borde de la constitución, de un Estado policial, donde todas las energías y recursos se vuelcan a atemorizar ciudadanos”, denunció Pérez en un comunicado.

El legislador massista pidió que el gobierno “recupere la cordura y deje de utilizar agencias del Estado para perseguir personas”. Asimismo, aseguró que “la espiral de locura oficial hace que el gobierno avance hacia la degradación institucional absoluta”, y recordó que “Argentina tiene memoria de épocas similares y sabe que son cosas con las que no se juegan”.

“Sabíamos que la ex Side era utilizada de forma ilegal para espiar políticos y periodistas y montar operaciones, pero en esta espiral de locura institucional en la que ha ingresado el kirchnerismo, hasta Télam, Aerolíneas Argentinas y perfiles oficiales en las redes sociales son usados para amedrentar y perseguir personas”, apuntó Pérez en referencia a la publicación de datos del viaje del periodista Damián Pachter.

La embajada de Irán niega “diplomacia paralela”. El agregado comercial de Irán en Buenos Aires, Ahmad Reza Kheirmand, afirmó que “no existe ningún tipo de diplomacia paralela” de ese país en la Argentina.

Tras salir a la luz algunas escuchas que forman parte de la denuncia por “encubrimiento” a iraníes supuestamente responsables de la voladura de la Amia presentada por el fallecido fiscal Alberto Nisman en las que el dirigente islámico Alejandro Yussuf Khalil y el ex piquero Luis D’Elía hablan del Memorándum de Entendimiento entre Argentina y la República islámica, el agregado comercial iraní en nuestro país, Ahmad Reza Kheirmand, aseguró que “no existe ningún tipo de diplomacia paralela” entre ambas naciones.

En cuanto a Khalil y Abdul Karim Paz, quienes aparecen en la denuncia de Nisman, aseguró que “son dirigentes de la comunidad islámica argentina y realizan sus actividades dentro de ese ámbito”.

“Abdul Karim es un hombre religioso. Los dos son argentinos, no pertenecen a la comunidad iraní. No tienen relaciones oficiales con nuestro país y menos autorización para negociar con nadie”, enfatizó en una entrevista concedida a un matutino porteño.

Kheirmand también negó que el Memorándum de Entendimiento, firmado para revisar la instrucción argentina de la causa por el atentado a la Amia, se haya sellado como parte de un acuerdo comercial entre los países para canjear granos por petróleo.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS