Política

Carlotto advirtió sobre militares investigados: "Están eliminando gente"

La presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, denunció hoy que “están eliminando” a militares investigados por delitos cometidos en la última dictadura, al tiempo que pidió al Estado que haga un muestreo de “aquellos miembros de las Fuerzas Armadas que tienen hijos de la edad de nuestros nietos y que podrían serlo”.

Martes 26 de Febrero de 2008

Buenos Aires.-  La presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, denunció hoy que “están eliminando” a militares investigados por delitos cometidos en la última dictadura, al tiempo que pidió al Estado que haga un muestreo de “aquellos miembros de las Fuerzas Armadas que tienen hijos de la edad de nuestros nietos y que podrían serlo”.

Al poner en duda que se haya suicidado el teniente coronel (r) Paul Alberto Navone, sospechado del robo de bebés, la dirigente resumió que “lo que es terrible, lo que conmueve, es donde estarán o en qué manos estarán nuestros nietos, porque están eliminando prácticamente gente”.

En diálogo con radio Continental, reclamó al Estado que “arbitre los medios porque podemos encontrar otros caminos para encontrar respuestas de quiénes se han apoderado de nuestros nietos” y, en ese sentido, sugirió investigar a los hijos de todos los militares o miembros de las Fuerzas Armadas nacidos entre 1976 y 1983.

“Esto se puede hacer, no es tanto el número, se podría hacer de una manera respetuosa y progresiva que nos daría luz sobre muchos encuentros que ahora no se producen, ahora con más razón por este silencio”, explicó.

Argumentó que “está todo documentado” porque “ellos registran los nacimientos” y precisó que la investigación debería ser realizada respecto de “aquellos militares o miembros de las Fuerzas Armadas que tienen hijos de la edad de nuestros nietos y que podrían serlo”.

Hasta el momento, la organización presidida por Carlotto ha encontrado a 88 nietos.
Sobre el fallecimiento de Navone, hallado ayer con un disparo en la sien en el parque del hotel que la Fuerza Aérea posee en la localidad cordobesa de Ascochinga, dijo que “yo me atrevo a dudar de la muerte por suicidio de este hombre, porque él estaba citado, declaró estar enfermo, le habían vuelto a poner una fecha el 3 del mes próximo y ocurre esto que estamos viviendo”.

“A las Abuelas nos preocupa muchísimo que estas personas desaparezcan de este mundo sin poder hablar, sin poder contar una historia que lleva ya 31 años y que es tan dolorosa no sólo para nosotros, sino para las propias víctimas que son los hoy jóvenes que vamos encontrando y que han vivido en esa mentira durante tanto tiempo”, señaló.

“Sugestivamente están muriendo muchos militares, que tienen que ser citados, que tienen que declarar, por enfermedades diversas, probadas o no, yo creo que habría que investigar profundamente”, advirtió.

Navone, de 65 años, era investigado por el destino de los hijos mellizos de la desaparecida Raquel Negro, nacidos en momentos en que su madre estaba detenida por las fuerzas militares, en 1976.

“Este acontecimiento nos pone otra vez en el lugar de qué importancia tendrá saber el paradero de nuestros nietos que estas personas que tienen que declarar son asesinadas”, afirmó.

Mencionó “el caso (del prefecto Héctor) Febres que está más que comprobado (que fue asesinado) o este caso del teniente coronel retirado Paul Alberto Navone, que presuntamente se habría suicidado pero uno espera que la Justicia investigue si ese así o si ha sido eliminado como en el otro caso”.

“Este hombre tenía que dar a luz detalles del traslado de Raquel Negro y posiblemente su participación en otros casos”, lamentó. (DyN)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario