Política

Capitanich, duro con los peronistas opositores

El jefe de Gabinete les dijo a De la Sota y Massa que antes del criticar al PJ "se fijen cuántos votos sacaron en las últimas elecciones".

Miércoles 14 de Mayo de 2014

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, salió ayer al cruce de las críticas del gobernador de Córdoba, José Manuel de la Sota, y del titular del Frente Renovador, Sergio Massa, a la nueva conducción del Partido Justicialista (PJ), al plantear que antes de efectuar reparos "primero se fijen cuántos votos sacaron en las últimas elecciones".

"Hay que tener autoridad política, y la autoridad política solamente emana de la voluntad popular", afirmó Capitanich, al tiempo que advirtió que "no puede nadie ser tan arrogante de endilgar la estructura de un «partido vegetativo» a aquellos quienes tenemos representatividad territorial por el voto popular".

En su habitual contacto matutino con la prensa en la Casa Rosada, el ministro coordinador señaló que "cuando algunos de los que están fuera del partido pretendan criticar, que primero se fijen cuántos votos sacaron en las últimas elecciones, y si alguno de ellos sacó más que yo, el 60,5 por ciento como candidato a senador suplente en Chaco, ahí los vamos a escuchar".

Días atrás De la Sota, quien se abstuvo de participar del congreso del PJ del viernes pasado, aseveró que el peronismo es "un PJ vegetativo" y no descartó jugar electoralmente por afuera de la estructura partidaria en 2015, en tanto que desde el massismo también se cuestionó al congreso peronista.

El titular del Frente Renovador, Sergio Massa, también se distanció de la nueva cúpula del PJ nacional al afirmar que "nosotros ganamos la provincia, expresamos el futuro, y ellos se abrazan a los cargos.

En su informe a la prensa, Capitanich defendió el congreso del PJ, del que participaron —recordó— "cerca de 800 congresales" y que, "en consecuencia, tiene la autonomía para decidir" las nuevas autoridades partidarias.

"Las puertas abiertas del Partido Justicialista están para todos, para los que quieran participar y para los que no quieren participar; no es motivo de descalificación, aquel que está excluido", pregonó el jefe de Gabinete.

Resaltó entonces que "se podrá coincidir o no, podrán tener motivos para participar o no, pero nadie puede afirmar categóricamente que el PJ no es un ámbito de debate".

En este marco, y en replica directa a De la Sota y Massa, estimó que "tener un discurso unidireccional e imponer su propia voluntad y si no la impone se va, tampoco es la herramienta más adecuada para fortalecer la democracia institucional y partidaria".

Insistió que "los que critican sacaron en las últimas elecciones legislativas el 26 por ciento (de los votos), y me critican a mí, que en la boleta como candidato a senador suplente por el Chaco saqué el 60,7 por ciento".

"Entonces, hay que tener autoridad política, la que solamente emana de la voluntad popular; no puede nadie ser tan arrogante de endilgar la estructura de un partido vegetativo a aquellos que tenemos representatividad territorial por el voto popular", replicó al cordobés.

"No vamos a aceptar que esos agoreros del desánimo y del desencanto pretendan minar las bases de credibilidad y confianza que hemos construido", agregó, para azuzar: "Cuando algunos de los que están fuera del partido pretendan criticar de un modo artero, primero que se fijen cuántos votos sacaron en las últimas elecciones".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario