Política

Capitanich acusó a Lilita Carrió de haber sido "fiscal de la dictadura militar"

Carrió presentó el jueves una denuncia contra Capitanich por la presunta "violación de deberes de funcionario público" y lo acusó por "decir estupideces" durante su exposición

Sábado 05 de Abril de 2014

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, acusó a la diputada nacional Elisa Carrió (Coalición Cívica ARI) de haber sido "fiscal de la dictadura militar", luego de que la legisladora opositora lo denunciara por evadir sus preguntas, anteayer, en la Cámara baja.

Carrió presentó el jueves una denuncia contra Capitanich por la presunta "violación de deberes de funcionario público" y lo acusó por "decir estupideces" durante su exposición en Diputados. Ayer, el jefe de ministros rechazó las críticas de la diputada y, aunque no la nombró, se refirió a ella como "una legisladora que antes vivía en mi provincia (por Chaco), hace mucho tiempo, cuando era fiscal de la dictadura militar".

La polémica se inició cuando, al término de la sesión en la Cámara baja, la diputada cuestionó al jefe de Gabinete porque no respondió las consultas sobre YPF y el "crecimiento del narcotráfico".

"Si Capitanich no cumple con su obligación de responder las preguntas que hacemos los representantes del pueblo, no tengo la obligación de quedarme a oír un discurso vacío que no responde a ninguno de los interrogantes planteados", dijo Lilita antes de abandonar el recinto.

El funcionario no tardó en contestarle, y en la habitual conferencia de prensa de ayer en la Casa Rosada apuntó contra la legisladora porque "no estuvo un minuto en su banca. Lo que se exige también hay que dar". El funcionario dijo que "si tuviera que aplicar la misma vara tendría que aplicar el artículo 248 del Código Penal por la falta de cumplimiento de deberes de funcionarios públicos" debido al poco tiempo que Carrió estuvo en el recinto legislativo.

Al respecto, Carrió le respondió que estuvo "una hora escuchando estupideces" y ratificó que Capitanich "no contestó ni sobre el vaciamiento de Repsol ni sobre el estado del narcotráfico y la efedrina". "El día que dejen de mentir, lo voy a escuchar. Sé muy bien quién es Capitanich, él sabe muy bien lo que es la corrupción y la mentira porque la encarna él mismo", remarcó Carrió.

La diputada agregó que "el primer principio de la no violencia es resistirse a la humillación de la mentira; estuve una hora escuchando estupideces y no contestó ni sobre el vaciamiento de Repsol ni sobre el estado del narcotráfico y la efedrina", insistió.

Massa. En paralelo, el diputado y jefe del Frente Renovador, Sergio Massa, consideró que las "respuestas" que brindó el jefe de Gabinete "tienen sabor a conocido" y llamó a la dirigencia a "dejar de negar los problemas y enfrentarlos".

Asimismo, al replicar críticas del ministro coordinador a las fuerzas opositoras que reclamaron una acción más eficaz del gobierno contra la inseguridad, Massa lamentó que los funcionarios crean que los temas planteados por las fuerzas políticas "son en su contra".

"El que gobierna cree que los temas que se plantean son en su contra, pero los temas de seguridad que queremos resolver son en favor de la gente, no en contra del Estado", aseguró el legislador a través de su oficina de prensa.

En referencia al informe que ofreció Capitanich, el ex intendente de Tigre alertó: "Me dio la sensación de que las respuestas tienen sabor a conocido. No hubo nada nuevo, salvo el tema de Ganancias y que la seguridad es responsabilidad de las provincias".

Contra la negación. Para el titular del Frente Renovador, "la Argentina debe dejar de negar los problemas y enfrentarlos, porque seguir negando el problema es seguir agravándolo".

Ayer, en su habitual conferencia de prensa en la Casa Rosada, Capitanich insistió en adjudicar a las provincias la responsabilidad de la seguridad ciudadana y acusó a la oposición y a un sector de la prensa de usar este tema para "generar un ataque desmedido e irracional" contra el gobierno nacional (ver aparte).

El jueves pasado en el Congreso y ayer en declaraciones radiales, Capitanich defendió la política oficial en materia de seguridad y, en un directo ataque al massismo, obsesión del oficialismo, sostuvo que la cuestión "forma parte de una estrategia permanente de comunicación por parte de medios y sectores de la oposición" para "generar un ataque desmedido e irracional contra el gobierno".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario