Elecciones 2019

Campañas con muchos matices y cortas de género

Las cuestiones de género se tornaron ineludibles y también definirán votos en un año electoral.

Domingo 11 de Agosto de 2019

Los pañuelos, de un color y de otro, ya no pasan desapercibidos en las campañas políticas y ese rasgo ineludible antes de las Paso seguramente se repetirá en las elecciones presidenciales de octubre. Cuestiones de género, entre ellas el apoyo o no a la interrupción legal del embarazo (ILE), están cargadas de matices y dividen los votos, algo que los candidatos saben bien.

   ¿Cómo se expresaron quienes aspiran a ser presidentes?

   Alberto Fernández (Frente de Todos) está a favor, considera al aborto como un tema de “salud pública”, advirtió no trabajar la legalización con ligereza y destacó que es un tema que “divide a los argentinos”. Está acompañado por la candidata a vice, Cristina Fernández de Kirchner, quien como presidenta no se expresó en favor a la ILE, pero votó por el proyecto como legisladora y luego en plan de sumar a “todos” llamó a la unidad de pañuelos verdes y celestes. No obstante, cabe destacar que su gobierno alentó campañas sobre derechos sexuales y reproductivos y apoyó los derechos de personas del mismo sexo y transgéneros al promulgar las leyes de matrimonio igualitario e identidad de género.

   También los candidatos de izquierda Nicolás del Caño (Frente de Izquierda) y la única mujer que compite por la presidencia, la socióloga entrerriana Manuela Castañeira (Nuevo Más), apoyan el aborto legal desde un verde pleno. En contra de la ILE están todos bien mezclados: desde ultra católicos del Opus Dei y evangélicos, hasta nacionalistas y neoliberales como Mauricio Macri (Juntos por el Cambio). Sus seguidores valoraron que él, a diferencia de la ex presidenta, sí abrió el debate. Pero analicemos las tonalidades.

Macrismo

   El 61 % de los legisladores que respaldan al macrismo votó en contra de la ley por la ILE (de los 38 votos negativos, 17 fueron de Cambiemos, algo de lo que se desmarca el candidato a vice de Macri, Miguel Angel Pichetto, quien votó a favor del proyecto). Además, durante esta gestión se sacaron de circulación materiales producidos sobre Educación Sexual Integral (ESI) y los protocolos de abortos no punibles y se redujo el presupuesto para prevenir y sancionar la violencia machista (según el Registro Nacional de Femicidios, en los 3 últimos años hubo un femicidio cada 29 horas y 925 niños y niñas quedaron huérfanos; el Plan Nacional de Acción (PNA) contra violencia a las mujeres prometió la construcción de 36 hogares en el país, se hicieron sólo 9 y 6 venían de la gestión anterior). Y un dato más que abona a los claroscuros: el presidente Macri recibió en Olivos a la flamante diputada de Santa Fe, Amalia Granata, referente pro vida y, según trascendió, acordaron trabajar juntos en temas relacionados con la niñez y la familia.

   Otros candidatos que se expresaron en contra de la ILE son Roberto Lavagna (Consenso Federal) acompañado por Juan Manuel Urtubey, quien se pronunció a favor de la ILE, pero su gobernación, y por diez años, avaló la enseñanza religiosa obligatoria en las escuelas públicas.

   También son celestes el neonazi Alejandro Biondini (Frente Patriota) y el correntino José Antonio Romero Feris (Partido Autonomista Nacional). Aunque ninguno se reconoció tan orgullosamente pro vida como el militar retirado y ex carapintada Juan José Gómez Centurión (Frente Nos), quien expresó junto a su compañera de fórmula ser los únicos “100 por ciento celestes”.

   Un caso particular es el del economista José Luis Espert (Frente Despertar) porque está a favor de la despenalización, pero no lo considera un tema prioritario.

En Santa Fe

   En los candidatos a legisladores nacionales por Santa Fe los matices se replican en las 26 listas (para ocupar 10 bancas).

   Dentro de los grandes frentes, hay posturas variopintas aunque se visualiza un tablero más patriarcal que en otros territorios. Por ejemplo, en la Ciudad de Buenos Aires, el Frente de Todos eligió a dos candidatas distantes generacionalmente pero indiscutibles referentes feministas como la investigadora del Conicet Dora Barrancos y la ex presidenta del centro de estudiantes del Pellegrini, Ofelia Fernández. En la provincia de Santa Fe, en cambio, encabezan la lista un varón, Marcos Cleri, y una mujer que nunca militó a favor de la ILE como Alejandra Obeid, pero quien en las últimas semanas se habría comprometido a flexibilizar su postura. Esta por verse.

   Luego se repiten las alianzas santafesinas, entre las más populosas están las inclinadas al celeste, ligadas al macrismo o al lavagnismo, con varones al frente. Está también la verde izquierda encabezada por Octavio Crivaro (Alianza frente de Izquierda y Trabajadores Unidad) y por César Rojas (Movimiento al Socialismo) y en la vereda celestísimamente opuesta se ubican los seguidores de Centurión (Alianza Frente Federal Nos).

   Por último, hay pequeños y poco representativos grupos, más bien pro vida y proteccionistas como Lealtad Animal, con una huella de un animalito en la boleta.

   Ahora bien, quien crea que los reclamos de la militancia feminista y por la diversidad sexual se limitan a un triángulo verde, de 60 centímetros de lado, con la frase por el aborto legal seguro y gratuito, se equivocan y quedan cortos. Las reivindicaciones son muchas más y por ahora tuvieron poco eco en la campaña.

La agenda

   Todos ya incorporaron a la agenda al “aborto legal”, todos incluyeron a su lenguaje el “todas” y hasta el “todes”. Incluso la Cámara Nacional Electoral debió habilitar la incorporación de pañuelos a las boletas (no así las imágenes de fetos como pretendía el partido Demócrata Cristiano). Pero las políticas de género anunciadas hasta ahora fueron escasísimas: el único proyecto que se oyó fue el de la diputada nacional de Somos, Victoria Donda, que capitalizó Alberto Fernández. Crear un Ministerio de las Mujeres, Diversidades y Disidencias.

   ¿Qué se hará desde la economía para acortar la brecha salarial del 27% entre varones y mujeres? (según indica la economista Mercedes D’Alessandro en su libro Economía Feminista, “considerando a varones y mujeres con similar educación, experiencia y horas trabajadas, las mediciones indican que ellas ganan menos que ellos, y menos aún las que tienen hijos”).

   ¿Qué medidas se contemplarán contra el trabajo invisible en casas particulares y de cuidado de niños y adultos mayores?

   ¿Qué se propondrá para atenuar o eliminar las escandalosas cifras de femicidios? (sólo en Santa Fe se registra uno cada 33 horas). ¿Y para dar batalla a los travesticidios o crímenes de odio?

   ¿Algún candidato habló de los recursos necesarios para aplicar la ley integral trans sobre un colectivo que no supera en general los 40 años de vida? (la norma de 2012 contempla cupo laboral, reparación histórica para víctimas de violencia institucional, planes de vivienda y educativos).

   ¿Se aludió a la efectiva implementación nacional de la Educación Sexual Integral (ESI) con perspectiva de género y diversidad sexual?

   Campañas con muchos matices y cortas de género.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario