Política

Campagnoli: "Lázaro Báez perderá la protección en los próximos meses"

Fiscal polemico. Dijo que la investigación sobre el empresario "va camino de obtener buenos resultados". Pidió que "la Justicia no sea adicta al poder de turno".

Martes 30 de Septiembre de 2014

A José María Campagnoli se lo ve sereno. Tras siete meses de suspensión, ya regresó a la Fiscalía de Saavedra y Núñez, de donde fue desalojado tras investigar al empresario kirchnerista Lázaro Báez por lavado de dinero. Hoy su tono de voz moderado denota tranquilidad, pero en cada reflexión deja traslucir que con su caso el gobierno nacional intentó "disciplinar al resto de los fiscales" para garantizar la impunidad de algunos poderosos.

Todavía con un juicio político abierto, donde se lo acusa por presunto mal desempeño, el fiscal penal de instrucción porteño confía en que el proceso se caiga. El 24 de octubre vence el plazo de la acusación y hasta el momento no se avizora una perspectiva de resolución.

Antes de participar del "X Congreso de Economía Provincial" organizado por la Fundación Libertad, el fiscal José María Campagnoli dialogó con LaCapital. Advirtió que su suspensión sentó un precedente para el trabajo de todos los fiscales, y dijo que el apoyo de la ciudadanía fue un factor determinante para que lo restituyeran en el cargo.

"Pensé que nunca iba a volver a trabajar de fiscal. Los embates eran muy fuertes y sufrí una campaña de desprestigio. La única razón fue la persecución y un intento de amordazar a los fiscales y a la justicia independiente", manifestó.

"No tengo dudas de que mi caso se trató de una persecución política. Y eso tuvo que ver con las conclusiones de mis investigaciones. Yo sufrí una gran campaña mediática de medios afines al gobierno que han dicho barbaridades de mi persona. Pero a medida que fueron sucediéndose las audiencias se observaba que no había ningún sustento para una acusación en mi contra", dijo el fiscal, quien consideró decisiva la actitud de la sociedad para que se revierta esta situación.

En consonancia con esto, aseguró que esa suspensión y el hecho de "ser sometido a juicio político" es producto de un accionar "grotesco y salvaje" que intentó neutralizar las investigaciones que afectan a los que se encuentran en el poder.

Asimismo, Campagnoli sostuvo que no cometió ningún error en el caso Báez, aunque lo hayan declarado incompetente. "Lázaro Báez perderá protección en los próximos meses. Ahora hay un juez que llamo a indagatoria a dos fiscales que están en el caso. Ya se ven algunos signos en la propia Justicia que demuestran que se va desplomando ese resguardo", deslizó el fiscal.

Este fiscal viene investigando la corrupción desde hace más de 20 años. Impulsó la investigación por la venta irregular a precio vil del predio que ocupa la Sociedad Rural en Capital Federal y pidió por ello la indagatoria del ex presidente Carlos Menem y del ex ministro de Economía Domingo Cavallo. Eso lo muestra como un funcionario judicial que investiga sin reparos la corrupción, avanzando sin importar lo que tiene adelante. "Uno trata de actuar con libertad y asumiendo la consecuencias. Un fiscal hace un trabajo que a muchos les molesta y eso implica correr algunos riesgos", afirmó.

En la Argentina hay por lo menos 35 causas por corrupción que involucran a 25 funcionarios y ex funcionarios del gobierno, incluida la presidenta Cristina Kirchner. El fiscal asegura que en breve pueden destaparse más investigaciones vinculadas al poder. "Hoy hay muchos casos de resonancia que demuestran que los jueces cuentan con las condiciones necesarias para actuar con independencia. Puede ser que algunos tengan que rendir cuentas", señaló.

Pese a que sus colaboradores remarcaron que quieren evitar la utilización política de la figura del fiscal, la posibilidad de que algún espacio le ofrezca una candidatura está latente. El funcionario judicial asegura que no le propusieron nada, pero no se anima a descartar ninguna opción. "Nunca tuve una propuesta concreta para ser candidato. Siempre manifesté la intención de volver a mi lugar de trabajo. Hoy quiero seguir siendo fiscal", finalizó Campagnoli.

Rearmando el equipo de trabajo

Campagnoli consiguió que la Procuración General de la Nación reincorporara a la Fiscalía a gran parte de su equipo de trabajo, que había sido apartado de allí en el marco del jury que se sustanció en su contra. “Recupere a muchos integrantes pero no a mi unidad de investigación. Ellos quedaron bajo la órbita de otros fiscales”, dijo el funcionario judicial. Asimismo, ratificó que retomó la relación con su jefa, la procuradora general Alejandra Gils Carbó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario