Elecciones 2017

Cambiemos: del festejo adelantado a un eventual triunfo ajustado

El macrismo, la única fuerza sin internas a diputado nacional en Santa Fe, se imponía por menos de dos puntos al Frente Justicialista.

Lunes 14 de Agosto de 2017

"Los argentinos dijeron «sí, se puede». Tampoco hay vuelta atrás en la provincia". Con esa definición, el radical Albor Niky Cantard anunció anoche el triunfo de la lista de candidatos a diputado nacional que encabeza. Pero, a la luz de los datos oficiales cargados al cierre de esta edición de La Capital, fue una ajustada performance del macrismo en territorio santafesino durante las Paso. En ese marco, Cambiemos —la única fuerza sin internas en la categoría— se imponía por menos de dos puntos sobre el Frente Justicialista.

Con el 73,8 por ciento de las mesas escrutadas en la provincia, la nómina de Cambiemos obtenía el 28,66 por ciento (391.064 votos) delante del PJ, que cosechaba el 26,68 por ciento (Agustín Rossi y Alejandra Rodenas), y del FPCyS, que alcanzaba el 13,06 por ciento (Luis Contigiani y María Eugenia Schmuck).

El final de la puja electoral lucía abierto en virtud de que en el departamento Rosario, hasta las 3 de hoy, restaba escrutar el 53 por ciento de las mesas.

Dentro de una gran encuesta nacional y provincial, en Santa Fe se perfiló un ganador con nombre y apellido extraño para la mayoría de los electores que, en los hechos, optó por respaldar al sello Cambiemos. Asimismo, el apoyo de funcionarios nacionales que llegaron a la provincia en las últimas semanas le permitió a Cantard quebrar el bajo nivel de conocimiento.

"Hoy —por ayer— dimos el primer paso, pero la gran final es el 22 de octubre próximo (comicios generales). ¡Adelante Cambiemos!", afirmó Cantard desde el escenario del búnker montado en el hotel Río Grande, en la ciudad de Santa Fe, cuando la diferencia porcentual con sus rivales era más amplia.

A su lado sonreía José Corral, intendente de la capital provincial y líder de la UCR nacional, impulsor de la postulación del actual secretario de Políticas Universitarias (ver página 5), que contó con el guiño de la Casa Rosada. No era para menos: durante meses se especuló sobre la suerte a correr por los radicales santafesinos alineados al macrismo.

Paralelamente, el ministro del Interior nacional, Rogelio Frigerio, aseveró acerca de la performance de Cambiemos: "Teníamos una gran esperanza de ganar en Santa Fe". Y no escatimó elogios para Corral y los integrantes de la lista triunfante. "Es un triunfo muy claro de Cambiemos a lo largo y ancho de la provincia", agregó Cantard.

En esa línea, el ex rector de la Universidad Nacional del Litoral (UNL) indicó: "Lo importante, como dijimos en toda la campaña, es que los dueños del cambio son ustedes. Los argentinos dijeron «sí, se puede». Tampoco hay vuelta atrás en la provincia".

Tras enviar un especial saludo "a los 8 mil fiscales que estuvieron cuidando" los votos del macrismo en la provincia, el candidato sostuvo que "los argentinos dijeron que sí al cambio, que en la Argentina y Santa Fe no hay vuelta atrás".

Para las Paso, el PRO pudo sumar a la UCR provincial a Cambiemos (que también integra la Coalición Cívica, CC), impactando de lleno en la histórica alianza santafesina que tenían los radicales con el Partido Socialista (PS).

Sin embargo, la grilla que incluye al actual diputado nacional del PRO Luciano Laspina, Lucila Lehmann (Espacio Carrió), Gisela Scaglia (macrismo) y Gonzalo del Cerro (radicalismo) estuvo a punto de disputar las internas con el concejal rosarino Jorge Boasso (UCR).

Pero el edil radical identificado con el macrismo terminó inscribiendo su lista —Fuerza para el Cambio— dentro del partido Unite ya que Cambiemos la había impugnado previamente (ver aparte).

Santa Fe, considerado el tercer distrito electoral del país, renovará en los comicios previstos para octubre nueve de sus 19 bancas en la Cámara de Diputados nacional.

Laspina, a su turno, agradeció a "todos los santafesinos que confiaron en el cambio". Y sentenció: "El objetivo era ganar y ratificarlo en Santa Fe".

En ese contexto, los electores santafesinos que optaron por Cambiemos parecieron decididos a seguir apoyando un proceso de cambio político, más allá del bolsillo afectado por la economía, como también a enviar un mensaje de castigo al oficialismo provincial.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario