Política

Cambiemos busca extender su poder en la Cámara de Diputados

Con la nueva conformación legislativa intentará quedarse con la vicepresidencia primera.

Domingo 26 de Noviembre de 2017

A pocos días del recambio legislativo, la pelea por el reparto de cargos en la Cámara de Diputados entra en su etapa de definición: en base al crecimiento de su bancada, el oficialismo reclamará la vicepresidencia primera, hoy en manos del FpV-PJ, e intentará hacerse de la presidencia de tres o cuatro comisiones más de las 17 que ya detenta.

   La victoria en las últimas elecciones de medio término le permitirá al interbloque oficialista trepar a 108 diputados propios a partir del 10 de diciembre, que podrían ampliarse a 110 una vez que se confirme la incorporación de Martín Lousteau y Carla Carrizo.

   El salto cuantitativo se verá reflejado en un avance en posiciones concretas de poder institucional dentro de la Cámara.

   El botín más apetecido es la vicepresidencia primera, cargo que tiene como responsabilidad reemplazar al presidente de la Cámara, Emilio Monzó, en la conducción de las sesiones deliberativas.

   Actualmente, ese cargo está en manos del sanjuanino José Luis Gioja, pero la nueva correlación de fuerzas permitiría que dicho lugar le corresponda a Cambiemos; mientras que al FpV le tocaría la vicepresidencia segunda y al bloque Justicialista la vicepresidencia tercera.

   Según se supo, el PRO no pondría reparos para que un radical ocupe el puesto: para la elección del candidato se dará intervención a los gobernadores Alfredo Cornejo (Mendoza), Gerardo Morales (jujuy) y Ricardo Colombi (Corrientes).

Terna

La terna que resulte pre-elegida será consensuada con el jefe del interbloque de Cambiemos, Mario Negri, y también con Monzó.

   "Van a consultar con Monzó porque quieren que se sienta cómodo, ya que es alguien que lo va a acompañar en las sesiones. No van a mandar a un novato o a alguien que no esté a la altura de la responsabilidad", explicaron fuentes del interbloque oficialista.

   En este marco, los nombres más firmes que piden pista son los del mendocino Luis Petri, del riñón de Cornejo, Gabriela Burgos, que responde a Morales; y el tucumano José Cano; aunque no se descarta un "tapado".

   Dentro del esquema de poder que tiene en mente el oficialismo, la idea sería ocupar tres o cuatro más comisiones de las 17 que actualmente posee (el PRO tiene nueve, la UCR siete y la Coalición Cívica una sola).

   La prioridad será definir las presidencias de las seis comisiones que en sesiones extraordinarias abordarán el paquete de leyes económicas que para el gobierno son de aprobación urgente.

   Se trata de las comisiones de Presupuesto, Finanzas, Legislación del Trabajo, Legislación General, Asuntos Constitucionales y Previsión: la idea es que estas comisiones estén plenamente conformadas con todos sus integrantes para que puedan estar en funcionamiento de manera inmediata, sin perder tiempo.

   Ya se resolvió que sean ratificados como presidentes de sus respectivas comisiones Daniel Lipovetsky (Legislación General), Eduardo Amadeo (Finanzas), Pablo Tonelli (Asuntos Constitucionales) y Luciano Laspina (Presupuesto).

   La puja es por la comisión de Previsión y Seguridad Social, donde Cambiemos quiere barrer a Mirta Tundis (Frente Renovador) para nombrar a alguien propio, y por la de Legislación del Trabajo, que actualmente es presidida por el petrolero Alberto Roberti (Justicialista).

   Allí, el oficialismo deberá entablar una dura negociación con el sindicalismo peronista. Sin embargo, el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, ya dejó trascender a través de allegados que no quiere en ese lugar a ningún legislador de extracción sindical, para que no le traben la reforma laboral.

   Otras comisiones a las que el oficialismo le echó el ojo son la de Energía, que quedó acéfala tras el desafuero y detención de Julio De Vido, y la de Comunicaciones e Informática, que conduce hasta diciembre el democristiano Juan Brügge.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario