Elecciones 2017

Cambiemos busca ampliar su fuerza en Diputados, pero no lograría mayoría propia

Un resultado similar o superior al de las Paso dejaría a Cambiemos en posición de comodidad hasta el fin del mandato

Domingo 22 de Octubre de 2017

Una treintena de diputados se presentará para renovar sus bancas en las elecciones de hoy, en las que se renovará la mitad de la Cámara baja, y de ellas un tercio corresponde al oficialismo.

   En Cambiemos reina el optimismo: si repite el resultado de las Paso contará con una bancada de de 105 diputados, 19 más que hoy. Pero se ilusionan con una cosecha ideal de 110 legisladores.

   Cambiemos renueva 40 escaños, y le quedan con mandato hasta 2019 otras 46 bancas, que se convertirán en 47 cuando la diputada radical tucumana Teresita Villavicencio formalice su pase al interbloque.

   En el bloque del PJ-FpV hay menos precisiones sobre el tamaño que tendrá la bancada porque dependerá de la puja que sostiene con el bloque Justicialista respecto de los diputados que terminen ingresando en representación de varias provincias. Se especula con que la bancada, de 71 miembros (renueva 31 butacas), conservaría sus actuales proporciones.

   El bloque Justicialista (17 legisladores y renueva 8) busca convertirse en actor de peso en el ámbito parlamentario ya que los gobernadores del PJ buscan robustecer esa bancada para articular un gran interbloque con otras fuerzas parlamentarias de cuño peronista, como el Frente Renovador y el Movimiento Evita.

   El interbloque federal UNA, que incluye al Frente Renovador, quedará diezmado luego de octubre, principalmente por el módico desempeño electoral que tuvo Sergio Massa en provincia de Buenos Aires, donde expone las 11 bancas en juego (retendría 6 si repitiese el resultado de las Paso).

   El bloque Peronismo para la Victoria (que tributa al Movimiento Evita) expone a uno de sus cinco miembros (Remo Carlotto) y podría conservar su actual tamaño si Juan Manuel Abal Medina logra entrar de la mano de Florencio Randazzo.

   El Frente Cívico por Santiago mantendría a sus seis integrantes, mientras que el interbloque Progresistas corre serios riesgos de extinción ya que expone a siete de sus ocho integrantes (sólo Victoria Donda tiene mandato hasta 2019). El interbloque Juntos por Argentina, que lidera Darío Giustozzi enfrentará una situación parecida ya que expone tres de sus cuatro escaños.

   Por último, también quedará peligrosamente diezmada la bancada del Frente de Izquierda, dado que se renuevan tres de sus cuatro bancas, y sólo Nicolás del Caño tiene alguna chance de incorporarse al Congreso.

Ocho provincias definirán la composición del nuevo Senado

Ocho provincias elegirán hoy a sus nuevos senadores nacionales para renovar un tercio de la Cámara alta, donde el oficialismo de Cambiemos arriesga sólo cuatro bancas mientras que el PJ-FpV pone en juego 15.

   Buenos Aires, Formosa, Jujuy, La Rioja, San Luis, San Juan, Misiones y Santa Cruz elegirán tres senadores cada una y en ese proceso modificarán el esquema del Senado, donde el PJ-FpV cuenta hoy con 41 de las 72 bancas (entre propios y aliados) y Cambiemos 15.

   Con esos números y la referencia de las Paso de agosto, el PJ-FpV que encabeza Miguel Pichetto perdería la mayoría (para lo cual se necesita tener 37 bancas) y el oficialismo crecería, pero sin llegar a la mitad más uno del recinto.

   El bloque del PJ-FpV tiene formalmente 36 senadores, pero 15 de esos escaños serán renovados, mientras que el oficialismo somete a votación sólo cuatro bancas.

   El justicialismo arriesga las dos bancas de mayoría por Buenos Aires, Jujuy, San Juan, Formosa, Santa Cruz, La Rioja y Misiones, donde además se juega también el lugar de Sandra Giménez, que pese a tener un monobloque actúa como aliada de la bancada mayoritaria.

   Por su parte, el oficialismo sólo se juega las bancas de los radicales Silvia Giacoppo (Jujuy), Luis Naidenoff (Formosa), Alfredo Martínez (Santa Cruz) y de Roberto Basualdo (San Juan), que hoy no integra el interbloque de Cambiemos pero busca su reelección con el gobierno.

   Si la probable llegada de la ex presidenta Cristina Kirchner ocasiona la división del bloque PJ-FpV, el kirchnerismo quedaría reducido a una bancada pequeña mientras que el justicialismo se disputaría con Cambiemos el lugar de primera minoría.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario