Política

Cabrera dijo que la suba del dólar no es un problema y pronto será historia

El ministro de Producción minimizó el impacto de la crisis cambiaria y afirmó que los empresarios respaldaron la gestión del gobierno ante el FMI

Sábado 12 de Mayo de 2018

"Para nosotros no es un problema el ajuste del tipo de cambio. Es un tema coyuntural, que en pocos días va a ser historia". Esa fue la frase que utilizó el ministro de Producción, Francisco Cabrera, para expresar la posición del gobierno frente a la crisis cambiaria que la gestión de Mauricio Macri no logra calmar incluso luego de anunciar un pedido de auxilio financiero al Fondo Monetario Internacional.

Tras una reunión entre el presidente y un grupo de empresarios, Cabrera fue el vocero encargado de transmitir las impresiones del encuentro, en medio de una jornada donde el Banco Central de la República Argentina (BCRA) tuvo que liquidar más de 1.000 millones de dólares y aún así no logró calmar al dólar, que cerró en 23,72 pesos pero había llegado casi a tocar la barrera de los 25 pesos.

La soltura con la que el titular de Producción minimizaba el impacto de la crisis cambiaria en la economía real se daba de bruces con los indicadores más duros.

"Los empresarios no nos pidieron nada ni nosotros tampoco", dijo Cabrera, y señaló que en las últimas semanas "no hubo cambio de precios", algo que no coincide con las quejas de los referentes del comercio minorista, especialmente de alimentos, que en las últimas semanas advirtieron sobre la llegada de listas de precios con subas que oscilan entre el 5 y 10 por ciento.

"Nuestra política no es hacer control de precios porque esto falló en los últimos cuatro mil años", dijo con ironía Cabrera.

Aunque el conjunto de los empresarios que se reunieron con Macri le transmitieron su apoyo a la política económica y a la gestión y del crédito al FMI, también mostraron sus reparos sobre la evolución del dólar.

Cabrera reconoció que "si persiste un tipo de cambio más alto hay productos que tienen componentes dolarizados, como son los alimentos que nosotros exportamos, como el trigo y el maíz, y es posible que sea cambiado" el precio que tienen en la actualidad.

Pero esa sutileza fue más contundente en boca de los propios empresarios. El referente de la UIA y del sector de la alimentación, Daniel Funes de Rioja, buscó mostrar su apoyo al gobierno pero no pudo esquivar expresar lo que piensan por lo bajo los empresarios. "Aún la suba del dólar no se trasladó a precios pero hay sectores con insumos importados y tenemos que ver dónde queda el dólar, porque no sabemos dónde estamos parados", se sinceró ante una consulta sobre el pass through.

En el encuentro de ayer participaron Amancio Oneto, de Molinos; Gerardo Díaz Beltrán, de Came; Miguel Acevedo, de la UIA; Luis Betnaza, de Techint; Eduardo Eurnekian, de la CAC; Enrique Cristofani, del Banco Santander Río; Alfredo Coto, de Coto; Eduardo Elzstain, de Irsa; Cristiano Rattazzi, de FCA, y Martín Migoya, CEO de Globant.

El pedido al FMI

El ministro comentó que durante la reunión, el presidente Macri comentó a los empresarios "sobre el acuerdo con el FMI, que tiene que ver con la particularidad de la zozobra que ha vivido el mercado cambiario en estos días".

"Todos (los empresarios) estuvieron de acuerdo y les pareció razonable fortalecer el programa financiero argentino, que es una de las patas importantes del programa económico, con un crédito preventivo del FMI que nos permita tener mayor solidez y por lo tanto sortear un tema de liquidez y no de solvencia de la economía argentina", enfatizó.

El ministro manifestó luego que el objetivo central de la reunión tuvo que ver "con cómo seguimos trabajando, cómo seguimos creciendo y produciendo. Llevamos siete trimestres consecutivos de crecimiento de la economía".

Uno de los participantes de la reunión, Eduardo Eurnekian, vicepresidente de la Cámara Argentina de Comercio (CAC), dijo que "la economía muestra una buena y positiva situación, por lo que ratificamos las medidas que está implementando al presente el gobierno nacional".

En un comunicado de prensa, sostuvo que "en el proceso de gradualismo que lleva la política económica las inversiones prosiguen y continuarán su marcha normal y los proyectos licitatorios de las nuevas iniciativas se empezarán a definir próximamente".

Liquidez, no solvencia

Por otra parte, el ministro Cabrera aseguró que la crisis cambiaria que atraviesa el país " es un problema de liquidez, no de solvencia, ya que no somos como Grecia, tenemos un bajo porcentaje de deuda respecto del PBI", dijo con soltura el ministro.

En rigor, según los últimos datos de marzo y a raíz de las sucesivas emisiones de deuda, la deuda pública de la Argentina en porcentaje de PBI llega al 59,3 por ciento, un crecimiento de casi 10 puntos respecto del primer trimestre del año pasado.

Aunque este porcentaje es mucho más elevado en países desarrollados, se trata de economías más sólidas y algunas, como Estados Unidos, generadoras de las divisas en las que están endeudadas.

Sucesión de reuniones tras días agitados

El presidente Mauricio Macri analizó ayer junto a sus principales funcionarios el comienzo de las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la marcha de la economía, tras recibir a empresarios locales y cerrar dos semanas consecutivas de inestabilidad cambiaria.

El mandatario comenzó la jornada recibiendo en la quinta de Olivos al ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, quien le informó los detalles de su reunión con la titular del Fondo Monetario Internacional, la francesa Christine Lagarde, en la sede del organismo en Washington.

El titular del Palacio de Hacienda reafirmó que la decisión de ir en busca del apoyo financiero del FMI "ayudará a lograr una Argentina que crezca de manera sostenida y siga avanzando hacia el desarrollo, cuidando a todos los argentinos, especialmente a los que menos tienen".

Luego, mientras la cotización del dólar alcanzaba un nuevo récord, el jefe de Estado se trasladó hacia el partido bonaerense de Bragado, en donde encabezó la reinauguración de los talleres ferroviarios de Mechita.

Para cerrar el viernes de una nueva semana marcada por la incesante alza de la divisa norteamericana, Macri encabezó, al igual que suele realizar todos los días, una reunión de coordinación de gobierno con dirigentes como el jefe de Gabinete, Marcos Peña; el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y el de Producción, Francisco Cabrera; y los secretarios de Coordinación Interministerial, Mario Quintana, y de Coordinación de Políticas Públicas, Gustavo Lopetegui, entre otros.

En ese marco, repasó los números de la economía y los detalles del comienzo de las negociaciones con la francesa Lagarde para acceder a una línea de crédito stand by de alto acceso otorgada por el FMI.

"Dujovne me comentó que le fue muy bien (con Lagarde). Hay un equipo que va a trabajar en términos de los montos y las condiciones", señaló finalmente el ministro Cabrera.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});