Política

Braun: "Subestimamos el efecto de la devaluación y el impacto de las tarifas"

El secretario de Comercio explicó así el cambio de las meta de inflación para 2018. No obstante, confió en que la suba de precios se va a desacelerar.

Viernes 04 de Mayo de 2018

El secretario de Comercio de la Nación, Miguel Braun, reconoció ayer que el cambio de las metas de inflación se dio a fines de 2017 porque el gobierno "subestimó" el efecto que tendría la devaluación en la inflación y el impacto que tendría en los precios el aumento de las tarifas.

"El propio Banco Central lo explica muy bien: subestimamos el pase de la devaluación a la inflación y subestimamos el impacto de las tarifas en la inflación general", dijo el funcionario al ser consultado sobre la causa del cambio de metas.

La administración de Mauricio Macri anunció el 28 de diciembre pasado la modificación de las metas de inflación con el objetivo de impulsar el crecimiento económico, que debería ser de un 3,5 por ciento anual en tres años.

Con ese cambio, la meta de inflación saltó del inicial entre 8 por ciento y 12 por ciento al 15 por ciento para 2018, aunque ya todas las consultoras económicas aseguran que la nueva marca es de imposible cumplimiento por la aceleración de precios en el primer cuatrimestre.

Esto llevaría a que a pesar de haber elevado la meta el gobierno y el Banco Central tampoco puedan cumplirla este año, a menos que la inflación registre una fortísima desaceleración entre mayo y diciembre.

Braun sostuvo que si se quisiera bajar la inflación en seis meses se podría hacer, pero eso tendría a un costo económico y social "muy elevado" y "el gobierno cree que ese no es el camino que hay que tomar" porque hay que realizarlo de "manera gradual".

"Entendemos que hemos generado expectativas en torno a bajar la inflación y entendemos que quizás el ritmo no es el que mucha gente querría ver, pero estamos convencidos de que vamos por el camino correcto para ir bajándola de a poco", se esperanzó el funcionario macrista.

Braun consideró además que "sea cual sea el origen" de la inflación del país, se necesita un Banco Central solido, independiente y con metas claras; que use los instrumentos de la política monetaria para ir bajándola, porque "eso es lo que se vio en los últimos 30 años en todo el mundo".

Braun sostuvo que el Banco Central viene dando "señales claras de que va a trabajar" para ir bajando la inflación y aseguró que en el seno del gobierno están "convencidos y muy optimistas" de que la suba de precios se va a desacelerar.

"Creemos que estamos en el buen camino. Obviamente, hay sobresaltos. No es lineal el proceso. Pero la inflación va a bajar", insistió el funcionario.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario