Política

Boudou pidió su sobreseimiento en el caso por los papeles falsos de su auto

Lo hizo a través de un escrito mientras se encontraba a cargo de la Presidencia. Insistió en responsabilizar a los gestores.

Jueves 25 de Septiembre de 2014

El vicepresidente de la Nación, Amado Boudou, pidió su sobreseimiento en la causa que se lo acusa por irregularidades en la documentación de un vehículo Honda que compró en 1993.

A través de un escrito presentado ante la Sala II de la Cámara Federal, sus abogados Jacobo Grossman y Martín Magram se adelantaron a la audiencia fijada para hoy, cuando debían presentar sus argumentos a favor de la desvinculación del caso del vicepresidente en forma oral.

La presentación se conoció cuando el vicepresidente está a cargo del Poder Ejecutivo por el viaje de Cristina Fernández a Europa, donde se entrevistó con el Papa Francisco en el Vaticano, y EEUU, donde ayer participó en la Asamblea General de las Naciones Unidas, en Nueva York.

Ahora, los jueces Martín Irurzun, Horacio Cattani y Eduardo Farah están en condiciones de resolver si confirman el procesamiento contra Boudou por el delito de falsificación de documento público.

El juez Claudio Bonadio procesó a Boudou por considerar probado que "transfirió en su favor el vehículo Honda CRX, dominio B 2.243.822, mediante documentación falsa", la que contenía varias irregularidades.

En su presentación por escrito, los abogados de Boudou insistieron en que ni el vicepresidente ni su ex pareja Agustina Seguin intervinieron en el trámite de transferencia sino que este estuvo a cargo de los gestores que están procesados en la investigación.

Junto al vicepresidente, el juez también dispuso el procesamiento por el mismo delito a la denunciante María Graciela Taboada de Piñero, en calidad de autora, y a Agustina Seguin, como partícipe necesaria, y no hizo lugar al pedido de Boudou para le fuera restituido el vehículo.

La denuncia. La causa se inició en 2009 por una denuncia de Taboada de Piñero, titular de la oficina número dos del Registro Nacional del Automotor, por irregularidades en la documentación del coche, que fue importado a principios del 90 por la firma Nabsa Corporation SA.

El auto fue patentado el 8 de octubre de 1992 a nombre de Cayetano Campione, al año siguiente es otorgado a la concesionaria Atlántica Automotores de Mar del Plata, y luego es comprado por Boudou.

Al ser indagado, Boudou se negó a contestar preguntas y, en cambio, presentó un escrito en el que deslindó la responsabilidad en los gestores: "Jamás me encargué del trámite de inscripción registral, no completé los formularios cuestionados ni falseé información de tipo alguno, ni hice completar documentos con datos falsos. Con todas las letras, se inscribe un vehículo a mi nombre que efectivamente adquirí legalmente y del cual me encontré privado de su uso durante años", señaló.

Seguin amplió su declaración judicial días atrás: dijo que no tuvo responsabilidades en la firma de los documentos, aseguró que el vicepresidente fue quien contrató y pagó al gestor y que el propio Boudou usaba el auto antes de comenzar la relación con ella.

Si la Cámara confirma los procesamientos, tanto Boudou como el resto de los acusados quedarán a un paso de ser enviados a juicio oral y público. En cambio, si revoca la decisión del juez Bonadio los procesados quedarán sobreseídos y desvinculados de la causa.

El caso Ciccone. Este procesamiento se suma a otro que le impuso el juez federal Ariel Lijo en junio pasado por el caso de la ex imprenta Ciccone, en el que se acusa al vicepresidente de cohecho y negociaciones incompatibles con la función pública a raíz de su presunta intervención, cuando se desempeñaba como ministro de Economía, en el proceso de salvataje de la quebrada empresa y su posterior compra.

La semana pasada, además, por pedido del fiscal Gerardo Pollicita, se abrió una nueva causa contra Boudou por haber insertado información falsa en su Documento Nacional de Identidad (DNI), al tiempo que la Justicia también lo investiga por presunto enriquecimiento ilícito y por avalar cuando era secretario de Hacienda del Partido de la Costa un plan de viviendas que nunca se completó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario