Política

Boudou pedirá ampliar su testimonio y prometió subir a Facebook su declaración

Durante más de seis horas estuvo declarando el vice ante el juez Lijo por el caso Ciccone. Dijo que “todo lo que sucedió hoy tiene que ver con las cuestiones jurídicas, las cuestiones políticas me las guardo”.

Lunes 09 de Junio de 2014

El vicepresidente Amado Boudou afirmó hoy que buscó "el máximo nivel de difusión" de su declaración pero que, ante la resolución del juez Ariel Lijo de impedir la televisación de su testimonio, resolvió "subir en la página de Facebook la declaración completa", según dijo él mismo esta noche, a poco de dejar el edificio de Tribunales.

Boudou sostuvo que pudo "exponer todos y cada uno de los puntos contenidos en el expediente. Luego respondí a las preguntas del juez".

"Vamos a poner en Facebook la declaración completa, así toda la población podrá verla, porque no se pudo grabar, así la pueden leer sin intermediación y bajarla", indicó.

Al término de su declaración indagatoria, Boudou señaló que “todo lo que sucedió hoy tiene que ver con las cuestiones jurídicas, las cuestiones políticas me las guardo”.

"Voy a pedirle un ampliación de esta declaración", dijo en medio de una "marea" humana y de micrófonos, para adelantar que esa declaración se producirá cuando el juez "lo crea conveniente, pero va a ser pronto".

También dijo a los medios presentes: "Lamento mucho que no hayan podido transmitir mi declaración".

La declaración de Boudou ante el juez federal se extendió por más de seis horas, en el marco de una jornada atípica en Tribunales, donde se triplicó la presencia de efectivos policiales para reforzar la seguridad.

La indagatoria tuvo dos breves recesos, uno apenas comenzado la declaración y luego otro para almorzar en el interior de Comodoro Py 2002.

Boudou ingresó a las 11 en medio de empujones y gritos, custodiado por su personal de seguridad y de la Policía Federal.

A los pocos minutos, el vicepresidente ya estaba frente al juez Lijo, ante quien insistió con un planteo para que el magistrado reviera una medida que había adoptado minutos antes, al negarle la posibilidad de filmar la audiencia.

Los abogados de Boudou pidieron mediante una “reposición” que el juez considerara su postura, pero no hubo caso, y la audiencia se desarrolló como cualquier otra: sólo estuvieron el vice, sus defensores, el fiscal Jorge Di Lello y Lijo, además de colaboradores del juzgado federal 4 del cual es titular.

El titular del Senado primero escuchó la imputación en su contra por supuestamente haber intervenido en el salvataje de la ex Ciccone Calcográfica y más tarde intentar quedarse con la empresa, para así lograr luego futuros contratos con el Estado para la impresión de billetes.

Luego, Boudou pasó a contestar la batería de preguntas que tenían preparadas el juez y el fiscal.

Según trascendió, una de las pausas que tuvo lugar después del mediodía fue para que pudieran almorzar.

La declaración finalizó pasadas las 18, aunque el vicepresidente no se retiró inmediatamente sino que lo haría cerca de las 20.30.

El tercer piso donde se desarrolló la indagatoria estuvo vedado al público y sellado el acceso al despacho del juez Lijo, a través de la disposición de algunas puertas plegables y con una amplia custodia de Policía Federal.

En viernes pasado, la previa de la indagatoria, se había dispuesto triplicar la cantidad de efectivos.

Silencio oficial. En tanto, la presidenta Cristina Kirchner permaneció hoy en la Quinta de Olivos sin actividad pública, en tanto que no se registraron expresiones de integrantes del gobierno durante la declaración indagatoria que brindó Boudou ante la Justicia.

La mandataria tenía previsto encabezar en horas de la tarde un acto ferroviario en Pilar junto al ministro de Interior y Transporte, Florencio Randazzo, pero debió suspender la actividad debido al fallecimiento del intendente interino de esa localidad bonaerense, Marcelo Castillo.

La única actividad oficial prevista Cristina Kirchner era un encuentro en Olivos con gobernadores de las provincias petroleras.

Si bien oficialmente no se dio a conocer si la jefa de Estado se comunicó en las últimas horas con Boudou, no se descartaba que hubieran mantenido una charla telefónica.

“Siempre hablo con la presidenta”, expresó el titular del Senado en horas de la mañana, mientras se trasladaba en su auto hacia los Tribunales de Comodoro Py.

Durante la permanencia de Boudou en el edificio judicial ningún miembro del gobierno se refirió al tema.

El único que habló al respecto fue el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, pero a primera hora, en su habitual conferencia de prensa en la Casa Rosada.

En ese marco, Capitanich se expresó a favor de que se transmitiera en directo la declaración indagatoria del vicepresidente, algo que luego fue rechazado por el juez Lijo. “Sería un hecho trascendente para esta causa que se pueda transmitir en vivo y en directo, porque sería bueno tener transparencia y visibilidad, y que el pueblo tome conocimiento de todas las razones, para que la Justicia y un juez puedan actuar sin presiones”, evaluó.

El funcionario nacional sostuvo que “muchas veces desde los medios de comunicación generan desde prejuzgamiento, juicios sumarísimos, condena, sentencia, y eso no es apropiado en un sistema republicano, que tiene que tener publicidad de actos, garantizar el debido proceso, y que cada parte pueda expresar su verdad”.

“Nosotros debemos aguardar el debido proceso y el desenvolvimiento adecuado de las instituciones”, subrayó Capitanich y agregó que existe “un Poder Judicial, un juez que entiende en la causa y un vicepresidente que ha planteado su presentación espontánea”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario