Política

Boudou insistirá con su pedido de excarcelación

Mañana tendrá una audiencia con los dos jueces que considerarán si lo dejan, o no, libre

Lunes 20 de Noviembre de 2017

El ex vicepresidente Amado Boudou cumplió años ayer, 55, alojado en una dependencia del penal de Ezeiza, a la espera de ser trasladado mañana a los tribunales de Retiro para verse por primera vez con los dos jueces que definirán si lo excarcelan, en una audiencia pautada en la Sala I de la Cámara Federal porteña.

   En esa audiencia, Boudou expondrá además las razones por las cuales busca apartar al juez federal Ariel Lijo de la causa por enriquecimiento ilícito que lo llevó a prisión.

   Detenido el 3 de noviembre pasado como supuesto jefe de una asociación ilícita y lavado de activos, Boudou está preso en el penal bonaerense junto a su amigo y supuesto testaferro José María Núñez Carmona.

   Boudou, quien ayer fue visitado por su novia, Mónica García de la Fuente, Manuel Quieto, cantante del grupo rockero La Mancha de Rolando, y por el periodista Daniel Tognetti, quiere asistir en persona a la audiencia convocada por los camaristas Leopoldo Bruglia y Jorge Ballestero, de la Sala I de la Cámara Federal, para exponer los motivos por los cuales pide apartar al magistrado.

   De la Fuente, embarazada de mellizos, es la que más veces lo visitó. Ya había concurrido al penal la semana pasada. "Hablamos de cosas lindas", dijo la ex legisladora mexicana luego de una de las reuniones.

   Además, los camaristas esperan la exposición de la defensa del ex vicepresidente en la que insistirá en reclamar la excarcelación.

   Boudou, quien se ha quejado por la comida y el colchón de su celda, llegará a la audiencia con un nuevo panorama tras los dichos del ahora imputado protegido Alejandro Vandenbroele, quien declaró la semana pasada como arrepentido a cambio de beneficios en su condena.

   Vandenbroele aseguró que conocía a Boudou y que había trabajado para él. El empresario aportó pruebas que complicarían al ex vicepresidente y otros acusados en la causa y luego se impuso el secreto de sumario con miras a ordenar medidas de forma inminente.

   Según fuentes judiciales, una de las razones por las cuales Vandenbroele resolvió declarar de ese modo es, precisamente, por las detenciones de Boudou y Núñez Carmona.

   Ambos recurrieron en apelación ante la Cámara Federal de manera previa al arrepentimiento de Vandenbroele y cuando aún la causa no estaba con nuevas medidas de investigación surgidas de sus dichos y bajo secreto de sumario.

   Boudou es acusado por Lijo de encabezar junto a Núñez Carmona una asociación ilícita que cometió al menos tres hechos de lavado de activos para ocultar bienes y dinero incorporados a su patrimonio de manera ilegal.

   La Cámara deberá definir también si excarcela a Núñez Carmona, cuya defensa pidió la semana pasada una abreviación de plazos, por lo cual no se presentará a la audiencia de mañana y los camaristas resolverían sobre su persona de manera inminente.

   Tras quedar preso, el ex vicepresidente recusó a Lijo y pidió que se aparte del caso, pero el magistrado rechazó el planteo y es uno de los que ahora resolverá la Cámara Federal.

   Boudou esgrime que Lijo lo detuvo en su departamento de Macacha Güemes 330, en Puerto Madero, de manera "arbitraria" y que perdió la imparcialidad en el caso. También critica la difusión de las imágenes del procedimiento hecho por Prefectura Naval para dejarlo preso.

   Lijo rechazó sus argumentos y sostuvo que contó con prueba suficiente para ordenar la detención tras recibir una pericia contable del cuerpo de peritos de la Corte Suprema de la Nación e informes sobre supuestas maniobras para ocultar los bienes y dinero que, para la Justicia, se habrían obtenido de manera injustificada.

   El juez tiene que decidir, además, las situaciones procesales de los demás imputados en la causa que fueron citados a declaración indagatoria, entre ellos la ex novia de Boudou, Agustina Kämpfer.

   De ese modo, Boudou es investigado por enriquecimiento ilícito, por un contrato para refinanciar la deuda pública de Formosa otorgado al fondo de inversión The Old Fund que controlaba Vandenbroele, y por lo que queda de la pesquisa por Ciccone vinculada a la ruta del dinero, en la que está imputado el ex titular de la Afip Ricardo Echegaray.

   El titular de The Old Fund involucró, además, al banquero Jorge Brito, sobre quien el fiscal federal Jorge Di Lello pidió medidas que se ordenarían en los próximos días.

   Mañana también se desarrollará en los tribunales de Retiro una nueva audiencia del juicio oral a Boudou por la venta de la ex Ciccone Calcográfica ante el Tribunal Oral Federal Nº 4 y está previsto que concurra al debate que entró en la etapa de declaraciones de testigos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario