Política

Boudou blanqueó la intención de la presidenta de ir por la re-reelección

Dijo que la jefa del Estado necesita ocho años para seguir transformando a la Argentina. Afirmó, además, que el país encontró en Cristina a una líder que es mucho más que una gobernante.

Viernes 03 de Febrero de 2012

El vicepresidente, Amado Boudou, admitió ayer que Cristina Fernández necesita cuatro años más, además de su actual mandato, para "seguir transformando la Argentina" y calificó a la jefa del Estado como "una líder que es mucho más que una gobernante", al dejar abierta la posibilidad de una nueva reelección.

Cuando se le preguntó si "esta transformación necesita por lo menos cuatro años más de Cristina, además de éstos", Boudou respondió textualmente: "Sin duda. Sin duda. Eso es lo que yo digo: que necesitamos cuatro años de seguir apurando medidas para seguir transformando a la Argentina, porque aún hay mucha gente que no tiene un empleo formal, aún hay mucha gente que necesita mayor cantidad de ingresos".

"Argentina ha encontrado una líder que es mucho más que una gobernante, y esto no pasa muy seguido", explicó.

Boudou, quien hoy estará en San Lorenzo (ver página 19), agregó que "si uno mira en la Argentina desde (Juan Domingo) Perón no pasó. Cristina Fernández es mucho más que eficiencia de gestión, mucho más que poder llevar adelante los temas".

La semana pasada, durante un encuentro con militantes kirchneristas en Mar del Plata, el vicepresidente no descartó la posibilidad de que se discuta una reforma constitucional para habilitar una segunda reelección de la presidenta Cristina Fernández, pero luego aclaró que ahora "no es tiempo para eso".

La última vez que se reformó la Constitución fue en 1994 como producto de un acuerdo entre el menemismo y el radicalismo, entonces conducido por Raúl Alfonsín.

En tanto, según asistentes a la reunión en Mar del Plata, Boudou había dicho en esa oportunidad que "no hay que esperar tres años para plantear el tema de una reforma constitucional", aunque aclaró que no comprendía la re-reelección de Cristina Fernández.

En sus declaraciones radiales de ayer Boudou insistió en que "tenemos que mantener el espíritu transformador, de un gobierno que busca todos los días revolucionar alguna cuestión en la Argentina para seguir mejorando".

"Es un espíritu que hay que sostener, porque si no veamos lo que pasa hoy en Europa, gobiernos sin liderazgo que se convierten en representantes de algún sector económico".

Definiciones. En medio de la polémica desatada por las manifestaciones del vicepresidente, y las que se sumaron otros dirigentes kirchneristas en los últimos días, el diputado del PJ opositor Francisco De Narváez reclamó a la presidenta que defina si va a impulsar o no la reforma constitucional que habilite su re-reelección.

De Narváez resaltó que "no" es "un negado a pensar en una revisión de la Constitución", aunque aseguró que "si se va a modificar para las reelecciones indefinidas, voy a decir que tienen el derecho de pedirlo pero me voy a oponer".

"El gobierno amaga, dice «Cristina eterna» y después dice «jamás hablamos de esto». El primero de marzo, cuando la señora presidenta abra las sesiones del Congreso, en su discurso inaugural a nosotros, los miembros del Poder Legislativo, pero a todos los argentinos, diga con claridad «no estoy pensando en una reelección, no estoy pensando en una reforma constitucional» y se terminó la discusión", enfatizó.

Quebracho

Militantes de la agrupación Quebracho arrojaron ayer bombas de pintura contra el frente de un banco de capitales británicos, en repudio a la llegada del príncipe Guillermo a las Malvinas. Los manifestantes reclamaron la devolución de las islas y que el gobierno argentino corte “las relaciones comerciales” con Gran Bretaña. En un acto realizado en el barrio porteño de Retiro, frente al monumento de los soldados argentinos muertos en el conflicto bélico de 1982, el líder de Quebracho, Fernando Esteche, sostuvo que “hay que cortar por lo sano” contra “la política imperial”.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario