Política

Boudou acusó a Cobos por nuevos nombramientos en el Senado

El vice electo dijo que el mendocino utiliza los últimos días de mandato para designar empleados. Críticas y especulaciones por la presencia del radical en la ceremonia del 10 de diciembre.

Sábado 26 de Noviembre de 2011

El ministro de Economía, Amado Boudou, denunció que el saliente vicepresidente Julio Cobos designó empleados y realizó cambios en el Senado pocos "días" antes de terminar su mandato, en tanto afirmó que no le "gustaría" que el mendocino, enfrentado al kirchnerismo, esté presente en la ceremonia de reasunción de la presidenta Cristina Fernández.

Pero la respuesta de Cobos no se hizo esperar, y el dirigente radical retrucó de inmediato que "el ministro de Economía dramatiza y teatraliza situaciones que nada tienen que ver con la realidad", al tiempo que ratificó que continuará tomando decisiones en el cargo "hasta el último día" de su mandato. El cruce entre los vicepresidentes entrante y saliente que llegaron al poder en fórmula presidencial del Frente para la Victoria con Cristina Fernández, se produjo ayer a partir de declaraciones radiales que formuló Boudou.

Al ingresar a un encuentro de ministros de Economía de Unasur, Boudou enfatizó que "con todo lo que ha hecho y lo que está haciendo en los últimos días", "me gustaría no tener nada que ver con Cobos ni tenerlo cerca" el día de la asunción. "¿Se acuerda cuando se iban los norteamericanos de Saigón en las películas? Bueno, parece que el señor Cobos está haciendo algo parecido", alertó Boudou. Indicó que quien será su antecesor a partir del 10 de diciembre ha puesto en marcha recientemente un "esquema de designaciones y cambios en la estructura del Senado".

Para después. Enseguida, en un comunicado difundido por su oficina de prensa, Cobos retrucó: Boudou "debe comprender que ejerzo la función de vicepresidente hasta el último día de mi mandato y si hay alguna acción que no comparta, podrá cambiarla y darle su impronta después del 10 de diciembre".

Además, el dirigente mendocino consideró que "probablemente" el actual ministro de Economía "desconoce que todas las medidas adoptadas, en lo que a recursos humanos se refiere, fueron consensuadas por un lado con los presidentes de los bloques de las distintas fuerzas políticas con representación en el Senado". Por otro lado, explicó Cobos, esas designaciones se acordaron "con los gremios que representan a los trabajadores en la Cámara Alta, según correspondiera en cada caso".

Cuando le preguntaron a Boudou si el dirigente radical, peleado con la administración kirchnerista desde el fracaso de la resolución 125 de retenciones móviles para las exportaciones de granos, está dejando una estructura paralela en la Cámara alta, el electo vicepresidente respondió: "La verdad que sí y no es bueno hacer estas cosas".

En ese contexto, al preguntársele si el saliente titular del Senado estará presente en la toma de juramento de la Presidenta ante la Asamblea Legislativa el sábado 10 de diciembre, Boudou enfatizó: "A mí me gustaría no tener nada que ver con Cobos ni tenerlo cerca". No obstante, Boudou dijo no estar en condiciones de dar precisiones sobre el rol que debe cumplir el vicepresidente saliente en la ceremonia oficial: "No entiendo nada del tema de protocolo", admitió.

La polémica se suma a versiones surgidas desde el propio kirchnerismo en el congreso, que indican que la propia presidenta Cristina Fernández preferiría que otra persona le tome juramento al asumir su segundo mandato, en lugar de Cobos. Una comisión parlamentaria está analizando las formalidades del caso, que según estiman, al tratarse de un traspaso del mando de la presidenta a sí misma, debería ser el integrante de la fórmula anterior, en este caso, Cobos, quien le entregue la banda y el nuevo bastón presidencial. Sin embargo, con estas declaraciones, Boudou pareció dar aire a las especulaciones del oficialismo que impulsan la posibilidad de que sea el presidente provisional del Senado, el tercero en la línea sucesoria o el escribano General de Gobierno, quien le tome nuevo juramento a la actual jefa del Estado.

El vicepresidente se mostró "dispuesto a escuchar y no concurrir si hay un diálogo con el oficialismo en ese sentido". Según explicó su vocero, Julio Paz, el mendocino "está dispuesto a tomarle juramento". Pero como el vicepresidente reconoce que "existe una situación institucional particular" por la que fue "dejado de lado de todas las actividades", está dispuesto a "escuchar" para evitar que "haya problemas menores en un evento como ese".

El ministro niega encontronazos con Cristina

El ministro de Economía y vicepresidente electo, Amado Boudou, negó tener encontronazos con la presidenta Cristina Fernández, dijo sentirse "muy bien" dentro de su equipo y ratificó su total alineamiento con la política impulsada desde la Casa Rosada. "No tienen ningún asidero, ni tienen nada que ver con la realidad", sostuvo el jefe del Palacio de Hacienda para salir al cruce de las versiones sobre presuntas divergencias con la jefa del Estado en relación a las medidas económicas.

Esos rumores, que surgieron hace dos semanas, hablaban de un supuesto enojo presidencial con su compañero de fórmula a raíz de comentarios que éste habría realizado ante empresarios en contra de los controles en la compra de dólares que realiza la AFIP para frenar la presión sobre el valor de la moneda norteamericana y la fuga de divisas.

El 31 de octubre último, horas después que el gobierno pusiera en funcionamiento esas medidas, comenzaron a circular insistentes rumores tanto en el Palacio de Hacienda como en la Casa de Gobierno sobre la disconformidad de Boudou y aclaraban el funcionario no había sido el autor de la iniciativa. Según esas fuentes, el impulsor de la medida había sido el titular de la Afip, Ricardo Echegaray, con el respaldo de la titular del Banco Central, Mercedes Marcó del Pont, y del secretario de Comercio, Guillermo Moreno.

"Soy parte del equipo de la presidenta, me siento muy bien trabajando en él, en el lugar que ella decida, como viene sucediendo y va a seguir siendo así", aclaró Boudou. Admitió que todavía no desembarcó en su futuro despacho como presidente del Senado nacional, dado que "hemos seguido trabajando fuerte con la presidenta en la reorientación de los subsidios" a los servicios públicos. "No, no hablemos de cosas que no tienen ningún asidero con la realidad", se limitó a responder Boudou.

Paso al costado

En el marco de la polémica, el diputado del Frente para la Victoria y referente del kirchnerista Frente Transversal, Edgardo Depetri, consideró que el vicepresidente saliente, Julio Cobos, “debería dar un paso al costado” y “no intentar tomarle juramento a la presidenta” Cristina Fernández para su reasunción el próximo 10 de diciembre.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario