Política

Bonadio procesó a Cristina con prisión preventiva y pidió al Senado su desafuero

La acusó de traición a la patria por dar órdenes para encubrir a los iraníes acusados del atentando a la mutual judía perpetrado en julio de 1994.

Viernes 08 de Diciembre de 2017

El juez federal Claudio Bonadio procesó ayer con prisión preventiva y pidió el desafuero de la senadora electa Cristina Fernández de Kirchner por presunto encubrimiento a los iranés acusados del atentado a la Amia, caso por el que fueron detenidos Carlos Zannini, Luis D'Elía y Fernando Esteche.

El magistrado firmó un fallo de 365 hojas, en el que también libró un embargo de 50 millones de pesos sobre la ex presidenta, a quien acusa de los delitos de traición a la patria y encubrimiento agravado, en base a la denuncia que inició en enero de 2015 el fallecido fiscal Alberto Nisman.

Bonadio, además, dispuso el arresto domiciliario del ex canciller Héctor Timerman, a raíz de su estado de salud, y la detención del dirigente islámico Jorge Alejandro Yussuf Khalil, relacionado a D'Elía.

Luego de conocido el fallo, Cristina, junto a legisladores de su espacio, brindó una conferencia de prensa donde acusó al presidente Mauricio Macri de liderar una "organización política y judicial" destinada a perseguir opositores.

En esa línea, ayer hubo manifestaciones en Plaza de Mayo, en la Capital Federal, y también se realizó una concentración en Rosario, convocada por el PJ local, para denunciar la "persecución política" a dirigentes opositores al gobierno de Macri.

La medida judicial también causó un alto impacto político, donde la oposición (no sólo el kirchnerismo) criticó el fallo de Bonadio, al que ligó con el gobierno, que a su vez salió a despegarse al sostener la "independencia" del Poder Judicial.

Al ordenar su desafuero y detención, Bonadio consideró que Cristina "impartió las órdenes" destinadas a beneficiar a los iraníes con pedidos de captura por la voladura, en 1994, de la Amia.

Para el magistrado, Cristina "impartió órdenes personalmente" para lograr que los iraníes obtengan "la impunidad". Por ello, la procesó por traición a la patria, encubrimiento agravado y estorbo de un acto funcional, y le impuso un embargo de 50 millones de pesos.

Bonadio consideró acreditada "la responsabilidad penal de los funcionarios y ciudadanos argentinos que negociaron, participaron, acordaron y coadyuvaron a lograr los objetivos de una potencia extranjera —Irán—, que está demostrado judicialmente que ordenó/organizó/financió/instigó dos actos de guerra en el territorio nacional, contra ciudadanos argentinos desarmados e inocentes, y que han sido declarados delitos de lesa humanidad".

Según el juez, el ex canciller Timerman ejecutó las órdenes de la ex mandataria, quien "cambió de postura" respecto a la Presidencia de Néstor Kirchner sobre la actitud para con los iraníes acusados de volar la Amia.

En ese sentido, remarcó las negociaciones "secretas y oficiales que mantuvieron funcionarios del Ejecutivo nacional" con representantes de Irán: un total de tres en 2012 (30 de noviembre, 27 y 28 de diciembre) y dos en 2013 (3 y 23 de enero), estas últimas encabezadas por Timerman.

Según indicó el fallo, el Memorándum de Entendimiento —con el que se buscaba indagar en Teherán a los acusados por el atentado— fue "el medio elegido para llevar a cabo el plan delictivo" presentado por el "gobierno de Cristina Fernández" para beneficiar a los iraníes a fin de favorecer el intercambio comercial, algo que la ex mandataria y su entorno siempre negaron.

Al decretar la prisión preventiva previo desafuero de la ex presidenta, Bonadio evaluó "sus vínculos", ya que "siendo senadora nacional electa, de continuar en libertad, podrían entorpecer el accionar judicial, así como el descubrimiento de la verdad y la posibilidad de que se cumpla una sentencia condenatoria".

contrapunto. El Memorándum de Entendimiento con Irán, el disparador de la acusación del juez contra Cristina.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario