Política

Binner se probó el traje de campaña y recibió a Luis Juez en la Casa Gris

El gobernador Hermes Binner no demoró en traslucir en gestos concretos la jugada anunciada el pasado sábado en el cónclave socialista de involucrarse en la maratónica saga proselitista que se avecina. Ayer el mandatario se probó el traje de campaña para recibir en la Casa Gris al dirigente cordobés y referente del Partido Nuevo Luis Juez...

Martes 05 de Mayo de 2009

El gobernador Hermes Binner no demoró en traslucir en gestos concretos la jugada anunciada el pasado sábado en el cónclave socialista de involucrarse en la maratónica saga proselitista que se avecina. Ayer el mandatario se probó el traje de campaña para recibir en la Casa Gris al dirigente cordobés y referente del Partido Nuevo Luis Juez, con quien no anunciaron por el momento ningún acuerdo electoral, pero no escatimaron elogios mutuos al brindar juntos una conferencia de prensa al concluir el encuentro desarrollado en horas del mediodía en la sede del gobierno santafesino.

Como muestra del tinte electoral del encuentro de ayer, el titular del Ejecutivo provincial estuvo acompañado por el presidente del PS y candidato a la reelección en el Senado nacional en las elecciones del próximo 28 de junio Rubén Giustinniani, el titular de la Cámara baja santafesina, Eduardo Di Pollina y el diputado provincial Sergio Liberatti.

"El socialismo integra el Frente Cívico y Social de la provincia de Córdoba por eso hemos venido con nuestras autoridades y legisladores a analizar con el gobernador Binner problemáticas en común para los cuales, si somos inteligentes y si nos ponemos de acuerdo, podemos tener soluciones en común", sostuvo el dirigente cordobés.

Si bien formalmente no hubo anuncios de ningún acuerdo ni alianza política, que además resultaría prematura con vistas a una elección como la del último domingo de junio que no será presidencial, sino parlamentaria y con sus particularidades en cada provincia donde se disputarán las bancas al Congreso, los guiños que se prodigaron en público los otrora dirigentes de la fracasada movida transversal kirchnerista excedió el mero carácter protocolar.

Así mientras el gobernador Binner resaltó a su visitante como "una extraordinaria persona" con "dignas aptitudes para gobernar" y juzgó que el ex intendente es "merecedor del voto de los cordobeses"; para Luis Juez el mandatario santafesino es "un tipo honorable, austero y decente, que hizo de la ética un estilo de vida y está haciendo una maravillosa gobernación por eso me hubiera gustado tenerlo en mi provincia", devolvió gentilezas el dirigente mediterraneo como para que no quedaran dudas del grado de afinidad política entre ambos dirigentes.

Con semejante muestras de admiración, dejaron entreabierta además las puertas de una eventual sociedad política entre el socialismo y el Partido Nuevo de cara a las presidenciales del 2011 luego de que ambos midan fuerzas en sus respectivos distritos.

"En esta campaña —precisó Juez— las elecciones son locales y no hay transferencia de prestigios, cada uno pierde con su propio prestigio o desprestigio. Por eso estamos explorando acuerdos en temas comunes a Santa Fe y Córdoba y que exceden lo proselitista, como por ejemplo la posibilidad de encarar juntos problemas como los de la cuenca lechera, un sector que hoy se encuentra al borde de la extinción".

Fiel al sello histriónico que le imprime a sus intervenciones públicas, Luis Juez le dejó "dos docenas de huevos de los amarillos que son más caros", a Binner, simbolismo con el que el cordobés financia su cruzada proselitista para desplazar al delasotismo —como el define a la continuidad de las últimas gestiones en la Casa de las Tejas— en las inminentes elecciones provinciales cordobesas.

"Esperamos arrasar con una elección espectacular en Córdoba que nos permita cicatrizar las heridas de una elección fraudulenta", dijo en alusión a su derrota a manos del actual gobernador Juan Schiaretti en las cuestionadas elecciones de 2007.

Antes de dejar Santa Fe, Juez no se privó de incursionar en la elección santafesina y ensayó un contundente apoyo al socialismo santafesino al renovar sus críticas al contrincante de Giustianinni en la decisiva compulsa del 28 de junio.

"Votar por Reutemann es votar por el pasado y creo, como dijo el gobernador Binner, que Santa Fe debe pensar en el presente y en su futuro. Sería maravilloso poder establecer una nueva mayoría en el Senado con legisladores como Giustinianni", sentenció el cordobés.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario