Política

Binner: "No tengo más alternativa que aceptar ir por la Presidencia"

No pudo esperar hasta el sábado. Lo largó anoche ante la enésima vez que le hacían la misma pregunta (¿Va a ser candidato a presidente?). "Realmente no tengo otra alternativa que decir que sí". La respuesta fue un alivio.

Jueves 09 de Junio de 2011

No pudo esperar hasta el sábado. Lo largó anoche ante la enésima vez que le hacían la misma pregunta (¿Va a ser candidato a presidente?). "Realmente no tengo otra alternativa que decir que sí". La respuesta fue un alivio. Dijo lo que todos daban por seguro. Y fue también un regalo para los periodistas, a los que estaba agasajando, por su día, en la sede local de la Gobernación.

La tan esperada definición se le escuchó en el Salón Blanco, donde compartió un brindis con la prensa: "Me costó mucho asumir la candidatura a intendente de Rosario. Luego fue una decisión importante la Gobernación. Así que imagínese lo que es esto. Pero vamos a tomarlo con mucha responsabilidad y veremos si esta posición la confirma el congreso del PS".

El aval del socialismo al que se refirió Binner en sólo una formalidad. El partido le venía pidiendo a gritos que sea el candidato presidencial de un nuevo frente progresista a nivel nacional.

Tras la confirmación vinieron las demás preguntas: Si le iba a resultar difícil enfrentar a Cristina Fernández. "No es un problema enfrentar a alguien. Es un problema saber expresar una propuesta. Nuestra idea no es sumar sectores políticos o sociales para juntar votos para derrotar a alguien. Es importante tener ideas claras", puntualizó.

También dijo que la UCR apoyará su propuesta, aunque su idea, destacó, no era quitarle votos a ese partido, que llevará como candidato presidencial a Ricardo Alfonsín, hasta hace algunas semanas uno de sus aliados. "La idea es tener una propuesta para un país que necesita vivir mejor", sentenció.

Sin esperar el "sí" de Binner, el flamante frente progresista ya había puesto en marcha fervientes negociaciones, con varias incógnitas a resolver: quién lo acompaña como vice, quiénes conformaran la fórmula a la Gobernación bonaerense y quiénes encabezarán las listas de diputados nacionales en los cuatro distritos donde el frente tendrá peso: ciudad y provincia de Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba.

El propio Binner ya instruyó a sus operadores una línea de trabajo clara: el eje del frente es PS-GEN, colocando ese entendimiento en un nivel jerárquico principal, con Margarita Stolbizer acompañando en la fórmula. Binner entiende que esa compañía tiene verosimilitud y de algún modo continúa la línea que venía desarrollando con la UCR y que luego se frustró a partir del volantazo de Alfonsín para el lado de De Narváez.

El resto de la sumatoria, que incluye a Proyecto Sur, en Capital Federal, y al partido de Luis Juez, en Córdoba, para Binner serán apoyos más bien distritales, que no deberían jugar de un modo determinante en el perfil de la fórmula presidencial.

Pero en el conglomerado Proyecto Sur, donde también tributa el dirigente Víctor de Gennaro con su propio partido (Unión Popular) la visión no es coincidente. Varios en ese espacio prefieren -el mismo Víctor- otro nombre para vicepresidente y hacer jugar a Margarita en el territorio bonaerense, como candidata a gobernadora.

La cuenta es simple. Stolbizer ya tuvo una buena elección en ese territorio hace dos años, y varios piensan que sería la pieza de tracción fundamental el 14 de agosto (y luego en octubre), que, se sabe, en el megadistrito bonaerense (38 por ciento del padrón nacional) serán simultáneas con la elección nacional.

La líder del GEN, exultante anteayer en la foto junto a Pino y a Binner, ya le anticipó a este diario sus "deseos de ser candidata a vicepresidente". No quiere involucrarse otra vez en una pelea provincial por más trascendente que sea. "Ella puede arrastrar votos en la provincia desde la fórmula presidencial", explicó un hombre del GEN y diputado nacional por Santa Fe, Fabián Peralta, ayer a LaCapital.

En el plano de los candidatos a diputado nacional, Binner instruyó actuar con flexibilidad y no buscará imponer nombres de su partido para encabezar listas allí donde el PS no tenga peso decisivo (las dos Buenos Aires y Córdoba). Distinto es el caso de Santa Fe, donde el socialismo es número puesto para ir arriba.

En Proyecto Sur celebran la llegada de Binner al tiempo que toda la negociación por los lugares en las listas permanece indefinida. Ese conglomerado tiene muchos actores y todos con pretensiones.

Las listas cerrarán el 24 de junio, pero Binner pidió que se trabaje con velocidad en estas horas para que el sábado esté definida la fórmula presidencial y el resto de los cargos principales. Es decir, los acuerdos políticos avanzados de manera que ya se sepa qué sector político ocupa tal o cual casillero.

El gobernador no quisiera que luego de anunciada la fórmula, el próximo sábado 11, en las dos semanas posteriores hasta la presentación de las listas estallen peleas por los lugares y algún sector que no obtenga lo que creyó merecer se termine desgajando antes de salir a la cancha.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario