Política

Binner-Morandini, la fórmula del socialismo para pelear la presidencia

En un congreso, el PS oficializó la candidatura. La vice, la sorpresa. Stolbizer va a Buenos Aires.

Domingo 12 de Junio de 2011

Y el día que muchos soñaron llegó. Hermes Binner será candidato a presidente por una alianza que encabeza el Partido Socialista, y por primera vez en cien años la fórmula del PS será competitiva y no sólo testimonial. Las promesas de mejoras sociales que por décadas viene promoviendo el partido de la rosa en la Argentina esta vez han tomado forma de mensaje político y disputarán mano a mano preferencias, al menos entre otras opciones opositores de pertenencia no peronista. "Los grandes gigantes de barro se están resquebrajando", caracterizó ayer el flamante candidato, recién proclamado. Se refería a los partidos políticos nacionales, especialmente al radicalismo.

Con la consigna "Solidaridad, participación y transparencia", el V Congreso Extraordinario del PS discutió la estrategia electoral desde la mañana de ayer en el hotel Bauen de Buenos Aires. Con fervor militante y clima de fiesta, sobre las tres de la tarde, y a propuesta del congresal Miguel Lifschitz, se anunció la fórmula: Binner-(Norma) Morandini.

La senadora cordobeza por el partido de Luis Juez, y ex periodista, había sido sorprendida con la invitación muy pocos horas antes. Luego de aprobada la propuesta por una larga ovación (aclamación) Antonio Bonfatti (quien presidió el Congreso) dio por terminada las deliberaciones y llegó el discurso de Morandini. "Estamos cosiendo los retazos para construir nuestra manta democrática", metaforizó la senadora en alusión a la sumatoria diversa que expresa el Frente Progresista (aún sin nombre definitivo), aunque seguro que incluirá la palabra "progresista" en su nominación. Así lo pidió el propio Binner.

La senadora, la novedad política del día, además de su agradecimiento al propio Binner que la convocó, amagó con un discurso vinculado a la problemática de los derechos humanos (su propia familia fue diezmada por la represión ilegal de los años 70, tiene dos hermanos desaparecidos). "Pertenezco a una generación que se inmoló", dijo, y aclaró que, la palabra "inmoló" podía producir polémica. Los militantes socialistas, en ese instante, contestaron con consignas de tributo a los "¡30 mil desaparecidos, presentes!". La tesis de la "inmolación" de la ahora candidata a vicepresidenta de Binner, tal cual su autora lo advirtió, arrancó polémica.

Por su parte, en un discurso de unos 20 minutos, el gobernador de Santa Fe rindió tributo a los dirigentes históricos del socialismo, desde Juan B Justo hasta Guillermo Estévez Boero y Alfredo Bravo. "No es mirando televisión como se genera el cambio", advirtió Binner, quien definió progresismo alrededor de las palabras seguridad, justicia, pan y, entre otras, niñez.

Acalorado entre la multitud, y bajo la mirada atenta de los jefes del nuevo frente político que lo acompañaban en el cierre del congreso: Margarita Stolbizer, Pino Solanas, Víctor De Gennaro, Victoria Donda, entre otros, Binner dio su definición política más fuerte cuando disparó que la Argentina vive "una abundancia económica con una desigualdad sin precedentes".

"Hay que saltar, hay que saltar, el que no salta, es radical", fue la consigna coreada con mayor alegría por más de 500 militantes y congresistas, que parecen disfrutar de la ruptura con UCR, una situación que hasta hace apenas dos semanas tenía una valoración política contraria.

Aunque restan dos semanas para terminar de afinar los nombres de los candidatos a ocupar los cargos en disputa para el próximo 14 de agosto -y luego el 23 de octubre en la general-, Binner (a cargo en los hechos de la conducción partidaria por estas horas) no quiso posponer el nombre de su candidata a vicepresidenta, tras su propio anuncio de candidatura. En el binomio se juega un perfil determinado, y Binner lo sabe.

Margarita Stolbizer, del partido GEN, era el número puesto hasta hace apenas 72 horas para acompañar al gobernador, pero las presiones para que Marga jugara en su propio distrito y traccionara votos de su territorio como tan bien lo hizo en 2009, fue finalmente el factor que determinó bajarla como candidata a gobernadora por la dificilísima provincia de Buenos Aires.

Con Marga fuera del binomio, pudo saber que fue el propio Binner el que propuso el nombre de Morandini, descartando el de Alcira Argumedo, el nombre que impulsó abiertamente Pino Solanas, incluso desde los medios de comunicación y hasta la noche anterior. Sin embargo, en su discurso de ayer Binner contó, casi en confidencia: "Margarita me propuso ella misma ir por la provincia de Buenos Aires porque allí puede ser más útil", una versión distinta a la que hasta horas antes daban distintos dirigentes del espacio.

Si Binner impuso lo suyo, como era natural que sucediera, trató de que no se note.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario