Política

Binner lanzó su frente electoral y le dio impulso al sueño presidencial

El gobernador encabezó un acto en un teatro porteño junto a su compañera de fórmula. Fue desde un teatro, el Paseo La Plaza, en el corazón de la avenida Corrientes de Buenos Aires. Binner puso a rodar el Frente Amplio Progresista (FAP).

Miércoles 29 de Junio de 2011

Con cuarenta años de militancia política en el cuerpo, Hermes Binner se lanzó ayer a la aventura presidencial. Fue desde un teatro, el Paseo La Plaza, en el corazón de la avenida Corrientes de Buenos Aires. Binner puso a rodar el Frente Amplio Progresista (FAP) y atravesó ese umbral difícil, a veces inasible, el de poner en marcha un sueño, un frente político electoral que en el puro presente es apenas una sumatoria de corazones ilusionados, y con tres distritos de peso donde se cuentan fortalezas: Santa Fe, Córdoba y Buenos Aires.

La fórmula que intentará disputar el voto anti-CFK moderado estará encabezada por un socialista, pero, curiosamente, muchos de los miembros de la conducción partido de la rosa no estuvieron ayer en la presentación. Empezando por el presidente del PS, Rubén Giustiniani, cuyo sector fue excluido del proyecto Binner presidente.

Binner no hizo mención a las ausencias, y parece convencido de reformular la conducción partidaria ahora ejercida en primera persona. Luego del éxito electoral santafesino, cuando impuso a su candidato con holgura, Binner espera que cientos de miles, o ¿millones? de votos que provengan de todo el territorio nacional terminen de resolver esa vieja interna partidaria. Mientras tanto, nada ni nadie podrá desmentirlo, al menos hasta la noche del 14 de agosto, cuando se cuenten los votos.

Durante 35 minutos el gobernador celebró la convergencia de los distintos sectores políticos en el frente, "si tenemos un 50 por ciento de coincidencias estará bien, si tenemos el 80 por ciento será mucho mejor", ejemplificó. Además de su compañera de fórmula, Norma Morandini, Binner contó, entre otros, con la presencia del inefable Luis Juez, socio clave del armado del FAP en Córdoba, y de Margarita Stolbizer, la referente en el territorio más complejo para la nueva alianza electoral, provincia de Buenos Aires, allí donde los proyectos presidenciales pasan o no pasan; la verdadera prueba de ácido.

El acto del nuevo frente tuvo una presencia confusa e incómoda para varios, la de Pino Solanas. Con la cabeza puesta en las elecciones a jefe de Gobierno porteño, y desde una platea en las primeras filas, Solanas buscó mostrar que la ruptura con el frente de Binner no es total, y que el acuerdo distrital (en la ciudad) se conserva. El gesto, forzado, luego de una semana donde el cineasta castigó sin piedad al gobernador, y por los medios de comunicación, entrará en la historia del grotesco y la simulación en política.

"Estamos todos, si hasta Pino está hoy con nosotros", le dedicó Binner a Solanas, el extraño caso del político que rompe una alianza de la que venía participando, inscribe e impulsa una candidatura propia (Alcira Argumedo) pero va "a saludar" a la presentación de la lista con la que hace una semana rompió.

El lanzamiento del FAP se formalizó firmando un compromiso de todos los integrantes donde se pauta un acuerdo programático. Firmaron Claudio Lozano por Compromiso por Buenos Aires (primer candidato a diputado nacional en esa ciudad), Víctor De Gennaro, de Unión Popular (encabeza la lista de diputados en territorio bonaerense) además de los referentes mencionados.

Al calor de la gente. Binner fue recibido con afecto en un teatro colmado que escuchó atento sus definiciones, en este caso ante un auditorio no sólo santafesino: "Progresismo es confianza, darse una mano, mantener diálogo", explicó.

Al momento de ejercer la crítica en forma directa al actual gobierno, el ahora candidato a presidente fustigó con los "números dibujados del Indec, el veto presidencial a una ley aprobada por el Congreso (sin nombrarla, se refería a la del 82 por ciento móvil a los jubilados)".

En otro tramo, Binner refirió a la "defensa de los recursos naturales, de la tierra", mientras de la tercera fila aplaudía con ganas uno de los invitados especiales del acto: Eduardo Buzzi, el incansable jinete de la mesa de enlace agropecuaria que tuvo en vilo al país en 2008. Se sabe, el acuerdo de la Federación Agraria de Buzzi es orgánico con el FAP, uno de sus hombres, Omar Barchetta, vinculado al PS, fue colocado en un lugar expectante en la lista de candidatos a diputado nacional por Santa Fe que competirá en octubre.

Por carta

El titular del PS, Rubén Giustiniani, no fue al acto por cuestiones “de trabajo” pero mandó una carta de apoyo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario