Política

Binner justificó sus dichos sobre los radicales: "¿Qué dije de malo?"

"¿Qué dije yo de malo? La relación con los radicales es buena, no sé si he sido malinterpretado (porque) nosotros no tenemos ningún malestar, al contrario", se desentendió ayer el gobernador...

Martes 06 de Septiembre de 2011

"¿Qué dije yo de malo? La relación con los radicales es buena, no sé si he sido malinterpretado (porque) nosotros no tenemos ningún malestar, al contrario", se desentendió ayer el gobernador Hermes Binner del revuelo que causaron la semana que pasó sus manifestaciones en un plenario socialista entre la cúpula dirigencial de la Unión Cívica Radical. Binner afirmó que las alusiones a "los partidos del siglo pasado", entre otras expresiones que alteraron a los socios frentistas "fueron hechas en el marco de una reunión mi partido" y por lo tanto recomendó "no darle tanta trascendencia".

Desde acusarlo de "maltratar" al partido de Alem hasta imputarle "actitudes hegemónicas", los máximos dirigentes radicales incluidos el presidente del comité nacional, Ernesto Sanz, la vicegobernadora Griselda Tessio y el intendente santafesino Mario Barletta reaccionaron a puro mandoble contra las declaraciones a las que ayer el mandatario intentó bajarle el tono. Aún cuando generaron hasta un documento oficial del centenario partido al que Binner había englobado entre los "partidos del siglo pasado" para diferenciarlos del socialismo, al que le profetizó el protagonismo para el siglo XXI.

El gobernador presidió ayer un acto oficial en la Casa Gris acompañado por la ministra de Educación Elida Rasino y a su término la requisitoria periodística lo obligó a romper el silencio luego de una semana en la que sus polémicas frases volvieron a crispar los ánimos en la coalición gobernante en la provincia.

"¿Qué he dicho yo de malo?", comenzó atajándose el titular del Ejecutivo ante una consulta. Y después se explayó: "La relación con los radicales es buena, no sé si he sido malinterpretado, habría que preguntarle a ellos", trasladó el mandatario cómo si los radicales no hubiesen contraatacado ya con toda sus baterías en los últimos días.

Binner se justificó además manifestando que "si en mi partido no puedo decir que tiene que crecer y que puede ser el siglo XXI el siglo del socialismo?" "Los radicales están en el Frente y nos hubiera gustado que estuviesen también a nivel nacional. No sé de dónde viene el malestar, nosotros no tenemos ninguno, al contrario", aseguró el gobernador de la provincia y candidato presidencial.

Bocina. Al mismo tiempo prefirió "no darle tanta trascendencia" a las imputaciones de Sanz que lo había acusado a Binner de maltratar al radicalismo. "¿Que pretenden, explicaciones? Si yo no puedo decir algo dentro de mi propio partido", reiteró su justificación, para afirmar seguidamente: "Cómo me voy a retractar. Si yo hubiera salido con una bocina a decirlo públicamente, pero ha sido en el marco de mi partido, en una reunión que se hizo en mi partido. Hay que calmar los ánimos", sugirió Hermes Binner.

Para el jefe de la Casa Gris el nuevo contrapunto en el seno de la sociedad frentista no debería incidir en el plano legislativo de cara a lo que viene. "En realidad eso no depende solamente de nosotros. La Legislatura tiene una composición donde somos una ínfima minoría dentro de la Cámara de Senadores, pero esperamos que empiece a funcionar porque nos preocupa que no se han resuelto temas fundamentales", aseveró.

Al referirse a la campaña presidencial, Binner consignó respecto de su postulación como candidato socialista a la máxima jefatura del país en las elecciones del 23 de octubre que "estamos muy bien, contentos, con unas cuantas cosas bastante claras".

Crema rafaelina

Binner apeló a una disgresión futbolera para distender la charla con los periodistas acreditados en Casa de Gobierno: “¿Nadie me va a preguntar por Atlético?”, desafió el gobernador en alusión al resonante triunfo del equipo de sus amores, la “crema” rafaelina, que mantuvo la punta en el torneo Apertura tras vencer el domingo a Unión.

"Fue demasiado lejos"

El diputado provincial electo, Maximiliano Pullaro (UCR) expresó su enojo por las declaraciones de Hermes Binner. También señaló que los conflictos en el seno del Frente Progresista se producen porque el gobernador se niega a institucionalizarlo. “Los radicales santafesinos venimos actuando con mucha responsabilidad, debimos soportar muchos destratos y actitudes hegemónicas en pos de cuidar el Frente y la gobernabilidad, pero todo tiene su límite y sus últimas declaraciones fueron demasiado lejos”, aseveró.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario