Política

Binner dijo que el gobierno nacional "miente para tapar la realidad"

Encendido discurso en el congreso socialista. Bonfatti defendió la reforma tributaria

Domingo 29 de Abril de 2012

"Usan cuestiones que están arraigadas dentro del corazón de los argentinos como Malvinas o YPF para tapar otras realidades. A YPF la estatizan, y nos parece bien que lo hagan porque nos habíamos opuesto a su venta, pero lo hacen los mismos que hicieron negocios privatizándola porque ahora hacen negocios estatizándola. Mienten y siguen mintiendo", bramó Hermes Binner al cerrar ayer en Santa Fe el congreso general ordinario provincial del Partido Socialista.

"Tapan una realidad con otra. ¿Qué pasó con las casas de las Madres? ¿Alguien sabe cómo sigue el caso Schoklender? ¿Nadie recuerda ya el accidente de Once donde murieron 50 argentinos? ¿Quién se acuerda hoy lo que ha pasado hace pocos días con el vicepresidente de la Nación, nada menos, involucrado con una maquinita que no fabrica cualquier cosa sino que fabrica billetes? Avanzan en esta realidad mintiendo y los argentinos no tenemos la fuerza hoy para doblegar tanta mentira. Nosotros instalamos otra agenda que contempla la situación de la gente. La agenda del desarrollo económico prometió un vaso que nunca rebalsó por eso creemos que hay que sumarle una agenda social que defienda los intereses de los argentinos", agregó el ex gobernador.

Desde hora temprana afiliados, dirigentes y jóvenes socialistas colmaron las instalaciones de la Universidad Nacional del Litoral para debatir orgánicamente las realidades nacional y provincial, el gobierno del Frente Progresista en la provincia y el futuro del socialismo, cuya plana mayor tampoco faltó a la cita.

Al promediar la tarde la mesa sobre el escenario del Paraninfo de la UNL mostró el sino todavía netamente rosarino del PS. Ahí se sentó lo más granado de la conducción: junto a Binner, estuvieron Antonio Bonfatti, Miguel Lifschitz, Mónica Fein y Rubén Giustiniani.

Bonfatti habló, centralmente, de dos cuestiones: reforma tributaria y seguridad: "A pesar de las dificultades que todos conocemos, de la adversidad que es la Legislatura, de lo que signifique el gobierno nacional, tenemos un fortaleza y mucha pasión en lo que hacemos todos los días desde el Ejecutivo provincial. Obviamente todos deseamos tener el oxigeno suficiente para materializar obras. Pero si tuviéramos el dinero necesario para llevar adelante con más fuerza la obra pública, quiero recordar una frase Ernesto Jaimovich: «una cosa es una sociedad gobernada por socialistas y otra una sociedad socialista» y allí entonces lo que se pone en debate son los valores. Es verdad que la obra en sí misma puede significar muchas cosas. Un hospital o escuela nuevos pueden significar muchas cosas pero lo más importante es lo que la gente haga dentro de esos espacios. Hay una sola receta para seguir transformando la sociedad: la militancia política".

Y continuó: "Tenemos que hacer política para explicarle a los santafesinos lo que estamos haciendo en el gobierno provincial. Explicarles qué estamos proponiendo la reforma tributaria más progresista de la historia de la provincia. Aquella persona que tiene 50 hectáreas de campo apenas va a pagar el 50 Por ciento más pero el que tiene 1800 hectáreas va a pagar el 600 por ciento más de un tributo que está atrasadísimo. Y 300 empresas que hacen los grandes edificios, es decir no los albañiles, van a pagar ingresos brutos a las empresas constructoras. De esto tenemos que hablar con la gente. Tenemos que ser capaces de enfrentar una realidad muy difícil que vive el país y el mundo como es la violencia. No podemos comprar el discurso fácil de que se soluciona con más policía. La policía, además, es expresión de esa misma sociedad que perdió valores y tiene corrupción en el seno de cada una de sus instituciones. Por nuestros niños y jóvenes tenemos que afrontar la violencia. Ayer (por el viernes) cantidades de niños y jóvenes armados en Rosario que se convocaban por celular para enfrentarse unos a otros. Esto nos debe preocupar".

El encuentro no fue un acto partidario. Fuera de aplausos a los oradores, no hubo ninguna de las restantes manifestaciones de bullicio que acompañan a las concentraciones partidarias. Sin cánticos, música o bombo, hubo lecturas de documentos e interminables intercambios y discusiones en las muchas comisiones de trabajo en las que la nutrida concurrencia fue dividida para trabajar desde las 11 hasta casi las 17. Congresales titulares y congresales fraternales (los primeros tienen voz y voto y los segundos solo voz) hicieron una concurrencia que la dirigencia partidaria estimó superior a las 1500 personas provenientes de todos puntos cardinales.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario