Política

Binner dijo que Cristina "tiene una forma autoritaria y centralista de ejercer el gobierno de la Nación"

El líder del Frente Amplio Progresista dijo que el gobiernno nacional "no asume la desaceleración del crecimiento económico y el proceso inflacionario, que repercuten sobre los sectores asalariados".

Sábado 01 de Diciembre de 2012

"Las movilizaciones del 13 de septiembre y el 8 de noviembre fueron expresiones contundentes del descontento social, de rechazo creciente a una forma autoritaria y centralista de ejercer el gobierno de la Nación", afirmó hoy el líder del Frente Amplio Progresista (FAP) Hermes Binner, quien definió a esas protestas que tuvieron como escenario las grandes ciudades como "la novedad política hoy". El dirigente socialista y ex candidato a presidente de la Nación sostuvo además que el el paro nacional convocado por centrales sindicales opositoras al gobierno nacional "muestran a las claras el impacto negativo de las políticas del gobierno sobre los sectores trabajadores”.

Binner encabezó hoy el acto del cierre de la reunión anual del Consejo Federal y Comité Nacional del Partido Socialista Popular que se realizó este fin de semana en la ciudad de Córdoba. El ex gobernador santafesino dijo al finalizar las deliberaciones que "el gobierno nacional no asume la desaceleración del crecimiento económico y el proceso inflacionario. Esto repercute negativamente sobre los sectores asalariados y aquellos que perciben ingresos fijos, y también afecta a las pequeñas y medianas empresas que pierden competitividad y frena la creación de nuevos empleos”.

“A su vez _agregó Binner_, la actitud de desconocer la división de poderes y el federalismo, trasladando el ajuste fiscal a los gobiernos provinciales y municipales y la negativa de toda vía de diálogo político con la oposición, agrava un escenario nacional que requiere del compromiso de todos y todas en pos de una Argentina inclusiva y solidaria que resuelva los grandes problemas estructurales pendientes”.

Frente a los amagues por parte de sectores del oficialismo de impulsar una reforma constitucional para garantizar la re-reelección de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, el presidente del FAP recordó que “desde los primeros días de septiembre, esta fuerza ha puesto en marcha una campaña contra esta iniciativa. El  cumplimiento efectivo a la Constitución vigente, y el fomento a la participación ciudadana _a través de la recolección de firmas_ lograron enorme apoyo de todos los sectores, reflejado en un acuerdo amplio de rechazo. El consenso alcanzado por las bancadas legislativas, opositoras tanto en Senadores como en Diputados, y el contundente rechazo de la ciudadanía, son signos positivos de una democracia que demuestra vitalidad frente a la prepotencia oficial”.

“El Partido Socialista y el Frente Amplio Progresista  asumen la responsabilidad de construir una verdadera alternativa de gobierno. Una propuesta basada en valores, que ponga de manifiesto que se puede gobernar con transparencia, convocando a la participación y al diálogo, para construir una sociedad con más igualdad”, remarcó.

En este sentido indicó que “es fundamental que el FAP se desarrolle en cada distrito como una sólida opción electoral. A partir del debate entre las fuerzas que lo integran en cada distrito, y considerando las particularidades políticas respectivas, se podrán instrumentar acuerdos electorales más amplios con otras fuerzas políticas afines. Debemos fortalecer el FAP como un Frente político de largo plazo con vocación mayoritaria y de gobierno”.
Participaron, además, el gobernador de Santa Fe, Antonio Bonfatti, la intendenta de Rosario, Mónica Fein, el senador nacional Rubén Giustiniani, los diputados nacionales Juan Carlos Zabalza, Alicia Ciciliani, Roy Cortina y Ricardo Cuccovillo; el senador provincial Miguel Lifschitz, el Secretario General del PS, Alfredo Lazeretti y legisladores provinciales, concejales y dirigentes de todas las provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos.
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS