Política

Binner aseguró que tiene ganas de pelear la Presidencia de la Nación

El gobernador Hermes Binner volvió a meterse ayer de lleno en la interna provincial y también nacional, cuando no dudó en autoproclamarse candidato a presidente. El mandatario aprovechó la inauguración de una escuela para asegurar...

Martes 15 de Marzo de 2011

El gobernador Hermes Binner volvió a meterse ayer de lleno en la interna provincial y también nacional, cuando no dudó en autoproclamarse candidato a presidente. El mandatario aprovechó la inauguración de una escuela para asegurar que está con muchas ganas de dar pelea por la Presidencia de la Nación, dejando de lado de esta manera la posibilidad de ser el número dos de una fórmula encabezada por Ricardo Alfonsín o Ernesto Sanz.

“Del uno al diez cuántas ganas tiene de ser candidato a presidente”, fue la pregunta que le hizo un periodista a Binner, quien respondió de manera contundente: “Once”.

La respuesta del gobernador fue en la puerta de la escuela del Parque Habitacional Ludueña, adonde había llegado acompañado por la ministra de Educación, Elida Rasino, para proceder a su inauguración y el ministro de Gobierno y candidato oficialista a gobernador Antonio Bonfatti.

Pero no todo quedó allí, Binner volvió a golpear al senador y precandidato socialista a la Gobernación Rubén Giustiniani, algo que parece se a convirtió en el deporte preferido del gobernador, y redobló el apoyo a su delfín Bonfatti.

En un jugoso diálogo con los cronistas que lo esperaban para la inauguración de la Escuela 1.390, del Parque Habitacional Ludueña, Binner recordó que estaba hablando “de un espacio que es el Ejecutivo, muy distinto al Legislativo, yo tengo la suerte de conocer los dos y sé de la importancia de ambos, por eso sería muy importante que Rubén Giustiniani siga en el Congreso nacional y que Antonio Bonfatti sea el próximo gobernador para reelegir el proyecto que tiene que seguir construyéndose en la provincia”.

Cuando se lo consultó sobre las encuestas que vienen marcando una ventaja de 10 puntos de Giustiniani sobre Bonfatti, Binner fue tajante: “Tenemos encuestas que dan 10 puntos arriba a Bonfatti”, números que el oficialismo nunca mostró.

“No me llama nunca”. Binner volvió a cuestionar a Giustiniani porque no lo llama ni ha visitado la Casa Gris para interiorizarse de la marcha del gobierno provincial.

“El (Giustiniani) no me llama nunca y nunca pasa por la Gobernación cada vez que va a Santa Fe. Son costumbres del senador, que no las comparto pero son la realidad. Nosotros con Giustiniani no tenemos un problema personal sino que tiene que ver con la continuidad de un plan que está funcionando en Santa Fe. Si usted me dijera que no se hacen escuelas, que no se hacen hospitales, que no se cumple con el programa, pero nosotros estamos cumpliendo plenamente con el programa de gobierno”, dijo el mandatario ante la atenta mirada de Bonfatti.

Y siguió con su apoyo irrestricto a Bonfatti: “Hay un plan estratégico que está funcionando, y el que más conoce de este plan es el ministro de Gobierno. Por lo tanto queremos decirle cariñosamente a la población que si queremos la continuidad del programa, quien conoce más la provincia es Bonfatti, que fue intendente de Las Parejas, que fue concejal, secretario de Salud Pública, diputado provincial”.

Consultado Binner si sería parte de la campaña electoral del Frente Progresista en caso de que el senador nacional y titular del Partido Socialista le gane la interna a Bonfatti, el gobernador señaló: “Si Giustiniani me invita lo vamos a acompañar, pero eso no va a ocurrir, yo estoy convencido de que gana Bonfatti”.

Después llegó el turno de la posibilidad de ir como candidato presidencial y allí llegó el contundente “once” como respuesta a la pregunta sobre del 1 al 10 cuántas eran sus ganas de ser candidato.

Esta repuesta puede tener dos lecturas, la primera es que Binner decidió dar batalla por la Casa Rosada y la segunda que es un mensaje al radicalismo nacional que no hizo nada para que Mario Barletta no se presente como precandidato a la Gobernación, debilitando las posibilidades de Bonfatti.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario