Política

Bermejo reconoció su derrota y el radicalismo vuelve a gobernar Mendoza

El candidato del Frente para la Victoria pidió disculpas, mientras que Ernesto Sanz celebró el triunfo de Alfredo Cornejo, situación que representa "la alternancia que se viene en la Nación”, aventuró.

Domingo 21 de Junio de 2015

El candidato peronista a la Gobernación de Mendoza, Adolfo Bermejo, reconoció esta noche su derrota y la victoria del radicalismo, que volverá al poder tras ocho años de gobierno kirchnerista.

“Queremos pedirle al peronismo de Mendoza disculpas. Asumo la responsabilidad de la derrota”, dijo Bermejo en el búnker del Frente para la Victoria, entre silbidos cuando se mencionaba al mandatario provincial, Francisco Paco Pérez.

Al gobernador se le achaca el no haber hecho coincidir las elecciones provinciales con las nacionales, porque entienden que un resultado electoral favorable a Daniel Scioli podría haber sido beneficioso para el peronismo local.

“Le pido disculpas al peronismo de Mendoza por no haberle dado el triunfo que esperaban”, insistió Bermejo.

Mientras tanto, el senador nacional y precandidato presidencial por la UCR, Ernesto Sanz, celebró la victoria de Alfredo Cornejo, al considerar que en esa provincia “fue posible la alternancia que se viene en la Nación”.

“La alternancia que se dio hoy en Mendoza será posible en la Nación. Es el triunfo de una unidad política en la que convergen varias fuerzas”, señaló Sanz, en relación a la alianza que su partido mantiene con el PRO que lidera Mauricio Macri.

“Es un triunfo contundente, claro en toda la provincia”, apuntó el senador.

Cornejo, junto a su compañera de fórmula, la senadora nacional Laura Montero, reveló que es un “gran orgullo haber sido electo gobernador de Mendoza”.

“Es un gran orgullo para mí en particular el ser electo gobernador de la provincia de Mendoza. Es un anhelo seguramente de muchos ciudadanos, pero para quienes estamos en esta actividad no solo tiene que ser el beneplácito personal, que por supuesto que sí lo es, sino una gran responsabilidad”, expresó Cornejo.

El postulante opositor formuló estas declaraciones en el búnker del frente Cambia Mendoza, adonde se mostró junto a Montero, de quien destacó que es “la primera mujer electa vicegobernadora en Mendoza”, y a los líderes del radicalismo mendocino y nacional, Sanz y Julio Cobos, y del PRO, Mauricio Macri, a quienes agradeció particularmente.

Cornejo dijo que durante su gestión propugnará un “diálogo constructivo” y un “clima de convivencia política”, como deben tener “los mendocinos y los argentinos”.

“Lo he invitado al gobernador (peronista Francisco) Pérez a desayunar mañana a mi casa a las 9.30 de la mañana y me ha aceptado la invitación”, anunció el gobernador electo y señaló que este será un “desayuno de trabajo a solas” para analizar asuntos de “la transición” de gobierno.

“Creo haber hecho una campaña muy austera, no he hecho demagogia en todo este tiempo. Pienso que Mendoza no está bien, pero también pienso que podemos empezar a resolver cada uno de los problemas que tenemos como sociedad y provincia y tengo fe en que podemos hacerlo y hacerlo bien, porque cuento con un gran apoyo”, dijo Cornejo y señaló que “en los últimos 20 años va a ser el porcentaje más alto en cantidad de votos para un gobernador”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS